El conflicto lleva seis días y la preocupación ya es de cuatro países. Ante la huelga de los empleados aduaneros en Chile que debe enfrentar la presidenta Michelle Bachelet, se suman las gestiones del Gobierno, y de Bolivia y Perú, para que se destrabe la medida que cerró las fronteras, afectando incluso a los vuelos internacionales.

Ayer, cuando había indicios de un posible arreglo ante el reclamo de mayor dotación de personal, la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas (Anfach) rechazó la propuesta presentada por el Gobierno. Según señaló a BAE Negocios el secretario general de Anfach, Jorge Thibaut, dentro de los motivos para rechazar la propuesta se encuentra la negación del Ejecutivo a ampliar la cantidad de empleados.

En esa línea, sólo se propuso traspasar a 250 funcionarios en situación de contratados a planta, medida que difiere con los 2.700 funcionarios que exige la organización. Para el dirigente, la solución presentada “no es ningún cambio en la dotación; sí es una mejora para la estabilidad de esos funcionarios y se agradece, pero seguimos siendo los mismos y esa es la mayor crítica que hay. Por eso, yo diría que la gente rechazó la propuesta de Arica a Punta Arenas”.

En la misma línea, añadió que es necesario que “el Gobierno reaccione rápidamente y ofrezca una solución ante el colapso que está viviendo la Aduana. La gente se aburrió y exige que el Gobierno, que está al tanto de esto, haga una propuesta real y concreta”.

Respecto a la continuidad del paro indefinido, que se ha prolongado por seis días, el dirigente de Anfach aseguró que el término del conflicto dependerá “de la voluntad” del Gobierno y de la negociación que se pueda generar en las próximas horas.

Daniel Arellano, secretario metropolitano de la Anfach, indicó a CNN Chile que “hay aduanas en las cuales, en las fronteras, hay un solo colega a la semana. Para nosotros es impresentable que haya un funcionario. Hay colegas que han sufrido infartos solos y que si no fuera por arabineros o funcionarios de otros servicios podrían haber fallecido”.

Impacto económico

No le agradó, está claro, la paralización de tareas a los empresarios. Y esta vez fue la Cámara Nacional de Comercio (CNC) la que advierte el impacto que tiene el paro de funcionarios de Aduanas en las cifras de exportaciones e importaciones en el país. “La movilización ya está impactando en los flujos de importación y exportación, poniendo una vez más en tela de juicio la calidad e imagen de nuestro comercio exterior”, aseguró el titular del comité internacional del gremio, Kenneth Werner.

La huelga de aduanas en Chile provoca filas en el aeropuerto y afecta al comercio. El paro, al que se han adherido cerca del 95% de los funcionarios de aduanas, ha generado largas filas en el aeropuerto internacional de Santiago, donde se revisa el equipaje de todos los pasajeros que ingresan al país. La Asociación de Exportadores de Fruta (Asoex) aseguró que 1.720 contenedores con fruta se mantienen varados en el puerto de Valparaíso, mientras que las exportaciones de salmón fresco vía aérea, también han tenido problemas que se traducen en pérdidas por unos 10 millones de dólares.
Fuente: http://www.diariobae.com/notas/74875...seis-dias.html