Dos cosas están pasando, la primera es que Repsol va a intentar bloquear las compras de gas que realizará el Gobierno en 2013, ende, tal vez tengamos problemas de gas. La otra es que los organismos internacionales aceptaron los reclamos de Repsol contra Argentina por la expropiacion asique parace que el juicio procedera (igual, seguro perdemos, pero lo paga el gobierno que viene o el otro asique todo chupa un huevo).

Respecto a al primer asunto, el del gas:

La compañía que comanda Antonio Brufau busca bloquearle a la española GNF el uso de los barcos que tiene comprometidos con Argentina.

La importación récord de gas por barco para 2013 quedó inmersa en una fuerte polémica.
Sucede que la administración kirchnerista decidió comprarle a la española Gas Natural Fenosa (GNF) 24 de los 56 cargamentos de gas natural licuado (GNL) que fueron adjudicados el viernes.

El contrato con GNF equivale al 70% del total del combustible que necesita para el próximo año la regasificadora de Escobar e implica un negocio global de US$ 1.152 millones .
Según consigna Clarín, este inusual abastecimiento para la terminal bonarense corre el riesgo de no poder concretarse por la disputa interna que mantiene Repsol con GNF.

Tras haber activado en el CIADI un megareclamo por u$s10.500 millones por la expropiación de YPF, ahora la petrolera que comanda Antonio Brufau busca bloquearle a GNF el uso de los barcos que tiene comprometidos con Argentina.

Tal como consigna el matutino porteño, para cubrir el déficit interno de gas, el Ministerio de Planificación resolvió importar para 2013 un récord de 83 cargas de 135.000 metros cúbicos de GNL cada una para abastecer a las regasificadoras de Bahía Blanca y Escobar. Si bien la que recibe y paga el gas es la estatal Enarsa; por una decisión del viceministro de Economía, Axel Kicillof, la que quedó a cargo de las compras fue la reestatizada YPF.
De los 83 barcos programados, YPF consiguió ofertas para cubrir 70 entregas.

Casi al mismo tiempo en que en Buenos Aires se adjudicaban las cargas, en la capital española la pelea entre Repsol y GNF sumó un nuevo capítulo. Repsol -que controla el 30% de GNF- quiere que ésta actúe "solidariamente" y no le venda gas a Argentina por lo que hizo con YPF. Tras no poder imponer esa postura en el directorio de GNF, ahora Repsol -según fuentes madrileñas- evalúa presionar por el lado de Stream, la empresa de barcos metaneros cuya propiedad comparte con GNF.
Fte

Yo creo que estos tipos nunca invirtieron en energía porque nunca soñaron con que se darian las condiciones (un pueblo muy tonto del que todos somos parte, falta de candidatos de la oposición y caja enorme por la soja para comprar a todos y todas) para perpetuarse durante tanto tiempo en el poder. Entonces la ineptitud que los embarga les evito ser previsores.