Pymey hasta grandes autopartistas recurrieron al mecanismo de procedimiento preventivo de crisis de la Provincia.

Un total de 28 empresas presentaron desde mayo último procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo provincial, que hasta ahora dio curso a ocho de esas solicitudes. Desde un salón de fiestas, que despidió a seis empleados, hasta la autopartista Maxion Montich SA que realiza suspensiones rotativas sobre 441 trabajadores, forman parte de la lista de empresas que acudieron a la cartera laboral provincial para ponerse bajo el paraguas de esa mecanismo, según reveló el titular del área, Adrián Brito.

El procedimiento preventivo de crisis es un mecanismo previsto en la ley nacional 24.013, que concede beneficios a las empresas que atraviesan situaciones de fuerza mayor, por falta o disminución de trabajo no imputables al empleador. La empresa debe presentar la documentación económica y financiera que acredite la situación de crisis, por caso los tres últimos balances certificados por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Córdoba.

A partir de la apertura del procedimiento, se abre una instancia de negociación entre la empresa y el gremio que puede o no concluir en un acuerdo. Si la empresa justifica la crisis puede llegar a despedir con una menor indemnización al reducirse el 50 por ciento por pago de antigüedad y suspender sin abonar salarios caídos. 
También le permite al empresario reducir el pago de las cargas sociales.

No obstante, la cantidad de empresas que recurren a ese procedimiento no refleja la real magnitud de la crisis, según reconocen empresarios y fuentes oficiales.

Las suspensiones totales o parciales que realizan la fábrica de camiones Iveco y Fiat (3.600 empleados en total), superan ampliamente el número de los operarios inactivos del total de las empresas que presentaron procedimiento preventivo de crisis (1.900 trabajadores). Con mucha menor frecuencia y extensión, Volkswagen y Renault también apelaron a suspensiones.

En total, las suspensiones –que en algunos días coinciden en automotrices y autopartistas– involucran a 5.500 trabajadores.

Iveco viene realizando desde fines de abril suspensiones totales y parciales de sus 675 operarios. En las últimas semanas, la planta de Ferreyra suspendió alrededor del 50 por ciento de sus trabajadores y continuará esta semana con la misma práctica, según indicó un vocero del Grupo CNH Industrial. Explicó que Iveco continúa con un sobre*stock de 2.000 camiones y sólo se están produciendo algunas cabinas y pedidos específicos para el exterior.

En tanto Fiat, que tiene 3.000 operarios, realiza suspensiones los viernes y también algunos lunes.

En el caso de las terminales automotrices, acordaron directamente con el Smata el pago del 75 por ciento de las jornadas caídas sin pasar por Trabajo.

En general, las terminales no difunden las suspensiones ni el total de empleados que incluyen. La información que se proporciona es muy escueta y solamente surge a partir de la consulta de los medios a las automotrices y por fuentes sindicales que tampoco abunda en datos.

En tanto, las 38 empresas que presentaron procedimientos preventivos de crisis sumaron en total 1.853 empleados.

No obstante, el ministro de Trabajo provincial, Adrián 
Brito, relativizó la magnitud de la crisis provincial.

Respecto de la reciente denuncia de la Mesa de la Construcción de que en Córdoba se perdieron 3.000 empleos en esa actividad, Brito advirtió que es muy difícil contabilizar el empleo en la construcción, por las características de ese rubro.

Remarcó que en la provincia hay 59.709 empresas de todas las actividades que emplean alrededor de 570 mil trabajadores. Indicó que en caso de que fuera real la cifra de 3.000 empleos perdidos representa el 0,5 por ciento de los puestos de trabajo formales.

Autopartistas en jaque

La caída de la actividad en las terminales automotrices impactó directamente en las autopartistas y las principales acudieron al procedimiento preventivo de crisis.

Maxion Montich –principal proveedora de Iveco– realiza suspensiones rotativas con 441 trabajadores. Según el titular de la UOM, Rubén Urbano, la situación de esa autopartista tiende a agravarse ya que tiene previsto realizar hasta fin de año sólo 500 chasis para camiones, una producción que operativamente esa planta puede efectuar en dos o tres jornadas de trabajo. Hasta ahora, Montich abona el 75 por ciento de los salarios caídos pero podría reducir ese porcentaje en el marco del procedimientos de crisis.

Según la UOM, Montich está gestionando ante la Nación el otorgamiento de programas de Recuperación Productiva (Repro), que otorga la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) por 12 meses para completar salarios.

Si no consigue una ayuda nacional, la autopartista asociada abriría en primer término la alternativa de retiros voluntarios y si no obtiene resultados, despediría personal.

Otra de las autopartistas afectadas por la crisis es MWM Internacional Motores SA, ubicada en Jesús María, que realiza en forma alternada suspensiones de 199 operarios.

El Gobierno nacional admite suba de suspensiones

Incremento. El Gobierno reconoció un estancamiento en la creación de puestos de trabajo y en el aumento de las suspensiones, según la Encuesta de Indicadores Laborales que difunde el Ministerio de Trabajo de la Nación. El informe trimestral indica que, en los principales centros urbanos, la evolución de los puestos de trabajo registrados en el sector privado cayó 0,3 por ciento entre mayo y junio. Las suspensiones (mide cada mil trabajadores) se incrementaron 5,8 puntos en el segundo trimestre, casi dos puntos por arriba del primero.

En Córdoba. En Córdoba, las suspensiones en las automotrices llegan hasta un pico de 5.500 trabajadores, aunque esa paralización no se da en forma simultánea, ya que en algunas empresas las suspensiones son rotativas. La luz de alerta se encendió en la fábrica de camiones Iveco, que comenzó con las suspensiones de sus 675 trabajadores a fines de abril. Iveco prosigue con las suspensiones, que esta semana alcanzarán aproximadamente a la mitad del personal.


Fuente: http://www.lavoz.com.ar/politica/en-...rio-de-trabajo

PD: Nos vamos cocinando a fuego lento