Para gorditos, gorditas y todos los que se quieren cuidar un poco: el Gobierno una guía práctica para adelgazar y comer sano.

Con la finalidad de brindar recomendaciones contra la obesidad, el Ministerio de Salud, publicó una guía práctica que brinda consejos para mejorar la atención de los pacientes que presentan esta enfermedad y saber cómo trabajar sobre la prevención en la comunidad en relación a los factores de riesgo de este mal que afecta al 18% de los argentinos.


ALIMENTACIÓN

La guía contiene algunas opciones de alimentos y preparaciones que se puede incluir en un programa de alimentación saludable.

Por ejemplo para desayuno recomienda 1 taza de leche descremada + infusión + 4 galletas de arroz + 1 cucharada tipo postre al ras de queso descremado y mermelada light. Una opción de merienda podría ser Licuado de fruta al agua + 1 turrón.

Para el almuerzo propone: una porción mediana de carne vacuna sin grasa visible o pollo sin piel o pescado o 1 huevo más 2 claras o queso descremado (tamaño caja chica de fósforo) más dos claras de huevo + ½ platode ensalada o preparaciones con verduras. Para la cena el plato se sugiere más liviano: 1/2 plato de arroz preferentemente integral o fideos o legumbres-lentejas, porotos o garbanzos + ensalada o preparaciones con verduras.
ACTIVIDAD FÍSICA

En cuanto a la actividad física se recomienda la de tipo aeróbico.

En personas sedentarias de mediana edad que no tomen medicación se sugiere el ejercicio regular moderado. Actividades de tipo aeróbico, que se pueden asociar a ejercicios contra-resistencia de baja carga. Por ejemplo, caminar por 30 minutos o andar en bicicleta 40 minutos.

Si bien la guía se encuentra orientada a médicos y equipos de salud, desde el Ministerio de Salud brindaron algunas recomendaciones que alcanzan a la población en general (más adelante la cartera elaborará otro manual):
SUGERENCIAS PARA UN BUEN DIAGNÓSTICO

Para realizar un diagnóstico inicial de una persona con obesidad, se sugiere:

1) Una evaluación clínica de la obesidad que incluya los antecedentes de salud y un examen físico como parte de la estimación del riesgo.

2) Calcular el índice de la masa corporal. Este cálculo se realiza dividiendo la altura en metros al cuadrado por el peso en kilogramos. Si el resultado excede los 25kg hasta 27kg, se considera sobre peso estético, de 27 a 30kg, se considera sobrepeso mórbido y, a partir de 30, se considera obesidad en el caso de las mujeres.

3) Medir la circunferencia de cintura en todas las personas adultas. Su aumento se asocia al desarrollo de la diabetes tipo 2, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

4) Utilizar la medición de la circunferencia de cintura en todos los adultos, en vez del índice cintura cadera, ya que éste aumenta la complejidad y no mejora significativamente la estimación de adiposidad.


El Ministerio de Salud de la Nación lanzó una guía contra la obesidad. Foto: Archivo
5) El abordaje del tratamiento de las personas con obesidad debe ser realizado por un equipo interdisciplinario.

6) Se recomienda alentar a todas las personas con obesidad a intentar una reducción de peso, ya que todo descenso de peso trae beneficios para la salud.

7) La reducción de peso de las personas con obesidad contribuye a los beneficios en las enfermedades asociadas: presión arterial, diabetes, osteoartritis, patologías respiratorias como el asma y las apneas del sueño.

8) Descender de peso para las personas con obesidad e intolerancia a la glucosa contribuye a reducir la incidencia de diabetes tanto de hombres como de mujeres.

9) Se recomienda desalentar el descenso rápido porque se observa asociación con potenciales riesgos para la salud.

10) Adaptar la prescripción del plan alimentario a los gustos y preferencias de la persona con obesidad. La adherencia demostró ser uno de los factores más importantes para el descenso de peso y sostén en el tiempo. No se observaron diferencias significativas entre los distintos tipos de dietas....fuente
Será una medida para que dejen de comer tomates y baje el precio