Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteamericano

Responder
Ir a PrimeroPrimero ... 71314151617
  1. Avatar de Electrolineal
    Registración
    Aug 2014
    Mensajes
    938

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Citar Mensaje original enviado por FloatingFeather Ver Mensaje
    Bla bla bla, lo que hemos visto es que Macri tiene gente paga en las redes sociales, el resto es parte del relato hegemonico recolectado del suelo por los junta migas del PRO.

    Compartí una editorial del New York Times sobre la visita de Obama, me encanta tu tolerancia republicana a las opiniones detractoras del relato hegemónico de tu gobierno.
    Ya vi tu post en Taringa, no me convenció ni tampoco a la mitad mas uno que lo votó, alguien te paga para difamarlo (periodista mercenario) o sos cómplice de la DEKADA ROBADA.
    • Me gusta
    Me gusta

  2. La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,548
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    ja, wow, argumentos que defienden o critican no se bien que: "dictadura, dictadura" ... ????

    Dejo algunas cositas que me parecen interesantes:

    Obama, Macri y el progresismo papanatas

    Hace unos años, en el número 70 de la calle Ferraz, cinco políticos argentinos que visitaban Madrid escucharon por primera vez de boca de Felipe González su caracterización sobre el neopopulismo. Según el líder socialdemócrata no se podía confundir a chavistas y kirchneristas con el progresismo a pesar de su discurso izquierdoso: "Ellos practican una utopía regresiva", les explicó. Es decir, una quimera desactualizada, cuyo objeto deseado no se ubica adelante sino atrás: no proyecta hacia el futuro; sólo busca regresar a alguna época presuntamente dorada y perdida. Lo contrario del progreso es el retroceso, que resulta esencialmente reaccionario. De alguna manera Barack Obama se hizo cargo estos días de esa caracterización al definir a Cristina como "una dirigente con una retórica de los años 60 y 70". La Pasionaria del Calafate estará, por supuesto, orgullosa de encarnar esos ideales tardíos, a pesar de que revelan sus límites etarios y su cristalización en una estación de la obsolescencia.

    Aunque no todas las culpas le caben a la gran dama. En la Argentina hay progresistas inteligentes y modernos, pero también cunde un progresismo retrógrado y papanatas formado por kirchneristas y antikirchneristas, todos unidos por su analfabetismo económico, su pereza intelectual, sus prejuicios aldeanos y su antioccidentalismo hipócrita. Una parte de ese segmento, formado por tiernos artistas y épicos militantes de Palermo Hollywood, apoyó en otra época asesinatos políticos en nombre de la Patria Socialista y luego se enamoró de un régimen autoritario y corrupto. Y muchos de los que se colocaron en la vereda de enfrente no lo hicieron desde una lucidez superadora: algunos comparten incluso las mismas taras que los kirchneristas, esa cosa culpógena, arrogante y simplificadora según la cual toda la vida puede encerrarse eternamente en izquierdas y derechas, algo tan antiguo e inservible como la linotipia. Ciertos progres esperan la llegada de un gobierno que no sea del palo para volver a unirse, en una amalgama feliz y bullanguera; para posar de sensibles sociales (justo ellos que no conocen ni un pobre de cerca); para apedrear los escaparates del capitalismo mientras van de shopping; para criticar a Europa aunque la visiten con veneración, y para crear un nuevo relato de virtuosos y réprobos. La palabra "sustentabilidad" les resulta incomprensible: creen que la plata del Estado llueve y es infinita, y que abrirse al mundo necesariamente es someterse al imperialismo. Y no se preocupan por entender cómo se deben administrar con responsabilidad los dineros públicos para no caer cada tanto en una crisis macroeconómica. No reconocen la grave herencia que dejó la peripecia cristinista, y tampoco el hecho de que nos llevará años poder superarla. Estas "almas bellas" comparten con los ortodoxos neoliberales el deseo inconfesable de que Macri produzca de una vez por todas un ajuste salvaje, privatice a mansalva y se convierta en Menem ("contra el Turco estábamos mejor"), así todos se amigarán en el repudio y se apoltronarán en sus cómodas trincheras libertarias. Ese mismo sector le hizo todo el daño posible a Raúl Alfonsín, a quien catalogaba como "la nueva derecha" y como "el presidente de las multinacionales". Eso me consta personalmente, porque yo era entonces un progre papanatas para quien el padre de la democracia resultaba un mediocre y un entreguista; luego tuve que pedirle disculpas personales por esa tira de sandeces. No comparo aquel alfonsinismo con el frente Cambiemos, y de hecho habrá que castigar con dureza a la nueva administración nacional si no logra su cometido normalizador, pero traigo a cuento todo esto para mostrar la ceguera histórica y la pérdida del sentido común de cierto progresismo vernáculo, grupo amplio e invertebrado que debería hacer autocrítica y refundarse, porque fracasó como gobierno y también como oposición. Y porque esta semana cayó en el ridículo con la visita de Obama y convalidó sin escandalizarse que notorios corruptos e impresentables se vistieran de santos a expensas de los desaparecidos durante la conmemoración de los 40 años del golpe militar.

    El verdadero escándalo es que sus lenguaraces mantengan un trazo grueso según el cual Carter y Obama son lo mismo que Reagan y Donald Trump, y también que cualquier vínculo con Estados Unidos tenga obligadamente que reducirse a las "relaciones carnales". Durante la Guerra Fría, la Casa Blanca apoyó dictaduras tenebrosas y luego con el Consenso de Washington intentó inocular políticas rapaces. Pero lo cierto es que ha hecho mea culpa sobre esas etapas: adjudicarle a Obama aquellos pecados sería tan injusto como responsabilizar a Macri por la Triple A y la guerra de Malvinas. Algunos yanquis también utilizan la brocha gorda con nosotros, y creen que todos somos iguales: antidemocráticos, venales y peligrosos. Obama es el mandatario más progresista de los Estados Unidos, representante de una minoría perseguida por el racismo, autor del más revolucionario seguro de salud para los pobres, contrario a las incursiones belicistas a gran escala e impulsor de la paz definitiva con el castrismo cubano. Durante sus casi ocho años de gestión se retiró de nuestras vidas y dejó que nosotros nos equivocáramos solitos. Luego de perder el juicio con los holdouts en Nueva York, Cristina intentó seducirlo para que presionara a los jueces. Como Obama se negó, la despechada nos entregó de pies y manos a las simpáticas autocracias de Maduro y Ahmadinejad.

    Necesitamos al presidente demócrata para que anoticie al mundo: ya no somos una nación bolivariana y tampoco formamos parte de la crisis institucional brasileña. También para que los inversores pongan los ojos en este país irrelevante que intenta ponerse de pie con un déficit incendiario y después de una época de aislacionismo infantil. Quienes creen que Obama viene a someternos están tan equivocados como quienes piensan que solucionará nuestras vidas. Quienes quieren rechazarlo como si fuera el demonio están tan tristemente errados como quienes creen que es un dios milagrero. Necesitamos a Estados Unidos y a Europa, y también a Rusia y a China. Necesitamos a todos porque nos urgen créditos e inversiones, lo único que puede salvarnos de un Rodrigazo, de una hiperinflación o de un ajuste masivo que dejaría a un millón de personas en la calle y crearía una convulsión social. A Obama le interesa poner como ejemplo a un gobierno que viene a reinstaurar los valores republicanos. Y a nosotros nos conviene que a Obama le interese eso. Parece un trato justo. No tenemos que arrodillarnos ni sacar el puñal, extremos en los que nos colocaron peronistas de distinta extracción pero con idéntico vicio: la fe de los conversos.

    El reconocimiento de los errores norteamericanos durante la dictadura, su homenaje a las víctimas y la desclasificación de los archivos del Pentágono y la CIA no calmaron al progresismo, que arropó en su marcha humanitaria a personajes patibularios y prefirió aferrarse como autómata a la utopía regresiva. Valdría la pena que todos recordáramos aquel monólogo generacional de Solos en la madrugada: "Van a acabarse para siempre la nostalgia, el recuerdo de un pasado sórdido, la lástima por nosotros mismos -recitaba Sacristán-. No podemos pasarnos otros 40 años hablando de los 40 años. Tal y como vivimos estamos fracasando. Vamos a intentar algo nuevo y mejor. Vamos a cambiar la vida y vamos a empezar por nosotros".

    Una fotografía tomada durante el atardecer del jueves en Bariloche, y difundida por Mauricio Macri en las redes sociales, expresa quizá todo lo que el primer mandatario argentino pretendía transmitir de la visita de Barack Obama a la Argentina. La imagen lo muestra a él escuchando atentamente a Michelle Obama, y a Juliana Awada unida en un abrazo a un sonriente presidente norteamericano, como si se conociesen de toda la vida. En el particular lenguaje de los gestos, el mensaje puede resumirse con una palabra en inglés: trust, que significa "confianza".
    La foto del swingueraso

    Que la política exterior es el punto más fuerte del gobierno de Macri en sus primeros 100 días de gestión lo evidencia la simple lectura de algunos comentarios de la prensa extranjera sobre la Argentina actual. El influyente diario británico Financial Times comparó días atrás la "humillación nacional" que representó para nuestro país el intento de confiscación de la Fragata Libertad en Ghana, hace cuatro años, con el reciente hundimiento por guardacostas argentinos de un barco chino que pescaba ilegalmente en aguas cercanas a la Patagonia.
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  3. Avatar de elhefe
    Registración
    Jan 2003
    Mensajes
    15,692

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Citar Mensaje original enviado por FloatingFeather Ver Mensaje
    Bla bla bla, lo que hemos visto es que Macri tiene gente paga en las redes sociales, el resto es parte del relato hegemonico recolectado del suelo por los junta migas del PRO.

    Compartí una editorial del New York Times sobre la visita de Obama, me encanta tu tolerancia republicana a las opiniones detractoras del relato hegemónico de tu gobierno.
    Ahora podemos citar al times? Antes lo desestimabas &541;
    • Me gusta
    Me gusta

  4. Avatar de FloatingFeather
    Registración
    Mar 2015
    Mensajes
    1,665

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Citar Mensaje original enviado por Electrolineal Ver Mensaje
    Ya vi tu post en Taringa, no me convenció ni tampoco a la mitad mas uno que lo votó, alguien te paga para difamarlo (periodista mercenario) o sos cómplice de la DEKADA ROBADA.
    ¿Difamar que cosa? hay videos de sesiones de la legislatura donde los diputados del PRO amenazan de muerte a un diputado del FIT, videos con declaraciones de Macri, y notas a diarios. Eso no es difamar, es informar, es información, no una opinión política o una mera desacreditación, son HECHOS comprobables, como la causa por el contrabando de autopartes, o las relaciones de Macri con la trata y con los agentes de la SIDE. Difamar es lo que hacen los trolls Macristas en este foro.
    • Me gusta
    Me gusta

  5. Avatar de FloatingFeather
    Registración
    Mar 2015
    Mensajes
    1,665

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Citar Mensaje original enviado por elhefe Ver Mensaje
    Ahora podemos citar al times? Antes lo desestimabas &541;
    Es una falacia descalificar a las fuentes. De todas formas, en varias ocasiones el Times sacó notas que podría considerar "ideológicamente afines". Recuerdo la nota en la cual una periodista contaba que Griesa se había dormido en medio de la audiencia, que había demostrado no comprender ciertos planteos en el juicio, y ponía en duda su aptitud intelectual para continuar con el juicio de los hold outs.
    • Me gusta
    Me gusta

  6. Avatar de Electrolineal
    Registración
    Aug 2014
    Mensajes
    938

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Citar Mensaje original enviado por FloatingFeather Ver Mensaje
    ¿Difamar que cosa? hay videos de sesiones de la legislatura donde los diputados del PRO amenazan de muerte a un diputado del FIT, videos con declaraciones de Macri, y notas a diarios. Eso no es difamar, es informar, es información, no una opinión política o una mera desacreditación, son HECHOS comprobables, como la causa por el contrabando de autopartes, o las relaciones de Macri con la trata y con los agentes de la SIDE. Difamar es lo que hacen los trolls Macristas en este foro.
    Si un dipoutado PRO se larga un pedo, con eso no tapa una cagada que se mandó un diputado K.
    Por otra parte en plena sesión democrática ya dijeron que si alguien fué amenazado que se dirijan a la justicia.
    • Me gusta
    Me gusta

  7. La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,548
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Nos gobierna Obama

    Según una versión que corrió en los últimos días, con la comitiva de más de 800 personas que acompañó a Obama vino una suerte de doble de él; alguien que es recontra parecido y al que usan por seguridad en los traslados para que no se sepa dónde está el verdadero presidente. Pues bien, como en La Cámpora me habían hablado pestes de la visita y del visitante, y a mí me pareció un tipo encantador, democrático, sencillo, ahora me pregunto si el que vimos en Buenos Aires no habrá sido el Obama trucho.

    El Obama del que me hablaban los camporistas era tan ogro -"capitalista salvaje", "buitre", "imperialista"- que no entiendo por qué Cristina lo persiguió durante años para hacerse una selfie. A ver: mi Obama es negro y progre. El de ellos, rubio y neoliberal. El mío llegó a un histórico acuerdo con Irán, ordenó el retiro de tropas de Afganistán y promovió la paz con las FARC en Colombia. El de ellos es un exterminador. El mío llegaba de Cuba. El de ellos, de Wall Street. El mío vino a sellar una alianza estratégica. El de ellos, a consumar nuestro sometimiento. Mi Obama es Obama. El de ellos es Donald Trump.

    Por supuesto, el equivocado soy yo. Todos los que lo elogiaron estos días están equivocados. Con los gringos nunca hay que confiarse. Son puro marketing y lo único que les interesa es la guita. Fíjense que apenas puso un pie en Buenos Aires dijo que quería conocer cuatro cosas. La Rosadita, porque había visto los videos y se quedó impresionado con la habilidad para contar en un santiamén tantos millones de dólares. Segundo, el Hipódromo de Palermo, gran atracción turística por tener, gracias al emprendedor Cristóbal López, la mayor concentración de tragamonedas del mundo: 4600. Después, la empresa Hotesur, extraordinario caso de una cadena de hoteles semivacíos con facturación récord. Y, por último, tenía ganas de conocer a Martín Báez, el chiquitín que en un puñado de años multiplicó 2200 veces su patrimonio.

    Por su apretada agenda, no fue posible. También se quedó con las ganas de ver a Cristina. La historia la contó el otro día Alfredo Leuco. Según parece, Obama reveló acá que años atrás ella lo llamó a la Casa Blanca y habló sin parar durante 24 minutos ("se habló encima", diría Pagni). Jamás le había pasado algo así. "No me dejaba meter una sola palabra", rió. Nada que no haya vivido el Papa, por ejemplo. Obama quedó sorprendido y extenuado ante esa catarata, aunque no tanto como la pobre traductora, que pidió inmediatamente la jubilación y hoy vive dentro de un pozo en el desierto de Nebraska. ¿Para qué quería ahora Obama ver a Cristina? "Es que nunca pude decirle que no le entendí absolutamente nada."

    Reconozco, además, que hay un Obama para las cámaras, osito de peluche, y uno en la intimidad, intransigente. A Raúl Castro le costó una enormidad convencerlo de que tenía que enfrentar a los periodistas y contestar todo lo que le preguntaran. Y que era muy conveniente que se reuniera con los disidentes. Para venir a la Argentina puso miles de exigencias. Su flota iba a ser de ocho aviones (pobre Cris, que le dijeron de todo porque usaba cinco). No quería tránsito en las calles ni semáforos en rojo. Exigió que le mostraran el imponente desarrollo urbano del kirchnerismo: la proliferación de villas. Exigió un encuentro con jóvenes, abierto a preguntas y respuestas, con la aviesa intención de opacar aquellas inolvidables jornadas de la señora en Harvard y en Georgetown. Ya había exigido que se levantara el cepo, para que Michelle y sus dos hijas pudieran arrasar los shoppings. Exigió conocer el Sur, pero lo engañaron: quería ir a Río Gallegos y no a Bariloche. Exigió que al operativo de seguridad se sumaran Quebracho y Luis D'Elía, y que ante cualquier eventualidad intervinieran Berni y la fiscal Fein. Que la visita al Parque de la Memoria fuera breve y sin zurditos. Exigió estacionar sus autos blindados -las dos "Bestias"- en un lugar donde no hubiese trapitos. Que Kicillof no pretendiera enseñarle economía. Que alguien le jurara que Boudou es de verdad, que no es un invento. Que el protocolo de cooperación en la lucha contra el narcotráfico incluyera un botón antimorsa. Y que lo dejaran sacarse una foto en el gran despacho de Máximo en el Congreso.

    Ya ven, con tipos así no se puede. Habló de "transición", como si hubiésemos pasado de un régimen autoritario a una democracia. No se cansó de elogiar los primeros 100 días de Macri, como si esos 100 días fueran posibles sin la extraordinaria herencia recibida. Y no dijo una palabra de Precios Cuidados, de Ahora 12, de la generosidad de la AFIP de Echegaray con algunos grandes evasores. Por eso me dio bronca que tantos peronistas, tantos gobernadores y sindicalistas que hasta diciembre le rendían pleitesía a la señora, ahora hayan ido a rendirse a los pies de Obama en la comida del miércoles. Comida que se hizo en el Centro Cultural Kirchner, una afrenta a la memoria de un mártir cuya única vinculación con el imperio era que le gustaba ahorrar en dólares.

    Lo bueno es que Obama se fue. Se fue y se llevó su familia, su doble, sus avioncitos, sus "Bestias", los 800 tipos y toda esa parafernalia que trajo. No nos visitaron. Nos invadieron. Venían a quedarse con la Argentina del milagro que dejó Cristina. Pero llegaron tarde. De ese país ya no queda nada .... fuente
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  8. Get on my Horse!! Avatar de SalvorHardin
    Registración
    Mar 2009
    Mensajes
    15,302
    Ubicación
    Argentina

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    • Me gusta
    Me gusta
    "Se cagan en el team, le mean encima, y arriba se comen un asado"

    The Chief...

  9. La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,548
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    EE.UU. muestra más gestos de acercamiento a la Argentina
    Anuncian un plan de visas y más intercambio comercial; agilizan la apertura de archivos y la cooperación en seguridad


    Un mes y medio después de la visita de Barack Obama a la Argentina, Estados Unidos comenzó a mostrar sus primeros gestos concretos de sintonía con la administración de Mauricio Macri en al menos en cuatro direcciones concretas: el plano comercial, la cooperación en seguridad, la agilización de los visados y la desclasificación de los archivos de la dictadura.

    El secretario de Comercio, Miguel Braun, estuvo hace 10 días en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, junto a los embajadores Noah Mamet y Martín Lousteau, con 90 empresarios de ese país, y en el Consejo Empresarial Internacional se vio con 30 directivos de empresas. Allí, el funcionario macrista no sólo se llevó promesas de inversiones y la decisión del gobierno norteamericano de avanzar en la agilización de la importación de carnes y limones de la Argentina. También se cerró una visita de Stefan Selig, el subsecretario de Comercio Internacional, que vendrá el 23 de mayo al país para profundizar la agenda de intercambio comercial.

    Por otra parte, para cumplir con las promesas que hizo Obama en su paso por Buenos Aires, el próximo lunes la embajada de Estados Unidos anunciará el comienzo de un nuevo programa que permitirá flexibilizar el trámite para sacar la visa norteamericana. El segundo de la embajada de Estados Unidos, Kevin Sullivan, y el cónsul general, Brendan O'Brien, darán a conocer el nuevo programa que facilitará el trámite de visado para los argentinos menores de 16 años y mayores de 66. En América latina sólo Brasil cuenta con este programa de "exención ampliada" de visa y se trata de un paso que acerca más a la Argentina a que obtenga el programa de Visa Waiver que hubo en los años 90 y que directamente no exige el visado. Hasta ahora, sólo Chile cuenta en América del Sur con este tipo de plan pero la Argentina ya tendría requisitos suficientes para incorporarse nuevamente al Visa Waiver.

    Por otra parte, la decisión de Obama de abrir los archivos secretos del Departamento de Estado y de Inteligencia de Estados Unidos relacionados con la época de la dictadura ya está en marcha. Ante una consulta de LA NACION sobre la situación de ese anuncio de Obama, fuentes de la embajada de Estados Unidos dijeron que "la desclasificación de los documentos va a llegar por tandas". También se detalló que el plan "progresa a buen ritmo", aunque aclararon que una revisión tan amplia, que involucra a tantas agencias distintas, lleva tiempo.

    Además, la revisión de los archivos secretos se está haciendo "línea por línea y palabra por palabra, ya que los documentos son relativamente viejos ", dijeron.

    En otro orden, diferentes organismos de seguridad de Estados Unidos comenzaron a trabajar en cooperación con el Ministerio de Seguridad y con la Dirección Nacional de Migraciones de la Argentina para avanzar en programas de capacitación e intercambio de información sensible para la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y la trata de personas. Según pudo saber LA NACION, este intercambio ya se puso en marcha con cursos de capacitación y viajes de funcionarios de peso.
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  10. Vault 101 Avatar de ChapaNDJ
    Registración
    Nov 2008
    Mensajes
    16,529
    Ubicación
    Nowhere, Argentina

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Un lujito. Asi me gusta.

    Enviado desde mi móvil vía 3DG App.
    • Me gusta
    Me gusta

  11. La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,548
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Novedades:

    El Gobierno retoma el intercambio militar con Estados Unidos
    Una misión del Ministerio de Defensa partió a Washington para definir estrategias comunes

    Decidido a dejar en el olvido la "política del alicate", que inmortalizó el ex canciller Héctor Timerman cuando en febrero de 2011 incautó material de un avión militar nor-teamericano en Ezeiza, el Gobierno se propone restablecer la relación bilateral con Estados Unidos en materia de defensa.

    Anoche partió rumbo a Washin-gton una misión encabezada por el viceministro de Defensa, Ángel Tello, para retomar el intercambio bilateral en el área militar, virtualmente paralizado en los últimos siete años. Establecerá contactos con el Pentágono y se reunirá con la subsecretaria adjunta de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental, Rebecca Chavez.

    "Procuramos retomar una instancia política que era habitual en la relación entre la Argentina y Estados Unidos. Es parte del objetivo de volver al mundo que fijó el presidente Mauricio Macri", explicó a LA NACION el viceministro Tello, que secunda al ministro de Defensa, Julio Martínez, como secretario de Estrategia y Asuntos Militares.

    La visita se extenderá hasta el jueves y también viajará el secretario de Servicios Logísticos, Walter Ceballos. La misión prevé avanzar en la evaluación de estrategias para el intercambio en el área de defensa, como el trabajo conjunto de fuerzas de paz y la reactivación de cursos de formación para el personal militar. Estas actividades que el Gobierno procura restablecer comprenden, por ejemplo, instancias de entrenamiento de pilotos y el intercambio de efectivos de ambos país ante eventuales situaciones de emergencias y catástrofes.
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  12. Avatar de Shivansps
    Registración
    Oct 2006
    Mensajes
    20,313

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Que les pregunten como se radariza un país en menos de 12 años...
    • Me gusta
    Me gusta

  13. La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,548
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Barack Obama: implicancias y consecuencias de la visita del Presidente Norteameri

    Actualizo:

    Kerry entregó a Macri archivos desclasificados sobre la dictadura
    El secretario de Estado de Estados Unidos en vista a la Argentina mantuvo una serie de reuniones protocolares. Además entregó documentación de su gobierno de los años 1976 a 1983.

    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno


  14. Compartí este Tema:
    • Vistas: 13988
    • Mensajes: 253
    Seguí este Tema: Suscribite
Responder
Ir a PrimeroPrimero ... 71314151617