Mira, será informacion anecdótica nomás, pero en mi experiencia estuve en colegios donde ningun adulto intervenia y las cargadas terminaban en trompadas y en otro donde si boludeaban a alguien se aplicaban sanciones, citaban a los padres, etc., pocas veces alguno se fue de manos mientras estuve y eso que eramos mayoria varones y no habia santos, simplemente no se daba el bulllyng. Podias aparecer como el rey de los nerds y nadie te iba a patear en el suelo, jodas nunca faltaban pero no eran con mala leche. Tenian puesto un límite. No descarto el factor hogar, pero no creo que los gabinetes psicopedagogicos esten al pedo si son manejados por gente seria. Recuerdo que la gente con problemas en la casa solia recurrir mucho a estos.