Esto sería como el caso de Al Capone que termino condenado por todos los que mato o la enorme cantidad de treendos delitos que cometio sino por una cuestión de impuestos. Y si Anibal fernandez cae en cana por el fútbol, ... ?

La procuradora de Estados Unidos, Loretta Lynch, anunció que solicitó la captura internacional del ex presidente de Quilmes, José Luis Meiszner, que se encuentra prófugo. El dirigente fue secretario de la Conmebol hasta hace dos días y ese rol lo ubica en el centro del escándalo de coimas multimillonarias que cobró la FIFA.


El caso cobró hoy un nuevo impulso, con la tanda de detenciones ordenadas por la justicia norteamericana, que golpea muy cerca al corazón de uno de los negocios más oscuros que montó el kirchnerismo: la administración del programa Fútbol para Todos (FTP), controlado desde dos terminales, Máximo Kirchner y Aníbal Fernández.

El jefe de Gabinete ubicó al frente de la administración de los miles de millones que circularon prácticamente sin control por el FTP a Pablo Paladino. Pero además, Aníbal Fernández sucedió a Meiszner en la presidencia del Club Quilmes y arrastran una historia de años de negocios compartidos.

Todos los caminos del capítulo argentino de este escándalo mundial, conducen así a Aníbal Fernández y Pablo Paladino, cuyos entornos hoy entraron en alerta roja, ya que se les combina de mala manera la salida del poder con los problemas con la justicia norteamericana, mucho menos permeables a entendimientos bajo la mesa que la Argentina.

Pero las malas noticias no se detienen ahí. Hoy también se supo que el argentino Alejandro Burzaco, ex CEO de TyC, se declaró culpable y aceptó pagar una multa de 21.6 millones de dólares, abriendo la posibilidad de una declaración de alcances impredecibles. Burzaco estaba del otro lado del mostrador en el Fútbol para Todos y era quien negociaba con Máximo Kirchner, Aníbal Fernández, Pablo paladino y Carlos Zannini, otro que participa de atrás en ese negocio.

De hecho, para mejorar su delicada situación procesal, Burzaco involucró en su declaración a Meiszner, Paladino y al propio actual Luis Segura, que compite con Marcelo Tinelli por la presidencia de la AFA.

De hecho, el escándalo estalló en medio de la votación de esta tarde para elegir al nuevo presidente de la AFA, en la que participó Andrés Meiszner, hijo del dirigente prófugo y actual vicepresidente de Quilmes.

Meiszner ya había estado en la mira de la Justicia, tras ser denunciado junto a su hijo por tener tres cuentas en el exterior a nombre de sociedades fantasmas, dos en Islas Caimán y otra en Suiza por un total de US$ 11 millones. La investigación de ese caso la lleva a cabo el juez Claudio Bonadio.

La relación de Meiszner con Aníbal se consolidó en las épocas en que el jefe de Gabinete era intendente de Quilmes. En esos años el club comenzó la construcción de un nuevo estadio –que al estilo kirchnerista fue bautizado con el nombre del propio Meiszner-. Aníbal aportó fondos para ese estadio.

Escondidos

"Nadie podrá esconderse ni escaparse", soltó la procuradora norteamericana Loretta Lynch, durante la caótica conferencia de prensa que brindo hoy, en la que se mezclaban las preguntas sobre el caso FIFA con la investigación del tiroteo en San Bernardino.

Loretta Lynch fue muy precisa en la conferencia sobre el rol central de los argentinos en el esquema de coimas montado para arreglar torneos y partidos y enfocó varias veces la mira sobre Torneos y Competencias.

"Las nuevas detenciones destacan los esquemas de corrupción que involucran principalmente a los funcionarios de fútbol de Centroamérica y Sudamérica y a empresas de marketing deportivo con sede en Sudamérica y los Estados Unidos”, dijo en obvia referencia a TyC y subrayó que se investiga “el esquema de una compañía argentina de marketing deportivo para sobornar a funcionarios de fútbol de América Central".

"Nadie podrá esconderse ni escaparse. Todos los detenidos serán declarados culpables", afirmó terminante y agregó que llegó el momento de “limpiar este lindo deporte”.

"Desde 1991 hasta el presente, dos generaciones de dirigentes del fútbol conspiraron para solicitar y recibir más de 200 billones de dólares, a menudo en alianza con dirigentes deportivos y de marketing, que buscaban contratos lucrativos", agregó.

Luego, la procuradora le dio la palabra al fiscal Robert Capers, quien volvió a apuntar a Burzaco que "canalizó millones y dinero de sobornos".....fuente