El préstamo será por un monto de entre 1000 a 1200 millones de dólares por año hasta 2018 y otros 1700 millones de dólares para emprendimientos del sector privado. Según informó esta tarde el organismo multilateral a través de un comunicado, la estrategia está pensada en torno a promover la creación de empleo en empresas y establecimientos agropecuarios, mejorar la disponibilidad de activos para las personas y los hogares, y reducir los riesgos ambientales y proteger los recursos naturales.

"El Banco Mundial apoyará a la Argentina para llegar a los más vulnerables de la sociedad, especialmente en las áreas de bajos ingresos del norte del país", dijo Jesko Hentschel, director del organismo multilateral para Argentina, Paraguay y Uruguay.


Algunas iniciativas están destinadas a reducir en un 15% el tiempo promedio de tránsito desde barrios pobres al centro de la ciudad en dos zonas metropolitanas; a aumentar en un 12% el valor bruto de la producción agrícola (u$s/hectárea) de 80.000 pequeños y medianos establecimientos agropecuarios situados en las zonas de ingresos más bajos; y apoyarán un aumento del 28á% al 50á% en la cobertura del sistema nacional de atención de la salud.

"IFC trabajará con el sector privado del país de forma selectiva para financiar proyectos con alto impacto en el desarrollo, en particular en la creación de empleo, en las pymes y en la sostenibilidad", sostuvo Irene Arias, directora de IFC para América Latina y el Caribe.
AGROINDUSTRIA Y ENERGÍA
Los compromisos financieros del Banco Mundial durante el período de la alianza 2015-2018 serán del orden de los 1000 a 1200 millones de dólares por año. IFC, por su parte, se centrará en los sectores orientados a la exportación como la agroindustria, así como en los sectores de energía, infraestructura e instituciones financieras. Se estima que las inversiones de IFC para el período alcanzarían alrededor de 1700 millones de dólares para respaldar al sector privado de Argentina.

En la actualidad, el Banco Mundial presta servicios de asesoramiento y el intercambio de conocimientos, así como servicios financieros, con una cartera de 20 operaciones por un valor de 4900 millones de dólares. Por su parte, el IFC tiene una cartera de 760 millones de dólares en 52 proyectos del sector privado.

Con este anuncio, la Argentina renueva su relación con el Banco Mundial. Entre los elementos destacados que impulsaron el acuerdo se encuentran la resolución de casos en el CIADI (tribunal internacional del Banco Mundial), el visto bueno del GAFI en la lucha contra el lavado de dinero y el acuerdo con el Club de París..