Como neuquino, no tengo más que coincidir con muchos de estos conceptos. En CABA (y aquí abajo también) se tira mucho humo y la mayoría se lo traga. Y después no pasa nada

http://www.lmneuquen.com.ar/noticias...oficial_230519

cito del último párrafo

"

Es en el marco de la expectativa que genera el shale que el discurso oficial debe ser prudente. Todavía recuerdo que un gobernador, a finales de la década del ’80, aseguraba que Neuquén era el Japón argentino. Disneylandia y Neuquén, para el discurso oficial, eran casi sinónimos.
Esa prédica tiene su raíz en el modelo populista que viene gobernando la provincia desde hace más de 50 años. El modelo del Estado paternalista y benefactor que regala todo. Porque a diferencia de la República y la democracia, donde los habitantes son ciudadanos, el populismo tiene clientes. Y esa es la concepción que Neuquén y el país deben cambiar de cara al futuro inmediato. El debate es claro: populismo o desarrollo. Porque si Argentina sigue en este rumbo, corremos el riesgo de que el populismo se lleve puesta a Vaca Muerta, y los neuquinos y todo el país desperdiciemos la única bala de plata que nos queda.