Argentina Trabaja; una Proyecto de Uso Político

Responder
  1. #1
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,513
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Argentina Trabaja; una Proyecto de Uso Político

    A raiz de la siguiente nota lo que quiero plantear es que este tipo de acciones o planes no me parece para nada mal, pero si entiendo que tienen que ser de transición, momentaneos, como los subsidios y los Planes en general; son para pasar un momento o situación exepcional, no una "forma" de vida .... el estado debe proveer a la generación de las condiciones para que el mercado haga lo que le sale bien.

    Es inevitable que en un país tan pero tan corrupto como el nuestro, con una ejemplaridad negativa desde hace un par décadads (cada nuevo presidente supera al anterior en corrupción), no se terminen usando planes/subsidios/afines con fines netamente políticos.

    Plan Cooperativas: un proyecto de oportunidades, cautivo del uso político


    ....Lanzado por Cristina Kirchner el 14 de agosto de 2009, el PAT (Plan Argentina Trabaja) no pudo escapar a las dos circunstancias que marcaron su origen: fue anunciado en un contexto de caída sostenida del empleo, pero también dos meses después de la derrota que Néstor Kirchner sufrió ante Francisco de Narváez en las elecciones legislativas bonaerenses.

    Por el primer motivo, el PAT representó una oportunidad invalorable para que miles de desocupados accedieran a un trabajo. Un plan distinto, porque organizaba a los trabajadores bajo el formato de cooperativas de 60 miembros y les exigía una contraprestación que, además, debía realizarse en su propia comunidad, para beneficio y control de sus vecinos. Cuatro horas por día dedicadas a tareas de baja complejidad, pero mano de obra intensiva: desde el mantenimiento y la limpieza de plazas y escuelas hasta la pintura de cordones y, en algunos casos, tareas de construcción.

    Pero el Gobierno también concibió el PAT para retomar el control político en el conurbano y, en ese sentido, lo distribuyó con criterios clientelares y abiertamente arbitrarios, para provecho de los intendentes y las organizaciones kirchneristas.
    Salvo excepciones, los desocupados sin filiación política necesitaron los servicios de un puntero para ingresar. O pasar la noche haciendo colas como las que presenció este cronista, con la esperanza de que al día siguiente, cuando se abriera la inscripción, los cupos no hubieran desaparecido mágicamente.

    Los piqueteros opositores arañaron cada plan con marchas y protestas. A las provincias del interior no les fue mejor: pasaron meses hasta que recibieron los primeros planes. Todavía hoy el conurbano bonaerense concentra el 70 por ciento del PAT.

    La información oficial de Desarrollo Social fue siempre escasa y contradictoria, a tal punto que podía haber diferencias de miles de beneficiarios entre lo que se anunciaba en un acto político y lo que se admitía en las planillas del presupuesto o en los documentos del Ministerio.

    Por caso, el Gobierno en campaña prometía llegar a 300.000 beneficiarios para 2011, pero un año después reconocía tener 159.215. Esa primera tanda fue concentrada en 46 municipios bonaerenses, salvo 15.000 planes que se derivaron a Tucumán y 3000 al municipio de Corrientes, ambos kirchneristas.

    Un documento colgado en la página de Desarrollo Social sostiene que en 2013 existían 5795 cooperativas (ahora reducidas a entre 30 y 36 miembros), lo que representaría un aproximado de 191.000 beneficiarios del PAT.

    En sus publicaciones, el Ministerio sostiene que los criterios para distribuir los planes entre las provincias son población, desempleo e indicadores sociales locales, algo que desmintieron no sólo los estudios realizados por entidades independientes, sino también los propios datos del Ministerio.

    Dentro de los grupos piqueteros kirchneristas hubo un claro ganador: el Movimiento Evita, a cuyo líder, Emilio Pérsico, se le atribuye haber ideado el PAT. El 14 de febrero de 2010, la nacion reveló listados de Desarrollo Social en los que figuraba que el Evita había inscripto a 14.921 cooperativistas. En ese entonces, cada uno percibía un salario de $ 1200, un valor muy superior al resto de los planes sociales. Hoy perciben $ 2600 mensuales.
    De todos modos, este diario accedió a información del Inaes, el instituto que maneja el registro de cooperativas del país, según la cual hoy existen 7781 cooperativas del PAT, lo que daría (por 33 miembros) unos 256.000 beneficiarios.

    De ese total, 2671 cooperativas aparecen dentro del subprograma Ellas Hacen, creado en 2013 y destinado a madres vulnerables y víctimas de violencia familiar. Serían 88.000 beneficiarias, más 168.000 cooperativistas "tradicionales".
    Siguiendo la "lógica" que aplicó el Ministerio hasta hoy, el conurbano debería tener actualmente cerca de 175.000 cooperativistas trabajando en sus calles. Pintando cordones, cuidando plazas u ordenando tránsito, como decidieron varios intendentes para ahorrar costos en la planta municipal. O construyendo veredas, conexiones cloacales y hasta viviendas, como hicieron los municipios y organizaciones sociales con metas más elevadas.

    Surge un problema: tal cantidad de cooperativistas no se ve en las calles. Para darse una idea: con sus pecheras o mamelucos, en el conurbano deberían verse por lo menos 5 cooperativistas por cada policía que patrulla los barrios. No están.
    Con todo, la distribución arbitraria y clientelar de planes no es la principal sombra que deja el PAT, sino el destino de los fondos que el programa estipula para materiales y herramientas. En 2009, se anunció que cada cooperativa recibiría un fondo de 275.000 pesos por año para financiar su funcionamiento. Pero Desarrollo Social no entrega esa suma a los cooperativistas, sino a los intendentes. Si existe un seguimiento unificado de esos recursos, el Ministerio no lo difunde.

    ¿A dónde habrán ido a parar los 275.000 pesos anuales para materiales de cada cooperativa que los intendentes mandaron a cuidar el tránsito o vigilar plazas? ¿O las que tienen gastos menores, como pintar cordones y cortar el pasto? ¿Y los fondos para la cuadrilla de Eva Aquino, que no recibe dinero para el cemento de las veredas?...fuente
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  2. Compartí este Tema:
    • Vistas: 328
    • Mensajes: 1
    Seguí este Tema: Suscribite
  3. #2
    • This post was already punched.
    Banned
    Contenido moderado debido a No respetar las Reglas del Sub Foro Te invitamos a leer el Reglamento. ------- POMed

Responder