Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchner

Responder
Ir a 1234511 ... ÚltimaÚltima
  1. #1
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,552
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchner

    El próximo gobierno, sea cual fuere su signo político, asumirá en diciembre del 2015 con un fortísimo incremento en la planta de efectivos estatales, no sólo a nivel de la Nación sino también de las provincias.

    ... de acuerdo a los datos del presupuesto nacional, al asumir la presidencia Néstor Kirchner en el año 2003 había un total de 266.165 empleados permanentes y temporarios (administración central, organismos descentralizados e instituciones de seguridad social), pasando a un total de 377.225 en el 2014. Es sumamente probable que este incremento del número de asalariados en el sector público no sólo obedezca a razones de simpatía política y premio a la militancia partidaria, sino también un modo de encubrir el desempleo en la Nación, provincias y municipios. Aquellos que aspiren a formar el próximo gobierno deben estudiar cuáles son los desincentivos para la creación de empleo en el sector privado, así como las trabas que tenga la iniciativa empresarial para invertir y desenvolverse.

    El próximo gobierno de la República Argentina, sea cual fuere su signo político, asumirá en diciembre del 2015 con un fortísimo incremento en la cantidad de empleados públicos. Este fenómeno no se circunscribe a la administración federal, ya que los gobiernos provinciales y municipales también se han sumado a esta ola. Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS) exhiben cifras diferentes, pero en todas ellas queda en evidencia un alto porcentaje de empleados en el sector público. Como se expondrá en este artículo, el porcentaje de asalariados en el sector público está por encima del promedio de los países miembros de la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, o bien duplica al de países altamente desarrollados. Mientras la tendencia de los gobiernos de varios países miembros de la OCDE –en particular los que están en la Unión Europea- es a la reducción del porcentaje del empleo público para disminuir el gasto estatal por su peso abrumador sobre los contribuyentes, el rumbo de las administraciones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner ha sido el opuesto.
    Según lo expuesto en el Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Trabajo, de julio-diciembre del 2012(1), elaborado a partir de indicadores de diversas fuentes, desarrollados por ese ministerio y por el INDEC, en el cuarto trimestre del 2011, la población económicamente activa (PEA) era de 16.884.000 personas, de las cuales el 93,6% estaban ocupadas (15.805.000). De los ocupados, en el sector privado trabajaba el 81,7% (12.910.000), en tanto que el sector público era el 17,6% (2.781.000), comprendiendo los tres niveles: nacional, provincias y municipios. El citado estudio no precisa cuántas personas se hallan en cada uno de los tres niveles del Estado, cómo se distribuyen en la geografía argentina o cuáles han sido sus fuentes de información. El boletín del MTEySS sólo aporta ese número y es minucioso únicamente al abordar el empleo en el sector privado por provincias, sectores y rubros.

    No obstante, podemos hallar otra cifra, mayor que la anterior: de acuerdo al empleo asalariado registrado en el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), en el año 2012 se registraban 3.428.729 empleados en el sector público (2). Esto significa que un tercio de los asalariados en Argentina se hallaba en el sector público durante el año 2012, de un total de 9.778.000 en ese trimestre. Si tomamos la cifra de 15.805.000 personas ocupadas registrada en el Boletín de Estadísticas Laborales, las cifras del SIPA nos indicarían que el 21,6% de los empleados está en el sector público.


    Comparemos estos porcentajes con algunos de los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos)(3), integrada por países desarrollados y en vías de desarrollo.


    En comparación con los países miembros del G-8, los empleados del sector público de Argentina sólo son superados en porcentaje por Francia, un país de fuerte impronta estatista e intervencionista.


    También se puede contrastar el empleo en el sector público argentino con el de los cuatro países mediterráneos que han estado presentes en la primera línea de las turbulencias económicas en la Unión Europea durante los últimos años: Italia, España, Portugal y Grecia, despectivamente denominados PIGS.


    La comparación de Argentina con Chile es elocuente. Por debajo del 10%, Chile acompaña en las estadísticas a países como la República Federal Alemana, Suiza, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur:


    Bien podría argüirse que el grueso de este porcentaje de empleados en el sector público se encuentra en los gobiernos provinciales y municipales. Las administraciones provinciales no proveen al ciudadano la información necesaria sobre este aspecto, reinando la opacidad en donde debería haber transparencia, y los datos del Ministerio de Trabajo no arrojan ninguna luz. Si observamos los datos del Ministerio de Economía del año 2012, hay provincias como Catamarca (4) y Jujuy (5), en el Noroeste Argentino, que superan el promedio de empleados en el sector público por cada mil habitantes en relación a la región y la nación:




    Las cifras provistas por el INDEC sobre el incremento de la cantidad de empleados permanentes y transitorios nos indican la tendencia general de los años de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner en sus respectivas presidencias. En efecto, de acuerdo a los datos del presupuesto nacional, al asumir la presidencia Néstor Kirchner en el año 2003 había un total de 266.165 empleados permanentes y temporarios (administración central, organismos descentralizados e instituciones de seguridad social), pasando a un total de 377.225 en el 2014. Los empleados en seguridad social, que tuvieron un número bastante estable entre el 2003 y el 2008, se triplicaron con la nacionalización de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) a partir del 2009, pasando de los 5.861 del 2003 a 16.456 en el 2014. El mayor incremento anual se advierte en el 2014, de 5,01% con respecto al año anterior.

    En esta tabla se puede observar, de acuerdo a los datos suministrados por el INDEC, como se incrementó el empleo en el sector público desde el año 2003 hasta el 2014 inclusive, lo que significó la incorporación de 111.060 asalariados, un aumento del 35,51% en los años de las administraciones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner:


    De acuerdo a las estadísticas del INDEC, en el 2012, año del que se disponen más datos, los recursos humanos del sector público nacional se distribuían del siguiendo modo:


    Cabe reiterar que las estadísticas oficiales son incompletas y los datos son confusos. De esa densa madeja, se logran extraer los números y porcentajes que se han expuesto: lo que debería ser una tarea sencilla al alcance de cualquier ciudadano, en el caso argentino se dificulta porque las estadísticas carecen de claridad y por la falta de articulación y coherencia entre las diversas fuentes.
    NOTAS
    1. Boletín de Estadísticas Laborales (BEL), Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, julio-diciembre del 2012.
    2. Boletín de empleo registrado. Serie anual 2012. Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. http://www.trabajo.gov.ar/left/estad...pleo_anual.xls
    3. Government at a Glance 2013. OECD http://www.oecd-ilibrary.org/governa...glance-2013-en
    4. http://www.mecon.gov.ar/peconomica/d.../Catamarca.pdf
    5. http://www.mecon.gov.ar/peconomica/d...ales/Jujuy.pdf
    6. http://www.mecon.gov.ar/peconomica/d...es/Formosa.pdf

    Este documento fue publicado originalmente por CADAL. Ricardo López Göttig es Doctor en Historia, profesor en la Universidad de Belgrano (Argentina) y en la Universidad ORT (Uruguay)....fuente
    Modificaria la ley de empleados publicos, Echaria a todos los noquis y despues a los minios; solo dejaria a los empleados idoneos y necesarios. Basta de mantenidos/comprados políticos.
    • Me gusta
    Me gusta
    Última edición por 0Config : 14-06-14 el 10:39 AM
    Poco pero bueno

  2. Compartí este Tema:
    • Vistas: 10358
    • Mensajes: 221
    Seguí este Tema: Suscribite
  3. #2
    Avatar de Vait
    Registración
    Jul 2005
    Mensajes
    615

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    El problema es que los ñoquis del estado nunca son de un sólo partido, así que los que se van siempre son los pichis y los verdaderos parásitos perduran más allá de la bandera de cada gestión.
    • Me gusta
    Me gusta

  4. #3
    Avatar de sidpunk77
    Registración
    Jan 2004
    Mensajes
    11,110
    Ubicación
    Street, Bs As

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Ojalá vuelen muchos burócratas y ñokis. Pero de nada sirve que esa guita se la ahorren si despues se la chorean. Ojala se generen puestos de trabajo reales en este país, es lo que se necesita.
    • Me gusta
    Me gusta
    En 3dgames me acusan de Kirchnerista.
    En Facebook me acusan de Macrista.

    La verdad de los chicos PRO/Cambiemos de 3dg es que les chupa un huevo la corrupción, etc. Van a hacerse los giles siempre porque lo único que quieren es un gobierno que les de privilegios a su clase social.

  5. #4
    Avatar de Da1anr
    Registración
    Aug 2008
    Mensajes
    1,759

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Objetivamente hablando me parece muy mal armado este thread. El titulo habla de ñoquis y el contenido del incremento del empleo publico. Se parte de la premisa de que el empleo publico es malo/nocivo/genera ñoquis y estigmatiza al empleo publico. Se ve claramente el sesgo liberal de la nota.

    El empleo publico no es malo per se, si se lo administra como orto, que es lo que el kirchenerismo esta haciendo ahora es otro tema.

    En tal caso el titulo podria ser: "Pese al incremento de empleados estatales muchas funciones del estado funcionan como el ojete".

    Creo que del total de empleados publicos el total de ñoquis no es tan alto, pero si que afanan mucho por cabeza (como en Aerolineas y los ministerios) y que los que estan legitimamente empleados y trabajan son la mayoria, el problema es la terrible ineficiencia en su administracion.
    • Me gusta
    Me gusta

  6. #5
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,552
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    En el título ya estoy dejando mi opinión, a saber, que el estado k se dedico a contratar gente para comprar voluntades y armar una babosa maquinaria de burocracia ineficiente, lenta, gorda y dependiente. Objetivo logrado. La "mitad" del pais contratada por el estado y no funciona nada bien? Ni salud ni seguridad ni transporte, etc? Corrupción + ñoquis.
    Si sacas a los empleados públicos y a los que reciben subsidios cuantos quedan realmente que trabajan y producen? El estado debería generar las condiciones para que los privados (particulares y empresas) creen empleo y se realicen inversiones legitimas en las áreas que el estado considera estratégicas: no dar subsidios, planes y empleo publico burocratico que después se transforma en un lastre insalvable.
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  7. #6
    Avatar de pinchamath
    Registración
    Feb 2006
    Mensajes
    10,314

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Citar Mensaje original enviado por 0Config Ver Mensaje
    En el título ya estoy dejando mi opinión, a saber, que el estado k se dedico a contratar gente para comprar voluntades y armar una babosa maquinaria de burocracia ineficiente, lenta, gorda y dependiente. Objetivo logrado. La "mitad" del pais contratada por el estado y no funciona nada bien? Ni salud ni seguridad ni transporte, etc? Corrupción + ñoquis.
    Si sacas a los empleados públicos y a los que reciben subsidios cuantos quedan realmente que trabajan y producen? El estado debería generar las condiciones para que los privados (particulares y empresas) creen empleo y se realicen inversiones legitimas en las áreas que el estado considera estratégicas: no dar subsidios, planes y empleo publico burocratico que después se transforma en un lastre insalvable.
    600000 personas son la mitad del pais? oooooook
    • Me gusta
    Me gusta
    DEL 7 A 0 NO SE OLVIDAN NUNCA MAS!!!
    TETRACAMPEON DE AMERICA
    Quiero volver a 1 y 57!!!!

  8. #7
    Avatar de .rkpost
    Registración
    Jan 2010
    Mensajes
    9,335

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Citar Mensaje original enviado por pinchamath Ver Mensaje
    600000 personas son la mitad del pais? oooooook
    Seguro se confundio, debe haber querido poner la mitad del presupuesto, no del pais.
    • Me gusta
    Me gusta

  9. #8
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,552
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Desde 2002 aumentó 67% la nómina de empleados estatales
    Según un informe de FIEL, hoy trabajan 3,65 millones de personas en los niveles nacional, provincial y municipal; se compensó así el estancamiento del sector privado

    El empleo público aumentó 67 por ciento durante el período 2002-2014, según los últimos datos de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL). Según los datos de la entidad, hay más de 3.650.000 personas que trabajan para el Estado.

    En esa cifra se incluyen los empleados de los tres niveles de la administración pública (nacional, provincial y municipal) y los de algunas de las empresas estatizadas (por ejemplo, Aerolíneas Argentinas), pero no de aquellas que son privadas pero para operar necesitan abundantes subsidios, como los ferrocarriles o las empresas de transporte, "donde el 80 por ciento de los ingresos, o más, provienen de fondos públicos", dice Juan Luis Bour, economista senior de FIEL.

    "Uno de cada 4 asalariados es un empleado público, sin contar la cantidad de monotributistas y autónomos que trabajan para el Estado y otra cantidad de personas que trabajan para empresas que se declaran privadas pero que pertenecen el Estado", coincide Jorge Colina, de Idesa. "Posiblemente el número final esté llegando a un tercio del total de trabajadores."

    "En los últimos 10 años el empleo público aumentó un promedio de entre 6 y 7 por ciento anual", confirma Gonzalo Diéguez, director del Programa de Gestión Pública del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec). "Éstos son datos comprobados -afirma-, pero ni el propio Estado tiene la cifra exacta. Además, uno de cada tres trabajadores que se incorporan al Estado lo hace de manera informal."
    "El país parece adoptar el modelo que caracteriza a muchas provincias argentinas, donde una minoría trabaja en alguna actividad privada y el resto de la población depende de ingresos que le proporciona el Estado", comenta Beker.
    Para tener una idea de la magnitud de las incorporaciones al plantel estatal, un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) consigna que en 2011 el sector público creó 82.000 puestos de trabajo trimestralmente. En 2013 fueron 42.000 para los trimestres con información disponible. En esos períodos representaron el 43% del total de empleos creados y ascendieron al 49% en el tercer trimestre.

    "El sector público actúa de manera contracíclica en términos de creación de empleo, participando más activamente en el mercado laboral cuando la creación de empleo en el sector privado decae", dice Nadin Argañaraz, del Iaraf.
    Mientras tanto:

    El empleo privado formal dejó de crecer en 2007. Y en julio de este año, con el inicio de la recesión, la cantidad de despidos se incrementó siete veces con respecto a julio de 2013, según el relevamiento que hace regularmente la consultora Tendencias Económicas. Los despidos afectaron sobre todo a los sectores metalúrgico, clínicas privadas, concesionarios de autos, la industria maderera, fabricación de neumáticos, autopartes, construcción y petroleros. Aumentaron también las suspensiones y la conflictividad.
    Relacionado: Desempleo? Contratamos 7500 Camporistas

    Ahhh, gorda teta del estado, mamemos todos hasta dejarla seca
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  10. #9
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,552
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Actualizo, para que discutamos, ahora que se va acercando el 2015 que es lo que les parece que habría que hacer con esta impresionante cantidad de camporistas, empleados publicos y afines que succionan de la generosa pero vaaciada teta del estado:


    Cuando el próximo gobierno asuma, como parte de una pesadísima herencia, encontrará firmemente enquistados en distintos niveles de la administración pública a miles de nuevos empleados, la mayoría de ellos militantes o allegados de la organización kirchnerista La Cámpora, cuyos líderes siguen dando signos de ambición, carencia de escrúpulos y falta de idoneidad.

    A lo largo de 11 años, el kirchnerismo llevó los cargos permanentes a la impresionante cantidad de 376.000. En sólo nueve meses de 2011 se efectuaron 7000 incorporaciones en todo el país, y la mayoría fueron cubiertas por recomendados de La Cámpora. Cuando al Gobierno le resta muy poco tiempo en el poder, coronará 2014 habiendo incorporado en su transcurso 7500 nuevos empleados públicos a la planta permanente. Muchos de ellos militan en la citada agrupación kirchnerista y todos gozarían de estabilidad laboral y, por lo tanto, no podrán ser despedidos. Como un lastre, se agregarán a la planta permanente de 376.145 agentes públicos nacionales, cuya masa salarial asciende a 85.000 millones de pesos.

    Como señalamos en nuestro editorial de ayer, los integrantes de La Cámpora conciben la militancia como la ocupación de puestos bien remunerados, al mejor estilo del llamado "capitalismo de amigos". Ningún espacio importante en el organigrama estatal debe quedar vacío u ocupado por quienes no integran esta agrupación. También se han enquistado en diversas empresas privadas merced a las acciones que el Estado heredó de las AFJP.

    No debe sorprender que la decisión tomada y ejecutada por el Gobierno no haya reparado ni siquiera mínimamente en la conveniencia o no de esas incorporaciones en función de su utilidad o necesidad. En efecto, haciendo alarde de su habitual irresponsabilidad, lo único que tiene en cuenta el kirchnerismo es su propia y excluyente conveniencia, no la del país o la sociedad, y mucho menos las consecuencia futuras de sus actos.

    En el caso que nos ocupa, hay que tener en cuenta en primer término que el incesante aumento del empleo público en los últimos años no se ha volcado hacia mejores servicios. No se ha traducido, por ejemplo, en una mayor cantidad de médicos, enfermeras, policías o bomberos, pero sí en un mayor gasto. Más del 45 por ciento de la población argentina mayor de 18 años recibe mensualmente en forma directa ingresos que provienen del Estado, incluyendo los subsidios.

    Pero además, el hecho de que la mayoría de las incorporaciones definitivas correspondan a militantes o simpatizantes de La Cámpora habla de una clara intencionalidad política. Si las lealtades políticas sobreviven al cambio de gobierno, las próximas autoridades encontrarán en el seno de la administración pública a un verdadero ejército que, según el caso o las órdenes, puede trabar o poner serios obstáculos en el funcionamiento de la administración pública.

    Otro factor para tener en cuenta es que los integrantes de La Cámpora que ocupan puestos oficiales en el Estado y en sus empresas se caracterizan básicamente por su escaso profesionalismo o experiencia y por su obediencia a quienes les consiguieron cargos que jamás habrían obtenido en la mayoría de los casos por su propia idoneidad y mérito. Su revolución se reduce al modelo que marcaron empresarios amigos del poder como Rudy Ulloa, Lázaro Báez o Cristóbal López. Su épica es de cartón y su vocación, la acumulación de poder.

    Meses atrás, en la Cámara de Diputados de la Nación, una resolución de su presidente, Julián Domínguez, del oficialista Frente para la Victoria, permitió el pase a la planta permanente de 12 jóvenes empleados, todos camporistas, que sólo contaban con dos años de experiencia, pero que a partir de entonces percibieron un haber mínimo de 22.000 pesos mensuales, más extras por títulos académicos y por personal a cargo. Se los ubicó en sitios clave de la Cámara baja, como la Secretaría Parlamentaria.

    En el Senado, y a partir del arribo del vicepresidente Amado Boudou, se han incorporado a la Cámara alta 2000 puestos extras.

    Como hemos dicho en esta columna, delante de nuestros ojos se lleva a cabo un copamiento del Estado por parte de una facción partidaria que no perdona áreas. Se verifica, por ejemplo, en el Indec, la Cancillería, el Ministerio de Justicia, la Inspección General de Justicia, el flamante Ministerio de Cultura, la Anmat y en casi todas las reparticiones y dependencias, además de empresas con participación estatal mayoritaria, como Aerolíneas Argentinas.

    Sin duda, éste será uno de los más nefastos legados del kirchnerismo. No sus relatos y sus pretensiones de estar escribiendo la historia, sino un Estado elefantiásico al servicio de militantes sin escrúpulos, capaces de vender su fidelidad a cambio de un sueldo. Al fin y al cabo, no son más que mercenarios, con ínfulas, poder y suculentas cajas para administrar. Por esos motivos, fácilmente pueden cambiar de amo en el futuro...fuente


    Recordemos lo que dijo espert: Jose Luis Espert: “Hay que echar empleados públicos y bajar salarios”

    A los noquis les haría devolver toda la que se llevaron y ademas una multa y/o prision + inhabilitacionde por vida para ejercer cualquier trabajo vinculado con lo publico.

    Y despues, lamentablemente me parece que se va a tener que echar gente; no puede estar medio pais laburando en un estado que lo unico que hace es controlar a los que laburan, no cierra la ecuandion
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  11. #10
    Avatar de mark25
    Registración
    May 2011
    Mensajes
    2,559

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Citar Mensaje original enviado por 0Config Ver Mensaje
    Y despues, lamentablemente me parece que se va a tener que echar gente; no puede estar medio pais laburando en un estado que lo unico que hace es controlar a los que laburan, no cierra la ecuandion
    Estaria buenisimo que durante una semana ningun empleado publico (nacional, provincial y municipal) vaya a laburar, asi la gente como vos se da cuenta de la importancia del empleo publico.
    Que hay ñoquis no lo niego, como tambien hay gente en empresas privadas cobrando sueldos de millonarios mientras a los empleados le pagan 2 mangos.
    • Me gusta
    Me gusta

  12. #11
    Avatar de -Rodri-
    Registración
    Jul 2003
    Mensajes
    8,755

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Citar Mensaje original enviado por mark25 Ver Mensaje
    Estaria buenisimo que durante una semana ningun empleado publico (nacional, provincial y municipal) vaya a laburar, asi la gente como vos se da cuenta de la importancia del empleo publico.
    Que hay ñoquis no lo niego, como tambien hay gente en empresas privadas cobrando sueldos de millonarios mientras a los empleados le pagan 2 mangos.
    Y? La guita del "millonario" que le paga "2 pesos al empleado" es un problema del empleador y el empleado. Un vínculo entre privados y del que realmente no te tiene que importar un pito.

    Ahora, cuando hablamos del Estado, hablamos de tus impuestos y mis impuestos. Hoy la carga fiscal es la más alta de la historia y una de las más elevadas del mundo. El retorno que recibimos de esos impuestos es, bajo ningún punto de vista, aceptable. Ni siquiera eso. Es MALO. Y en esto tiene que ver la ineficiencia del Estado para manejar ciertas cosas, sobre todo porque no tiene ningún aliciente para ser eficiente, no debe rendirle cuentas a nadie. No hay un presupuesto fijo, no hay una meta de calidad de servicios, es un completo viva la pepa.

    Igual tenés razón en algo, estaría buenísimo que durante una semana no trabaje ningún empleado público. Es más, no durante una semana, durante 5 años. Y que la plata que nos ahorramos en mantener toda esa estructura (no solamente sueldos) sea devuelta en una baja de los impuestos. Quedate tranquilo que de alguna manera nos vamos a arreglar sin toda esa banda de ñoquis.
    • Me gusta
    Me gusta
    El Universo es la consecuencia de una probabilidad.

    Citar Mensaje original enviado por Od. Ver Mensaje
    jajajja, crees que diciendome odito, y atacandome personalmente vas a tener razon?
    Citar Mensaje original enviado por Od. Ver Mensaje
    sos un hipocrita, un falso de mierda, un manejado, el diario te pone una nota diciendo indignate y vos corres como un boludo a indignarte (...)

  13. #12
    La vida es bella Avatar de 0Config
    Registración
    Mar 2003
    Mensajes
    19,552
    Ubicación
    Cocoland, Haiti, Argentina

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Citar Mensaje original enviado por mark25 Ver Mensaje
    Estaria buenisimo que durante una semana ningun empleado publico (nacional, provincial y municipal) vaya a laburar, asi la gente como vos se da cuenta de la importancia del empleo publico.
    Que hay ñoquis no lo niego, como tambien hay gente en empresas privadas cobrando sueldos de millonarios mientras a los empleados le pagan 2 mangos.
    Pero compañero, no tergiverse: el estado es clave, sobretodo si hace bien su trabajo. Parte de esto, a mi entender, es tener una planta suficiente, no más, no menos ... hoy me parece que hay muchos más personas trabajando para el estado de las que hacen falta y esto es por motivos políticos, no prácticos.
    • Me gusta
    Me gusta
    Poco pero bueno

  14. #13
    Avatar de mark25
    Registración
    May 2011
    Mensajes
    2,559

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Citar Mensaje original enviado por -Rodri- Ver Mensaje
    Y? La guita del "millonario" que le paga "2 pesos al empleado" es un problema del empleador y el empleado. Un vínculo entre privados y del que realmente no te tiene que importar un pito.

    Ahora, cuando hablamos del Estado, hablamos de tus impuestos y mis impuestos. Hoy la carga fiscal es la más alta de la historia y una de las más elevadas del mundo. El retorno que recibimos de esos impuestos es, bajo ningún punto de vista, aceptable. Ni siquiera eso. Es MALO. Y en esto tiene que ver la ineficiencia del Estado para manejar ciertas cosas, sobre todo porque no tiene ningún aliciente para ser eficiente, no debe rendirle cuentas a nadie. No hay un presupuesto fijo, no hay una meta de calidad de servicios, es un completo viva la pepa.

    Igual tenés razón en algo, estaría buenísimo que durante una semana no trabaje ningún empleado público. Es más, no durante una semana, durante 5 años. Y que la plata que nos ahorramos en mantener toda esa estructura (no solamente sueldos) sea devuelta en una baja de los impuestos. Quedate tranquilo que de alguna manera nos vamos a arreglar sin toda esa banda de ñoquis.
    En primer lugar eso de que es un problema entre privados es una gran falacia para justificar la gran inequidad que existe, el hecho que sea entre privados no implica que no condicione la vida de la sociedad y que tenga que importarte un pito.

    Con respecto a la ineficiencia del estado, estoy de acuerdo con que hay que mejorar en ese aspecto, pero la variable de ajuste no tiene porque ser el empleo.
    • Me gusta
    Me gusta

  15. #14
    Avatar de mark25
    Registración
    May 2011
    Mensajes
    2,559

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Citar Mensaje original enviado por 0Config Ver Mensaje
    Pero compañero, no tergiverse: el estado es clave, sobretodo si hace bien su trabajo. Parte de esto, a mi entender, es tener una planta suficiente, no más, no menos ... hoy me parece que hay muchos más personas trabajando para el estado de las que hacen falta y esto es por motivos políticos, no prácticos.
    Vos desde una pc sabes perfectamente que la dotacion de personal del estado es superior a la necesaria? Contanos entonces cual es la cantidad optima de personal.
    • Me gusta
    Me gusta

  16. #15
    Avatar de zeratulmdq
    Registración
    Nov 2006
    Mensajes
    3,209

    Re: Noquis, minions y algunos empleados públicos: otra herencia que dejan los Kirchne

    Citar Mensaje original enviado por mark25 Ver Mensaje
    En primer lugar eso de que es un problema entre privados es una gran falacia para justificar la gran inequidad que existe, el hecho que sea entre privados no implica que no condicione la vida de la sociedad y que tenga que importarte un pito.

    Con respecto a la ineficiencia del estado, estoy de acuerdo con que hay que mejorar en ese aspecto, pero la variable de ajuste no tiene porque ser el empleo.
    Eh?? Q tiene q ver la inequidad con lo q te dijeron arriba? Sí un privado quiere regalar la plata q lo haga. El estado no!

    Enviado desde mi móvil vía 3DG App.
    • Me gusta
    Me gusta
    Citar Mensaje original enviado por Sir Yngwie
    Gnome nunca va a dejar de parecerme feo, inestable y marron.

  17. Compartí este Tema:
    • Vistas: 10358
    • Mensajes: 221
    Seguí este Tema: Suscribite
Responder
Ir a 1234511 ... ÚltimaÚltima