Queremos un país normal.

Uno donde se invierta, que esa inversión no traiga aparejada ninguna "tramoya" ni que haya que hacer un blanqueo de guita para que eso ocurra.