Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

Responder
  1. #1
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,505
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    Hoy es el día de la lealtad peronista y raro que ningun peronista siquiera se tome la molestía de hacer el respectivo tema. Tal vez es porque Cambiemos se quiere llevar hasta el dia de la lealtad

    La pata peronista de Cambiemos también celebra el Día de la Lealtad
    El gremialista y líder del partido FE, Gerónimo Venegas, convocó a un acto en el club Atenas, de La Plata; se espera la presencia de Frigerio, Triaca y Ritondo, entre otros



    ¿Por qué se celebra hoy el Día de la Lealtad Peronista?
    El 17 de octubre de 1945 una multitud de trabajadores se concentró en Plaza de Mayo a favor del coronel. uan Domingo Perón ejercía simultáneamente los cargos de vicepresidente de la nación, secretario de Guerra y secretario de Trabajo y Previsión del gobierno militar que había derrocado al presidente Ramón Antonio Castillo, integrado por los generales Arturo Rawson, Pedro Pablo Ramírez y Edelmiro Farrell.

    Pero sus constantes enfrentamientos con la cúpula militar había llevado a las autoridades a tomar una drástica decisión: exigir su renuncia total. El 9 de octubre Perón cumple con la orden y al día siguiente inaugura una nueva etapa: brinda un discurso desde el balcón de la Secretaría de Trabajo que tuvo gran repercusión y en el que enumeró una lista de reivindicaciones laborales que deseaba llevar a cabo.


    Ante esta situación, el gobierno militar tomó otra decisión firme: ordenar la detención y el procesamiento de Perón y firmar por decreto la convocatoria a nuevas elecciones.

    Durante la madrigada del 11 de octubre, Perón y Eva se subieron a un automóvil rumbo a San Nicolás para desde allí instalarse en una isla del Delta, para que nadie supiera sobre su paradero. Al día siguiente, la Policía fue a buscarlo a su departamento. No lo encontró pero consiguió dar con el lugar en el que se refugiaba. Allí fueron el 13 de octubre y lo detuvieron y lo llevaron a la Isla Martín García.

    El 15 de octubre, varios sindicatos, arengados por el discurso peronista, declararon una huelga general con un objetivo concreto: exigir la libertad de Perón. La provincia de Buenos Aires protagonizó una gran movilización de días que mantuvo a la sociedad revolucionada. Mientras tanto, acusando problemas de salud, el coronel pidió su traslado al Hospital Militar de Palermo. Llegó allí durante la madrugada del 17 de octubre.

    Horas después, trabajadores de muchos barrios porteños salieron a las calles en una huelga masiva que coreaba consignas a favor de Perón. La cúpula militar en un primer momento no leyó lo que pasaba como una amenaza, confiaba que con el correr de las horas el tumulto popular iba a disiparse. Sin embargo, ocurrió lo contrario: se volvió cada vez más cuantiosa. Para algunos llegaron a ser cientos de miles; para otros, millones. Por eso, el ministro de Guerra Eduardo Ávalos aceptó charlar con el coronel para armar una especie de pacto: permitir que Perón se dirija a los manifestantes para calmar las aguas.

    Diez minutos después de las 23, el coronel salió a un balcón de la Casa de Gobierno en Plaza de Mayo y brindó un discurso para la historia en el que prometió seguir con su defensa a los trabajadores, les pidió que volvieran a sus hogares pero les solicitó que al día siguiente cumplieran con un paro. Fue liberado.

    "Esto es pueblo. Esto es el pueblo sufriente que representa el dolor de la tierra madre, que hemos de reivindicar. Es el pueblo de la Patria. Es el mismo pueblo que en esta histórica plaza pidió frente al Congreso que se respetara su voluntad y su derecho. Es el mismo pueblo que ha de ser inmortal, porque no habrá perfidia ni maldad humana que pueda estremecer a este pueblo, grandioso en sentimiento y en número. Esta verdadera fiesta de la democracia, representada por un pueblo que marcha, ahora también, para pedir a sus funcionarios que cumplan con su deber para llegar al derecho del verdadero pueblo", dijo Perón entre muchas otras cosas ante la multitud.

    Después de eso, Perón retomó la lucha política y consiguió incidir en el Ejército, dado que varias de sus figuras principales comprendieron su poder sobre las masas. El 22 de octubre, el coronel se casó con Eva Duarte y arrancó con su campaña política
    Peronismo, que cosa que da verguenza ajena; puede tener un menem y una cristina bajo un mismo techo y ni se inmutan. Lo que sea de bueno que haya hecho el General Perón en el pasado ya no esta, ya no queda nada ... ahora es solo una asquerosa máquina para obetener poder y retenerlo para poder ordeñar a la gente.

    Felíz Día ameegou!
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  2. Compartí este Tema:
    • Vistas: 458
    • Mensajes: 8
    Seguí este Tema: Suscribite
  3. #2
    Avatar de gatsuu
    Registración
    Nov 2007
    Mensajes
    3,601
    Ubicación
    Hurlingham, Argentina

    Re: Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    Cada vez más boot pro, ni te gastas en disimular jajaja
    • Me gusta
    Me gusta

  4. #3
    Avatar de Keyghan
    Registración
    Aug 2005
    Mensajes
    4,150

    Re: Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    gente con tanto tiempo al pedo
    • Me gusta
    Me gusta

  5. #4
    Avatar de SantanaBar
    Registración
    Dec 2003
    Mensajes
    5,201

    Re: Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    Les recomiendo a los compañeros reaccionarios del foro la nota de Silvia mercado en el pasquin infobosta. Gorilismo al palo, hasta hizo un loperfido: "no fueron 1 millón en la plaza".

    Enviado desde mi Moto G (4) mediante Tapatalk
    • Me gusta
    Me gusta

  6. #5
    Avatar de 04/1984
    Registración
    Sep 2010
    Mensajes
    3,159

    Re: Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    • Me gusta
    Me gusta
    "Tanto mercado como sea posible, tanto Estado como sea necesario".

  7. #6
    Avatar de .rkpost
    Registración
    Jan 2010
    Mensajes
    9,311

    Re: Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    Es el partido más panqueque del universo y hablan de lealtad, jajaja
    • Me gusta
    Me gusta

  8. #7
    Peliculas del Oeste Avatar de Kowalski.
    Registración
    May 2006
    Mensajes
    4,257
    Ubicación
    Graceland Mansion in Memphis, Tennessee

    Re: Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    Si, UN dia, los restantes 364 son otra historia.
    • Me gusta
    Me gusta
    Citar Mensaje original enviado por Blue Bob Ver Mensaje


    Todo el polvo del camino...

  9. #8
    quien te conoce pa... Avatar de ElbergaLarga
    Registración
    May 2006
    Mensajes
    3,445
    Ubicación
    Argentina

    Re: Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    • Me gusta
    Me gusta
    Citar Mensaje original enviado por Shin_K Ver Mensaje
    Esto es lo mas emocionante que he visto desde que el cometa Halley se estrelló con la Luna.
    Spoiler!  clickea  
    epicfreeprizes.com/?ref=1602684

  10. #9
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,505
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Hoy el Día de la Lealtad Peronista: Lealtad y peronista en la misma oración

    Dejo esta editorial que publican hoy en La Nacion. Interesante, para discutir el peronismo ... y si hay algún historiador que sepa, bueno, ver si la data que plantea como hechos lo son o esta acomodando las cosas en contra de los peronchos. De última supongo que es un articulo interesante para que los adolescentes conozcan una campanada diferente del peronismo en relación a la que se estuvo haciendo sonar los últimos años_


    Una refutación de la leyenda peronista
    Desde su origen, el partido fundado por Perón reivindicó como propias las conquistas sociales logradas a partir de mediados del siglo pasado; una mirada atenta y precisa de la realidad desmiente esta

    Hann pasado 71 años del 17 de octubre original y la interpretación que se le dé sigue dividiendo aguas en la Argentina. De ella depende todavía, en gran parte, nuestra ubicación frente a la realidad nacional. Conocemos lo que sostiene el peronismo. Según la leyenda, el 17 de octubre de 1945 el subsuelo de la patria se sublevó y salió a la calle para cambiar la historia. Hubo un antes, el de la Argentina agraria y oligárquica, con su miseria general y sus derechos conculcados, y un después, signado por la obra del general Perón, al que los argentinos le debemos los derechos sociales, la mejora en los salarios y el pasaje de un país agropecuario a otro industrial.


    Dejemos de lado el lado oscuro de la luna, que la leyenda no menciona. La conculcación de los derechos individuales, los diputados opositores en prisión, la obligación de afiliarse para mantener el empleo estatal, de usar crespón por la muerte de Evita y de poner fotos del General en despachos y verdulerías, las provincias no peronistas intervenidas, la red barrial de delatores, la tortura de disidentes en las comisarías, las huelgas militarizadas, los artistas presos, la sumisión del sindicalismo al Estado, el ominoso aparato de propaganda, los libros de lectura con "Amo a mi mamá y a Evita", el clientelismo distribuido con el sello "Fundación Eva Perón", la división de las familias por la primera grieta y los llamados del presidente y la jefa espiritual de la Nación a colgar opositores e iniciar hogueras en las que los cipayos y gorilas hallaran apropiada incineración. Al enemigo, ni justicia.

    Pongamos el foco en los aspectos que quienes inician su discurso con "Yo no soy peronista, pero..." reconocen como méritos del peronismo: las leyes sociales, la distribución del ingreso y la Argentina industrial. Y bien, desde el fin de la crisis del 30 hasta 1945, la industria crecía al 5,6% anual, en línea con la Argentina "agropecuaria", cuya industria había crecido por 70 años al impresionante promedio del 5,5% anual. Eso permite otra perspectiva sobre el 17 de octubre, no ya como producto de la maldad oligárquica, las condiciones de vida inhumanas y el atraso productivo, sino como expresión de un país en rápida industrialización y con una clase trabajadora en alza que reclamaba, con justicia, mayores participación y derechos.

    En la Argentina "industrial" que parió el peronismo, el crecimiento industrial bajaría a casi la mitad: 3% (1946-2015). Y el descenso empezó con Perón. La media 1946-1955 fue 4,9%, más baja que la de la oligarquía pastoril anterior y que la revolución fusiladora posterior: 8,8% entre 1955 y 1958. Y venía creciendo al 7,1% entre 1964 y 1974 cuando Perón volvió a la patria para evitar la desindustrialización. Así fue como Cámpora-Perón-Isabelita promediaron 1,6% anual promedio (1973-1975). ¡Hasta Menem lo hizo mejor!: 2% entre 1991 y 2001. ¿Neoliberalismo? Puede ser. Pero el siguiente peronista, Duhalde, marcó el récord desindustrializador: -10% en 2002 del "salvador de la patria", que sólo salvó al peronismo y les abrió la puerta a Néstor y la década saqueada.

    Lo que el peronismo presenta como "los principios sociales que Perón ha establecido" fue fruto de una larga lucha de la sociedad argentina que contó con el apoyo de la mayoría de los partidos. El descanso dominical es de 1905, gobierno de Roca; las vacaciones pagas son de 1933 (Uriburu); la jornada de ocho horas es de Yrigoyen (1929), y la primera ley de jubilaciones fue sancionada durante el gobierno de Alvear (1924). También fueron fundamentales los aportes de los diputados socialistas. De su autoría fue la primera ley de protección del trabajo de mujeres y niños (1907, Figueroa Alcorta); la de accidentes de trabajo (1915, Sáenz Peña); la primera reglamentación del trabajo a domicilio (1918, Victorino de la Plaza), y las leyes de indemnización por despido sin causa, protección de la maternidad y licencia paga por enfermedades (1933, Uriburu).

    Lejos de las pretensiones de la leyenda peronista, la legislación social argentina era la más avanzada de América latina y una de las más completas del mundo antes del peronismo. Los logros de Perón -el estatuto del peón de campo, la ampliación del sistema jubilatorio, los fueros laborales y el aguinaldo- fueron en su carácter de miembro de la dictadura militar de 1943-1946 y no hay forma de reivindicarlos sin aceptar que Perón fue un golpista. Además, eran la estrategia central de la campaña presidencial que preparaba la dictadura para perpetuarse en el poder y formaban parte de una profundización de los derechos sociales que estaba teniendo lugar en todo el mundo sin necesidad de dictaduras ni populismos.

    Hasta donde sé (acepto desmentidas), no hay una sola ley social de importancia sancionada originalmente por un gobierno democrático peronista. Ampliaciones, sí. Pero las hay de todos lados, como el famoso artículo 14 bis, que es de 1957, plena revolución fusiladora.

    En cuanto al fifty-fifty de distribución del ingreso peronista, tampoco es cierto. Es verdad que los días más felices fueron peronistas: en 1946-1949, 1973-1974, 1991-1994 y 2003-2007 hubo aumento de los salarios y de la participación de los trabajadores en la renta. Pero fueron platas dulces efímeras e insustentables que terminaron en crisis y planes de ajuste, como el Plan de Austeridad de Perón, de 1952. Y los mayores retrocesos de la historia también fueron peronistas. Los 6,9 puntos de participación en la renta laboriosamente ganados por el General entre 1946 y 1955 se perdieron entre 1973 y 1976 (-14,8%) gracias al Rodrigazo. Si sumamos los 10,7 puntos perdidos en el ajustazo 2002 de Duhalde y reagrupamos los datos según los tres grandes grupos políticos argentinos (peronistas, militares, radicales), el que peor lo hizo fue el peronismo.

    No existe ninguna evidencia de que el peronismo haya jugado un rol a favor de la justicia social más allá de las declaraciones. El 17 de octubre de 1945, las condiciones de vida del pueblo argentino eran peores que las de hoy, pero eran las mejores de América latina; superiores, incluso, a las de países europeos como España e Italia, de los que nos seguían llegando miles de emigrantes. En cambio, hoy, miles de argentinos se han vuelto a la tierra de sus abuelos y la única inmigración que nos llega proviene de los países más pobres de América del Sur.

    La pobreza argentina casi triplica la de Uruguay y la de Chile, que hasta 1945 nos miraban con admiración y envidia. Y desde entonces el peronismo ha gobernado 34 años y seis meses, tanto como los radicales y los militares juntos; con tres décadas de hegemonía ininterrumpida en manos de Perón, Menem y los Kirchner; caso único. Han gobernado, además, 24 de los 26 años transcurridos entre 1989 y 2015, y controlado sin interrupción el Senado, la mayoría de las provincias, la provincia que es casi la mitad del país, los sindicatos y la policía bonaerense, dejando un 29% de pobres después de doce años de soja por las nubes y corrupción. ¿Se harán cargo, alguna vez, de lo que les han hecho a los que decían representar y defender?

    En cuanto al rol de payador perseguido que la leyenda le adjudica, el peronismo participó de todos los golpes militares del siglo XX, excepto, claro, los que se dieron contra sus gobiernos; así como de las destituciones de Alfonsín y De la Rúa, como han admitido muchos de sus dirigentes, incluida la ex presidenta de la Nación. Perón fue un conspicuo miembro del Partido Militar, con el cual participó de los golpes de 1930 y 1943, llegando a vicepresidente de aquella dictadura; recibió el ofrecimiento de la candidatura presidencial de los jefes del Ejército y ante ellos renunció en 1955, y no ante la CGT ni el Congreso. Lo que también permite ver el 17 de octubre de 1945 desde otra perspectiva; no ya como la lucha entre el pueblo y el Ejército oligárquico, sino como un enfrentamiento interno en el Ejército entre su rama elitista y su rama populista, que Perón lideraba.

    El peronismo tiene, qué duda cabe, todo el derecho a abrazar su interpretación de la historia y a festejar el 17 de octubre y la leyenda, de cuyo último capítulo, el relato, acabamos de deshacernos. Por nuestra parte, quienes somos críticos del peronismo tenemos derecho a reconocer los genuinos anhelos de democratización que el peronismo generó, pero considerar, también, que los traicionó, y desde el primer día. Así como tenemos derecho a exigir que de vez en cuando los peronistas acerquen algún dato que corrobore la leyenda en vez de andar insultando a sus refutadores. Después de todo, la única verdad es la realidad, compañeros.

    Fernando A. Iglesias - Ex diputado, escritor y periodista
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  11. Compartí este Tema:
    • Vistas: 458
    • Mensajes: 8
    Seguí este Tema: Suscribite
Responder