Avanza el proyecto de Ley de Identidad de Género. La Cámara de Diputados avanzó con la ley de identidad de género, que permite a las personas cambiar su nombre y género en el Documento Nacional de Identidad (DNI) sin necesidad de que intervenga un juez ni que se presenten estudios médicos.

La iniciativa, respaldada por distintas agrupaciones de gays, lesbianas y trans, obtuvo este martes el dictamen de mayoría en la reunión plenaria de Legislación General y Justicia, por lo que quedó en condiciones de llegar al recinto antes de fin de año.

Tras una reunión de más de una hora en la sala 1 del edificio del anexo de la Cámara baja, la titular de Legislación General, Vilma Ibarra, anunció que se habían conseguido las firmas necesarias para obtener el dictamen.

La noticia generó una ola de aplausos de parte de los legisladores a favor de los militantes de las diferentes organizaciones que acompañaron el debate, entre ellos, la referente del sector y legisladora electa porteña, María Rachid, y el ex participante de "Gran Hermano" Alejandro Iglesias, quien logró meses atrás cambiar su género en el DNI.

Ibarra explicó que "el concepto de identidad de género tiene que ver con aquellos en los que no coincide su percepción de género con su género".

Según explicó Ibarra, "sin necesidad de pruebas, ni intervención médica" se puede realizar el cambio.

"No se cambia el número, sólo se corrige el nombre y el género. No puede ser pública la información, sólo puede tener acceso la persona y el juez", detalló la diputada.

En el debate, la radical Silvana Giudici afirmó que de aprobarse el proyecto el país tendrá "una legislación de avanzada".

"Pero no hay que conformarse con eso. Debemos trabajar muy fuertemente a partir de este reconocimiento a favor de la igualdad", dijo Giudici.

La diputada del monobloque Democracia Igualitaria y Participativa (DIP), Marcela Rodríguez, señaló: "No se trata de un mero cambio de DNI, sino que el derecho a la identidad hace al derecho a la ciudadanía".

"No estamos haciendo otra cosa que pagar nuestras deudas", resaltó Rodríguez.

A la vez, el diputado del Frente para la Victoria, Luis Cigogna, destacó el proyecto, pero pidió la modificación del artículo que permite a los menores de edad modificar su sexo en el documento con el consentimiento de sus padres.

"Me parece que es peligroso que lo decidan sus padres. En todo caso, me parecería procedente que se recurra a la Justicia", opinó el kirchnerista.

En el mismo sentido, el legislador del FpV Juan Pais reclamó otra modificación, para que el proyecto contemple los cambios que se harán en las leyes del registro civil a partir de esta medida.

La líder del GEN, Margarita Stolbizer, en tanto, afirmó que "esta ley es un avance en hacer operativo el ejercicio de los derechos".

"Necesitamos hacer el mejor esfuerzo para que esto no se caiga por falta de acuerdo político", enfatizó Stolbizer.

Por su parte, la diputada del PRO, Laura Alonso, agregó: "Es una tarde importante, no sólo porque dimos dictamen a una ley por igualdad, sino porque avanzamos en la libertad".

Sobre el final, Ibarra resaltó que se trata de "un trabajo de mucho tiempo" y dijo que atenderá los pedidos de modificaciones que realizaron los legisladores antes de que el proyecto llegue al recinto.

El proyecto recolectó las firmas de los integrantes de Legislación Penal Ibarra, Cigogna, Diana Conti, Pais, Celia Arena, Verónica Benas, Gerardo Milman, María Regazzolli y María Cristina Cremer de Busti.

Además, adhirieron los miembros de Justicia Juan Pedro Tunessi, Carlos Favario, Jorgte Albarracin, Laura Aloso, Héctor Recalde, Alfredo Dato, Marcela Rodríguez, Margarita Stolbizer, Alcira Argumedo y Natalia Gambaro, además de Gustavo Ferrari, Rubén Lanceta y Carlos Carranza, con disidencia parcial.

En tanto, el diputado PRO, Julián Obiglio, se opuso al dictamen de mayoría y presentó el propio: "El proyecto destruye toda la legislación de orden público sobre el sexo y nombre de las personas. La inseguridad jurídica que genera es terrible porque le abre la puerta al engaño y la estafa sexual y contractual".
Fuente: Ambito