Bancos deberán informar compra de dólares con 10 días de antelación

• LO DISPUSO AYER EL BANCO CENTRAL.
• LA MEDIDA REGIRÁ DESDE ESTE JUEVES

Por: Pablo Wende

A partir del próximo jueves 15, los bancos estarán obligados a informar al Central un detalle de todas las operaciones relacionadas con la compra de dólares para los próximos 10 días hábiles. De esta manera, ninguna empresa podrá acceder al mercado de divisas si no le comunica esta intención a la entidad financiera al menos diez días antes en relación con el momento en que precisa los dólares.

El encargado de formalizar esta nueva regla fue el gerente de Exterior y Cambios de la autoridad monetaria, Jorge Rodríguez, un hombre clave para el actual esquema que busca mantener bajo estricto control lo que entra y, sobre todo, lo que sale en materia de divisas. El sistema, que ya se había puesto en marcha en noviembre, estipulaba que las entidades debían informar con 5 días hábiles de antelación las operaciones a ser cursadas por el mercado de cambios. Ahora se decidió duplicar el plazo, aclarándose en la misiva dirigida a las cámaras bancarias que esta práctica será incorporada como «modalidad de trabajo permanente». Asimismo, Rodríguez remarcó a los bancos «la necesidad de habituar a los clientes a prever con anticipación sus operaciones. En el futuro, los listados de ventas de moneda extranjera a clientes sólo podrán modificarse como excepción, en casos puntuales y con la debida justificación». Y por último señala que «los listados de las operaciones de los próximos diez días hábiles deberán ser confeccionados considerándose como definitivos». De esta forma, si algún cliente llegara a necesitar las divisas en forma imprevista, no podrá acceder al mercado de cambios si no avisó con la debida antelación, salvo que el Central acepte alguna excepción.

Se trata de la primera medida concreta que se perfecciona luego de la conformación de la nueva Secretaría de Comercio Exterior, a cargo de Beatriz Paglieri. Ella trabajará junto con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y tendrán fuerte injerencia en la política comercial y también en la cambiaria.

Por el nuevo sistema deberán pasar tanto las empresas que precisan pagar importaciones, como aquellas que quieran girar utilidades al exterior. De esta forma, el Gobierno contará con información muy detallada de cada una de las operaciones que desean realizar las empresas y el motivo por el cual busca acceder al mercado cambiario. La antelación con la que deberán comunicar sus intenciones de acceder a divisas le dará tiempo ya sea al Central o a Moreno a denegar algunos de los pedidos.

No está claro si en este esquema ingresarán otras operaciones, por ejemplo aquellas vinculadas con transacciones del público. Un caso puede ser la compra de divisas a través de un crédito hipotecario. Este sistema fue autorizado por la AFIP y el Central, pero es posible que ahora también deba ser comunicado con esos diez días de antelación. Lo mismo sucedería con la necesidad de acceder a dólares para el pago de la tarjeta de crédito de clientes que efectuaron compras en el exterior. Sin embargo, no parece ser el objetivo principal por parte de la entidad que preside Mercedes Marcó del Pont.

Para comprar dólares en una sucursal todo seguirá como hasta ahora: habrá que pasar por el «filtro» de la AFIP para saber si el individuo está autorizado para comprar divisas, de acuerdo con su capacidad contributiva.

Las restricciones para acceder al mercado cambiario surgieron a partir de fin de octubre, con las nuevas medidas de la AFIP para controlar la compra de dólares. A través del BCRA y la secretaría de Comercio Interior, se negó a muchas empresas a pagar importaciones, pero sobre todo se exigió que esperen para girar utilidades al exterior. Los empresarios esperan que estas limitaciones se vayan ablandando a medida que el balance cambiario se vuelva más favorable al Central, lo cual sucedería recién a partir de fines del primer trimestre de 2012, cuando ingresen las divisas de la cosecha gruesa.
Fte: Ambito