En agosto próximo, empezarán los trabajos para construir el segundo emisario del arroyo Vega que correrá paralelo al existente y permitiría drenar el doble de agua. El canal subterráneo, que se prevé estaría terminado en un plazo de 32 meses, tendrá 8,4 kilómetros de extensión y cruzará cinco barrios: Agronomía, Villa Ortúzar, Parque Chas, Colegiales y Belgrano. Este último es uno de los más perjudicados cuando el Vega agota su capacidad de escurrimiento. Buenas noticias para los vecinos de la zona.


Adjudicaron una megaobra para evitar inundaciones por el arroyo Vega
Es la cuenca que provoca anegamientos en Belgrano; construirán un segundo emisario para colectar agua en la zona; duplicará la capacidad de escurrimiento

El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, y el ministro de Desarrollo Urbano, Franco Moccia, presentaron ayer la que consideraron "la segunda obra más importante", que beneficiará a 315.000 vecinos de esos barrios. El segundo emisario del Vega costará 135 millones de dólares y su construcción fue adjudicada a las firmas Cartellone, Roggio y Supercemento.

La cuenca, la segunda más grande después de la del Maldonado, tiene una superficie de aproximadamente 1700 hectáreas. El emisario principal, construido a mediados del siglo XX, corre por debajo de la calle Blanco Encalada y permite recibir unos 110 metros cúbicos de agua por segundo. Tres años atrás, se realizó una obra paliativa: la ampliación del aliviador Monroe, desde el arroyo hacia el Río de la Plata.

Con este segundo emisario, que se tenderá casi en su totalidad debajo del eje de las calles La Pampa y Salvador María del Carril, el gobierno y los ingenieros esperan duplicar la capacidad de escurrimiento y mitigar los efectos de una lluvia copiosa de hasta 80 milímetros caídos durante dos horas seguidas.

De los 8,4 kilómetros de extensión que tendrá el conducto, seis se construirán mediante la utilización de una tuneladora de 5,3 metros de diámetro, un poco más pequeña que la usada para el arroyo Maldonado; se prevé que la máquina avanzará 15 metros por día. Este tramo irá desde el Río de la Plata por debajo de La Pampa, hasta Victorica, en Villa Urquiza. Circulará 10 metros más abajo que el subte y no afectará, aseguraron los funcionarios, la normalidad en la superficie.

Los 2400 metros restantes del emisario se concretarán bajo la modalidad de túnel en galería, que tendrá un diámetro de 3,5 metros. Se ejecutará desde Victorica por Ballivian y su continuación, Nueva York, hasta la calle Helguera. Al mismo tiempo que los trabajos avancen se construirán nuevos sumideros para aumentar el grado de captación del nuevo conducto.

Una vez finalizada la construcción del segundo emisario, se agregará una quincena de ramales secundarios (con una extensión total de 10 kilómetros), en un plazo de tres años, que alimentarán a ambos pluviales.

En toda la ciudad, el gobierno porteño prevé invertir 316 millones de dólares en obras para mitigar inundaciones. De ellos, 126 millones son provistos por fondos propios de la Ciudad y el monto restante es un préstamo solicitado al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento. Los primeros US$ 135.000.000 se destinarán al segundo emisario del arroyo Vega y otros 200 millones de dólares costarán los sumideros y la construcción de los ramales alimentadores.