El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) accedió una nueva base de datos sensible. Esta vez, documentos con información sobre más de 175.000 sociedades offshore, fundaciones y fondos fiduciarios constituidos en las islas Bahamas entre 1990 y 2016, como así también sobre sus directivos y algunos de sus accionistas y "beneficiarios finales". Ahí vamos otra vez y por supuesto, tenemos argentinos en el listado.

BahamasLeaks: figuran grandes empresarios argentinos
Los Garfunkel, Blaquier, Bulgheroni, Tabanelli y el Grupo Techint son algunos de los hombres de negocios que aparecen en la nueva filtración. Consultados por este diario, la mayoría de los empresarios argentinos afirmó que declaró sus operaciones ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) o la Inspección General de Justicia, por lo que esa operatoria sería legal. ... fuente

El material llegó al ICIJ por medio del Süddeutsche Zeitung, el diario alemán que también obtuvo el material que conformaría los Panamá Papers, cuya difusión desde abril de este año sacudió las finanzas internacionales y forzó las renuncias de múltiples funcionarios alrededor del mundo.

Con el material sobre Bahamas ya en su poder, ICIJ decidió subirlo a Internet donde puede ser revisado de manera gratuita por cualquier interesado en una base de datos combinada con la información asequible sobre los Panamá Papers.

BahamasLeaks: aparecen sociedades vinculadas a las familias Macri y De la Rúa
En una nueva filtración de documentos de sociedades offshore, figura una firma del grupo Socma y dos compañías de Antonio y Aíto De la Rúa, los hijos del ex presidente
Entre los nombres más trascendentes aparece el holding Socma -que integró el presidente Mauricio Macri-, los hijos del ex mandatario Fernando de la Rúa, la comisionada de la Unión Europea (UE) para políticas de competencia comercial, Neelie Kroes, o el ex ministro colombiano de Energía, Carlos Caballero Argáez.

Ese material ahora disponible incluye precisiones además sobre los nombres de las sociedades, sus fechas de creación, los domicilios legales constituidos y su dirección postal, como así también, en ciertos casos, los nombres de sus directores.

A diferencia de los Panamá Papers -con sus 11,6 millones de archivos que incluyen desde correos electrónicos, contratos, audios y copias escaneadas, entre otros documentos-, sin embargo, el material obtenido de Bahamas es más acotado. No aporta precisiones, por ejemplo, si los directores de una sociedad son sus verdaderos controlantes o apenas prestan su firma a cambio de una tarifa preacordada.

Aún así, la filtración ofrece nuevos datos e indicios -en especial en combinación con los Panamá Papers- sobre la forma de hacer negocios de políticos, empresarios y delincuentes de cuello blanco, como así también de abogados y banqueros dedicados a mover fortunas alrededor del mundo.

Así, por ejemplo, el material disponible incluye los nombres de 539 agentes registrados, es decir, los intermediarios entre las autoridades de Bahamas y los clientes que desean crear una compañía offshore. Entre ellos, los que trabajan para Mossack Fonseca, epicentro de los Panamá Papers, que montó al menos 15.915 sociedades en esa constelación de 700 islas en el Caribe que llegó a promoverse a sí misma como "la Suiza del Oeste".

Su rol como declamado paraíso fiscal llevó, por ejemplo, a que la OCDE la incluyera en 2000 en su lista negra de lavadores de activos, para retirarla luego de que las autoridades locales impulsaran un paquete de reformas en nueve leyes. Aún así, en 2009 quedaron en una posición intermedia, conocida como la "lista gris" de la Organización, en tanto que la Unión Europea (UE) incluyó a ese país entre 30 paraísos fiscales "no cooperantes".

"Bahamas está a la par de Panamá en cuanto a su sed por -y tolerancia ante- el dinero negro", afirmó Nicolás Shaxson, autor del libro "Islas del Tesoro: paraísos fiscales y los hombres que se robaron el mundo", quien considera que el archipiélago es una de las jurisdicciones offshore con reputación más peligrosa que otras más grandes o conocidas como Suiza. "Lo que Bahamas está diciendo es 'mientras el resto está siendo transparente, tus secretos están seguros con nosotros".