Record de pobreza 25,1%, 1 de cada 4 es pobre

Responder
Ir a PrimeroPrimero 12
  1. #16
    Avatar de Mansu.
    Registración
    Mar 2007
    Mensajes
    3,377
    Ubicación
    Gualeguaychú

    Re: Record de pobreza 25,1%, 1 de cada 4 es pobre

    Citar Mensaje original enviado por ][ParabelluM][ Ver Mensaje
    "Rebeldes AntiK ®" jajajajajaja tremendo.
    Que el creador del topic postee como fuente Lanacion una noticia de este calibre es como que si yo postee una noticia de que todo esta perfecto con fuente de P12 o DR.
    • Me gusta
    Me gusta
    Última edición por Mansu. : 19-04-15 el 01:24 AM
    Citar Mensaje original enviado por Metallus Ver Mensaje
    01-01-14, 12:08 AM
    Y el pibe posteando en bfn.
    Nada que agregar su señoria.
    Citar Mensaje original enviado por CAMPES Ver Mensaje
    Lo mejor igual fue:
    -Ponete a laburar hijo de puta ojala te mueras
    --Te fuiste al pasto
    -Perdon si te ofendi...

  2. #17
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,513
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Record de pobreza 25,1%, 1 de cada 4 es pobre

    Ese grafico esta mal, en Chaco no hay pobres, hace tiempo que es la provincia del norte es la felicidonia del país, preguntenle a cualquier chaqueño.



    Pobreza, irresponsabilidad y cinismo oficial
    Las explicaciones de funcionarios kirchneristas acerca de la faltade estadísticas sociales confiables ya resultan bochornosas.

    En los últimos días, conspicuos hombres del gobierno nacional se burlaron de la sociedad y de la necesidad de contar con estadísticas confiables sobre indicadores sociales como la pobreza. Oportunamente, el ministro de Economía, Axel Kicillof, había expresado que desconocía el número de pobres en el país y que hablar de ese tema resultaba "estigmatizante". Poco después, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sostuvo que "el Estado no está para contar pobres" y el director del Indec, Norberto Itzcovich, esgrimió que no resulta fácil medir la pobreza, en tanto hay unas 6000 formas de calcularla, pese a lo cual el organismo a su cargo no difunde ninguna.

    Las citadas explicaciones resultan vergonzosas, en tanto parecen desconocer algunos principios esenciales para un buen gobierno. Uno de ellos se relaciona con la transparencia republicana, que, entre otras cosas, exige estadísticas oficiales claras y creíbles. Otro es la necesidad de contar con datos confiables sobre la realidad social y económica para confeccionar diagnósticos acertados y formular políticas públicas eficaces.

    Tan bochornosas son las citadas declaraciones de aquellos funcionarios como las últimas estadísticas oficiales sobre los niveles de pobreza e indigencia conocidas. Nos referimos a las que datan de diciembre de 2013 y que dieron cuenta de que los pobres apenas alcanzaban al 4,7% de la población.

    Afortunadamente, todavía hay grupos de estudiosos fuera del Estado preocupados por llevar algunas certezas sobre la realidad social argentina. Es el caso de una comisión técnica de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), integrada por técnicos que fueron desplazados de la Encuesta Permanente de Hogares, después de la intervención del Indec, allá por 2007. Este grupo acaba de establecer que a fines del año pasado el 25,1% de la población se encontraba en situación de pobreza, registrándose un incremento del 4,4% respecto de un año atrás. Consultoras privadas, como Ecolatina, elevan el nivel de pobres al 27%, en tanto que en poco tiempo más se conocerán las conclusiones del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

    El vituperio oficial se extiende al desconocimiento de las razones por las cuales el Estado ha dejado de medir y difundir los niveles de pobreza. En su momento, el por entonces jefe de Gabinete Jorge Capitanich explicó que ello obedecía a "problemas de empalme" relacionados con la confección de un nuevo índice de precios. Algo más tarde, Kicillof admitió que la falta de difusión de los datos reconocía una decisión política, en virtud de que tal medida contribuiría a estigmatizar a los pobres. Una explicación más ridícula que la otra.

    Cynthia Pok, ex directora de la Encuesta Permanente de Hogares, desplazada del Indec, se preguntaba con fundamento en un artículo publicado en nuestra edición de ayer: "¿No es malversación de fondos públicos gastar fortunas en operativos de relevamiento para después no compilar esa enorme masa de datos y difundir los resultados?" , y agregaba: "En una acción rayana en lo delictivo, se deja de difundir".

    Pocas dudas pueden caber a estas alturas de que la única voluntad del gobierno de Cristina Kirchner es ocultar debajo de la alfombra los verdaderos números de pobreza e indigencia, en tanto éstos se contraponen con su particular relato. Del mismo modo se ha actuado con la inflación o el narcotráfico, que el Poder Ejecutivo se ha empeñado en negar. Muy poca gracia les haría a sus funcionarios admitir datos tales como el nivel de pobreza entre los niños y jóvenes urbanos, que según el último informe del Observatorio de la UCA arrojaba casi un 40 por ciento. Es grave que, a diferencia de la mayoría de las naciones, la Argentina no cuente con estadísticas oficiales actualizadas sobre indicadores sociales básicos. Se trata de un argumento más para entender cómo nuestro país se está cayendo del mundo, aunque la primera mandataria insista en que el mundo se cayó sobre la Argentina.

    Pero hay otra cuestión de mayor gravedad, dada por el hecho de que carecer de estadísticas confiables impide una adecuada planificación de políticas tendientes a la tan mentada inclusión social, un objetivo del que nuestros funcionarios suelen jactarse hasta el cansancio, aunque la realidad dé cuenta de una creciente fragmentación social y del enorme impacto que la inflación tiene sobre los sectores más desprotegidos y vulnerables.

    No pueden ser otras las consecuencias cuando detrás de una gestión gubernamental no hay un auténtico proyecto de nación, sino un mero proyecto de poder, donde la irresponsabilidad y esa rara mezcla de cinismo e hipocresía que caracteriza a no pocos funcionarios gubernamentales no hace más que negar la realidad y profundizar la decadencia...fuente
    • Me gusta
    Me gusta
    Última edición por 0Config : 19-04-15 el 08:59 AM
    Poco pero bueno

  3. Compartí este Tema:
    • Vistas: 1329
    • Mensajes: 16
    Seguí este Tema: Suscribite
Responder
Ir a PrimeroPrimero 12