Frenan la baja de subsidios para mantener el consumo
La quita sigue vigente en las áreas que ya se aplica; por ahora, no sumarán a más barrios ni empresas
Por Mariano Obarrio | LA NACION

La presidenta Cristina Kirchner decidió frenar la eliminación de subsidios a los servicios públicos de gas, electricidad y agua en todas aquellas zonas en las que todavía el recorte no llegó. Estas zonas se encontraban, sin embargo, en la mira de la Casa Rosada. Ahora quedó suspendida la incorporación de nuevos barrios al plan previsto para este mes, dijeron a LA NACION altas fuentes del Gobierno. Por el momento, tampoco se recortará la ayuda estatal al transporte ferroviario y automotor ni a las empresas no incluidas en el ajuste.

La suspensión no será anunciada oficialmente como una medida formal, pero ya está en ejecución. La decisión de la Presidenta está originada en la necesidad de recuperar los niveles de consumo ante el enfriamiento de la economía registrado desde que comenzó el año. La quita de los subsidios en los servicios de los sectores medios representó aumentos de más del 300% para los consumidores.

Los recortes anunciados en noviembre continuarán vigentes en zonas como Recoleta, Barrio Parque, Puerto Madero y en otras áreas donde ya han llegado las facturas con la opción de pagar con el subsidio o sin éste, dijeron fuentes del ministerio de Planificación.

Los subsidios suman en el presupuesto 2012 unos $ 75.000 millones y el Gobierno pretendía recortar unos 20.000 millones. "Por ahora, la eliminación de los subsidios está suspendida, no se dispusieron nuevas zonas ni nuevas empresas a las que se le quitarán esas ayudas", confió a LA NACION una alta fuente oficial.

Tampoco en el sector transportes hubo novedades. La fecha para el aumento de la tarifa de los colectivos y trenes para aquellos usuarios que no hayan obtenido la tarjeta SUBE todavía no está definida, señaló a este diario un vocero del ministro de Planificación, Julio De Vido. "Todo eso se analizará pero por ahora no habrá nada", dijo.




La "sintonía fina", que era poner límites al gasto, dio paso al aumento de ingresos vía la reforma del Banco Central. El Gobierno podrá ampliar el uso de adelantos transitorios al Tesoro en $ 50.000 millones y de US$ 3000 millones en reservas. Según la oposición, podría echar mano de hasta $ 170.000 millones para financiar el déficit y los gastos corrientes.

¿Por qué se frenó el "redireccionamiento equitativo" de subsidios anunciado con bombos y platillos a fines de 2011 y principios de 2012? En la Casa Rosada dieron tres motivos:

La tragedia de Once, con 51 muertos y 700 heridos, generó el temor de nuevos accidentes. Se necesitan nuevas obras y mantenimiento en los ferrocarrilles.
La economía se desaceleró con las primeras quitas de subsidios que están vigentes y por la inflación. La Presidenta optaría por la vieja fórmula de incentivar el consumo y la demanda para que no decaiga la actividad.
El clima social se enrareció tras la crisis de Once, el caso Boudou y la protesta docente. La popularidad presidencial bajó unos 10 puntos, y en ese contexto el aumento del transporte y los servicios profundizaría ese mal humor.
La excusa de la postergación que se manejará es la lenta instrumentación de las declaraciones juradas. Y reprogramarán las fechas, pero nadie sabe si se cumplirán. En Planificación confiaron que se suspendió la incorporación de barrios a los que se les hace llegar las declaraciones juradas. También se frenó la inclusión de barrios con quita directa de subsidios.

"No hay fecha. Ni para los consumos domiciliarios ni para el transporte", dijeron en Planificación.

"En la SUBE lo primero es la masificación", plantean en el Gobierno. Luego se estudiará cuánto sería el nuevo valor de la tarifa sin subsidios. La SUBE alcanzó los 9 millones de tarjetas.

También se paralizó la quita de subsidios para las empresas. Las que fueron afectadas seguirán afectadas. La ministra de Producción, Débora Giorgi; el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y el viceministro de Planificación, Roberto Baratta, estudiaban un mecanismo de quita progresiva de subsidios a las industrias, sector por sector, empresa por empresa. "Esto se frenó, se durmió", dijeron a LA NACION en esos despachos.

El 1° de noviembre se eliminaron los subsidios para bancos, financieras, aseguradoras, casinos, bingos, hipódromos, aeropuertos, puertos, telefonía móvil, minas y petroleras. Dos semanas después se agregaron los barrios de Puerto Madero, Barrio Parque, countries y unas 40 empresas. El 2 de diciembre se incluyeron en el plan zonas de Palermo, Núñez, Belgrano, Recoleta, Retiro, La Horqueta (San Isidro), Vicente López y departamentos de alta categoría. El 3 de febrero se agregaron áreas de los partidos bonaerenses de San Fernando, Tigre, Ituzaingó, Hurlingham, San Isidro, Almirante Brown..
de La nacion

Me parece que es un parche, pero bue