No, no anularon la compra de Calafate y medio Santa Cruz por el Clan Kirchner, sus familiares directos, los no tan directos, los amigos, los jardieros, el chofer y demás secuaces, pero quien te dice, con este antecedente tal vez con el cambio de gobierno hacen devolver a todos los que se han afanado tierras lo afanado.

Anulan la venta de tierras fiscales a un millonario que pagó 9 pesos por hectárea
En Río Negro la justicia provincial anuló la venta de alrededor de 25 mil hectáreas fiscales, pagadas a precio irrisorio, a un particular que es socio del millonario británico Joe Lewis.

La transacción se realizó durante el gobierno del radical Miguel Saiz favoreciendo a Mauricio Montes, un comprador que, a través de una serie de trasacciones muy poco claras y pobladas de irregularidades, según manifestó un tribunal provincial, se hizo con casi 24.648 mil hectáreas en la Meseta de Somuncura al precio de 9,18 pesos cada una.


Montes, así, pagó en total 226,268 pesos por una gigantesca fracción de tierra, ubicada en una de las zonas de mayor potencial turístico y productivo que tiene hoy la Patagonia.
Sólo para establecer un punto de comparación, según indican los precios de mercado en otras áreas similares del extremo sur -desérticas, despobladas e incontaminadas- tanto de la Argentina como de Chile, el valor de 20 hectáreas marginales puede oscilar entre los u$s100 y los 200 mil dependiendo del nivel de acceso al área.

"Hay un negocio posterior de sacar las tierras fiscales al mercado inmobiliario, donde difiere lo que es el valor fiscal del valor inmobiliario, hay un valor extra que se quedan los ocupantes y los funcionarios. Todo esto se permite porque hay funcionarios que le han sabido sacar una rentabilidad ilegal, hay pagos por debajo que permiten vulnerar la ley de Tierras", denunció hace un tiempo desde la Defensoría del Pueblo de Río Negro, Esteban Aguiar, que hoy es subsecretario de Administración y Proyección Financiera de IPPV.
El diputado nacional Luis Bardeggia -que responde al gobernador alberto Weretilneck-, por su lado, denunció penalmente la compra ante la justicia rionegrina. Bardeggia fundamentó que Montes, en realidad, tenía una sociedad con el empresario inmobiliario Nicolás Van Ditmar. A su vez Van Ditmar, que vive en Bariloche, administra directamente desde hace más de 15 años los intereses de Lewis.
El magnate ya es poseedor de 14 mil hectáreas cerca de El Bolsón y construyó su mansión a orillas del Lago Escondido. Otro paraíso sureño. Bardeggia denunció también la compra de campos fiscales y particulares a 27 y 36,11 pesos la hectárea en Río Negro y Chubut de parte de particulares que luego revenden estos espacios a compañías nacionales y extrajeras.