Corrupción y sobresueldos en el gobierno español de Rajoy

Una trama de corrupción amenaza a Rajoy. Una investigación reveló que la cúpula del oficialismo recibía sobresueldos

Ya debilitados por la falta de resultados en su gestión de la crisis económica, el presidente español, Mariano Rajoy , y su gobierno recibieron ayer uno de los golpes más duros en poco más de un año de mandato.
Un informe del diario El Mundo reveló un esquema de jugosos sobresueldos en la cúpula y rangos medios del Partido Popular (PP), ideado por Luis Bárcenas, ex tesorero del oficialismo, investigado por otra trama de financiación ilegal de la organización política.

El escándalo de corrupción salpica muy de cerca a Rajoy: el esquema estuvo vigente durante más de dos décadas hasta 2009, cuatro años después de que él reemplazara al ex presidente José María Aznar en la conducción del PP.

De acuerdo con El Mundo, los dirigentes del partido recibían, cada mes, "sobres con sobresueldos en negro" de entre 5000 y 15.000 euros. El dinero provenía de comisiones cobradas a empresas constructoras y compañías de seguridad, muchas veces a cambio de contratos con el Estado. El esquema llegó a su fin cuando Rajoy nombró a María Dolores Cospedal en la secretaría general del PP, que desplazó a Bárcenas. De todas formas, el partido mantuvo al ex tesorero en su organigrama e incluso le paga los abogados en la investigación que le sigue la justicia por financiación ilegal.

Durante esa pesquisa, se descubrió que Bárcenas, que dice tener documentos comprometedores sobre el PP, había desviado fondos por 20 millones de euros a Suiza.
El escándalo conmocionó a la clase política nacional y llevó a cientos de españoles, ya sacudidos por el desempleo y una crisis que no cede, a protestar ante las sedes del PP en Madrid y Valencia.

Las revelaciones provocaron una gran desazón dentro del partido gobernante, que, de acuerdo con una encuesta publicada recientemente por el diario El País, perdió cerca de 15 puntos de apoyo (del 44% a un magro 29,4%) hacia el final del primer año de mandato de Rajoy, en el que la evolución de la economía siguió en picada -la caída de su PBI sería de 1,3%- y la desocupación superó el 25%.

Ayer, Rajoy, muy criticado por todo el arco opositor, mantuvo un silencio muy previsible. Pero la dirigencia del PP sí tuvo que salir a dar la cara.
En su habitual conferencia de prensa de los viernes, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría negó la existencia del pago de sobresueldos ilegales.

"Yo en mi tiempo ni vi, ni se me ofreció ningún sobre con dinero, y por supuesto, no lo hubiera aceptado", dijo la "número dos" del Palacio de la Moncloa.

Además, Sáenz de Santamaría afirmó que en el gobierno están "sorprendidos e indignados" por las revelaciones periodísticas sobre Bárcenas y el partido.
Por su parte, Cospedal, hoy presidenta de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, evitó hacer contacto directo con los periodistas que buscaron hablar con ella sobre el escándalo, y solo hizo breves declaraciones en entrevistas radiales con emisoras cercanas al oficialismo.

En uno de esos diálogos negó "rotunda y claramente" que los pagos se hayan continuado haciendo durante su gestión como secretaria general, es decir, en los últimos cuatro años. Y afirmó que "no le consta" que el abono de sobresueldos se haya llevado a cabo en el PP -y en el partido que le antecedió, la Alianza Popular (AP) del fallecido Manuel Fraga Iribarne- en los 20 años anteriores.

No obstante, en un acto político partidario, Cospedal cargó las tintas sobre Bárcenas, al declarar, sugestivamente, que en el partido gobernante "cada palo aguanta su propia vela".

Más dura fue ayer la presidenta del PP madrileño, y ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien no dudó de calificar de "crisis institucional gravísima" el momento que vive su partido.


"AMIGOS SUDAMERICANOS"

La polémica en torno a Luis Bárcenas tuvo anteayer su capítulo inicial, cuando trascendió que la justicia española recibió un informe del Dresdner Bank en el que se afirmaba que el ex tesorero del PP tenía en una cuenta bancaria en Suiza una cifra cercana a los 22,4 millones de euros.

Ayer, su abogado, Alfonso Trallero, señaló que su defendido "regularizó" diez millones de euros ante la agencia tributaria española, al acogerse a una amnistía fiscal aprobada por el gobierno español el año pasado.

Tras ser desmentida esta información por el Ministerio de Hacienda, el letrado replicó: "Hacienda no miente, pero yo tampoco. Bárcenas, como persona física, no se ha acogido a ninguna regularización, pero sus empresas sí. Y él como dueño de ellas las ha regularizado", afirmó.

Trallero también descartó las sospechas de que los fondos depositados en Suiza provinieran de la trama de corrupción política y empresarial conocida en España bajo el nombre de "caso Gürtel", por la que políticos del PP fueron beneficiados con sumas de dinero y diversos bienes, supuestamente a cambio de favores especiales.

Al ser consultado sobre el origen de los fondos, el abogado defensor de Bárcenas no dudó en extender las responsabilidades más allá del partido e, incluso, del océano Atlántico. "Las sumas de dinero que figuran en los bancos suizos no eran únicamente de Bárcenas", dijo, al explicar que los fondos procedían, en realidad, de inversiones compartidas con "varios amigos y empresarios" de América del Sur.

LA CONTABILIDAD OCULTA DEL PPP

Claves para entender el escándalo de corrupción

La trama
El ex gerente y ex tesorero del PP Luis Bárcenas pagó durante casi 20 años sobresueldos en dinero negro a la cúpula del partido. Los sobres contenían entre 5000 y 15.000 euros. El dinero procedía de comisiones cobradas a constructoras y compañías de seguridad

El personaje
Bárcenas, de 55 años, está imputado penalmente en el llamado caso Gürtel -que estalló en 2009- sobre corrupción, tráfico de influencias y blanqueo de capitales ligado presuntamente a cargos del PP. Esta semana se hizo público que llegó a tener 22 millones de euros en un banco suizo

El principal afectado
Aunque no habría cobrado sobresueldos, el presidente español Mariano Rajoy es el principal afectado por el escándalo, ya que fue él quien promocionó a Bárcenas de gerente a tesorero y quien decidió defenderlo luego

La amenaza
Bárcenas amenaza con sacar a la luz toda esta contabilidad B si el partido no lo ayuda a librarse de las consecuencias penales del caso Gürtel, por el que podría ir preso
Fuente

Gallegos picarones. De ahi viene nuestra corrupción, de la madre patria. Por sos somos como somos, una mezcla de esto con algo de fiestero tano tipo Berlusconi