El FMI, en alerta por un ataque cibernético. Sería el caso más grave de su historia

WASHINGTON.- Mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) continúa debatiendo el reemplazo de su director tras el arresto por intento de violación, el mes pasado, de Dominique Strauss-Kahn, el organismo fue recientemente víctima de lo que expertos informáticos describen como un sofisticado ciberataque a gran escala, cuyas consecuencias y dimensiones aún se desconocen.

El Fondo, que maneja la crisis financiera en todo el mundo y es depositario de información altamente clasificada sobre la salud fiscal de las naciones, informó del ataque a su personal y a su directorio el día miércoles, pero no realizó ningún anuncio público al respecto.

Varios altos funcionarios del organismo que manejan información sobre el ataque coincidieron en que fue grave y sofisticado. "Fue una importante violación de la seguridad", dijo un funcionario, que agregó que el ataque, que sería el peor en la historia del organismo, se produjo a lo largo de los últimos meses, incluso antes de que Strauss-Kahn, el político francés que dirigía la institución, fuese arrestado por intento de violación de una mucama de un hotel en Nueva York.

Anteayer, cuando se le preguntó por el ataque informático, un vocero del Fondo, David Hawley, se negó a brindar detalles o a comentar sobre el alcance o la naturaleza de la brecha abierta en la seguridad. "Estamos investigando un incidente, y el Fondo sigue funcionando con total normalidad", aseguró Hawley.

Como el Fondo es una pieza central de los programas de rescate económico para Portugal, Grecia e Irlanda, y posee información sensible sobre otros países que podrían estar al borde de una crisis, la base de datos del organismo puede contener información capaz de generar movimientos en los mercados.

También contiene comunicaciones entre mandatarios durante los procesos de negociación y los términos de los paquetes de rescate, que por lo general se acuerdan entre bambalinas. En palabras de uno de los funcionarios del FMI, el contenido de esas negociaciones podría ser "dinamita política en muchos países".

Aún no queda claro, sin embargo, el tipo de información al que tuvieron acceso los ciberatacantes.
Cautela en el Banco Mundial

La preocupación que generó el ataque fue tan grande que el Banco Mundial -un organismo internacional abocado al desarrollo económico, cuyas oficinas centrales están frente a las del FMI en la misma calle del centro de Washington- desconectó la red que usan las dos instituciones para compartir información.

Un vocero del Banco Mundial dijo que se trató de una medida de "cautela suplementaria" hasta que se supo más sobre el alcance y la naturaleza del ataque contra el FMI.

Esa red hace posible que estas instituciones compartan información que no es de dominio público y realicen reuniones virtuales, pero los usuarios del sistema dicen que no permite acceder a la información confidencial de cada organismo.

Las empresas e instituciones públicas suelen ser reticentes a la hora de describir abiertamente la naturaleza o el éxito de los ataques a sus sistemas informáticos, en parte por temor a proporcionar información que podrían aprovechar los mismos individuos o países que organizaron el ataque.

Sin embargo, en los últimos tiempos Google denunció enérgicamente este tipo de ataque, y en un caso reciente hasta declaró que el ataque provino de China, una acusación que el gobierno de Pekín se apresuró a desmentir.

En el caso del FMI, en cambio, los funcionarios fueron muy cuidadosos en no revelar el posible origen del ataque, un tema sumamente delicado, ya que la mayoría de los países del mundo integra el organismo.

Lo más probable es que los ataques hayan sido realizados a través de una técnica conocida como "spear phishing", mediante la cual un individuo es engañado para hacer clic en un vínculo de web malicioso o ejecutar un programa que libera el acceso a la red del destinatario.

También es posible que el ataque haya sido menos específico; en ese caso, el intruso meramente estaba probando el sistema y explorando sus posibilidades.

El organismo dijo que no cree que la violación de seguridad a sus sistemas esté relacionada con el sofisticado ataque digital contra RSA Security, ocurrido en marzo, que comprometió parte de la información que las compañías y los gobiernos usan para controlar el acceso a sus sistemas informáticos más sensibles.

RSA notificó a sus clientes de la pérdida de información, y el mes pasado los hackers intentaron utilizar esos datos robados de RSA para acceder a las computadoras y a la red interna de la corporación Lockheed Martin, el contratista militar más grande de Estados Unidos.

Traducción de Jaime Arrambide
FISCHER, OTRO CANDIDATO PARA EL ORGANISMO

JERUSALEN (Reuters).- El jefe del Banco de Israel, Stanley Fischer, confirmó ayer que decidió postularse como candidato a liderar el Fondo Monetario Internacional (FMI), en lo que supondría un serio desafío para la candidata favorita, la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde. "Creo que puedo contribuir al FMI y a la economía mundial en este período poscrisis", dijo ayer Fischer, un economista de 67 años, respetado por haber ayudado a la economía israelí a atravesar la crisis financiera internacional. Se espera que el Fondo nombre a un nuevo director gerente antes del 30 de junio, en reemplazo del saliente Dominique Strauss-Kahn.

D. E. Sanger y J. Markoff
The New York Times
Fuente: La Nación