Información de interés para los afortunados que tengan su cartera de activos distribuida en el mundo y los paraisos fiscales

La AFIP logra acceder a datos de argentinos en paraísos fiscales
Para obtenerlos firmó un convenio con Mónaco; también acordará con las islas Caimán y Andorra

El principado de Mónaco, una de las principales plazas financieras elegidas por contribuyentes argentinos tras la presión internacional ejercida sobre Suiza, acordó pasarle información fiscal y bancaria al Gobierno para poder detectar maniobras de evasión en el exterior.

Así lo informó ayer el jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, que adelantó que se firmarán convenios de intercambio de información con Andorra y las islas Caimán, entre otros paraísos fiscales.

La estrategia va a contramano del polémico blanqueo de capitales desarrollado este año por la AFIP.

En una conferencia de prensa, el funcionario informó que "la Argentina se transforma así en el primer país latinoamericano que firma un convenio de este alcance con Mónaco, que ya tiene acuerdos similares con otros 12 países".

Echegaray sostuvo que la AFIP sabe que "hay personas físicas y empresas argentinas que operan en ese territorio, pero nos faltaba este convenio para poder acceder a información más precisa, de modo que nadie más nos diga que estamos cazando sólo dentro del zoológico".

Así, los contribuyentes que se encuentren bajo fiscalización del organismo fiscal y a los que se les pueda detectar alguna operación en negro en Mónaco ya no estarían protegidos por el secreto de esta exclusiva plaza financiera europea.

El convenio, firmado con el ministro para Asuntos Exteriores y Económicos de Mónaco, Franck Biancheri, entrará en vigencia dentro de unas dos semanas, precisó el funcionario a LA NACION.

Los cañones de la AFIP apuntarán a detectar casos de evasión millonaria en Ganancias, IVA, Ganancia Mínima Presunta y Bienes Personales, mientras que Mónaco estaría interesado en el impuesto a las utilidades de sus empresas.

Por este acuerdo, la AFIP podrá pedir información bancaria y fiscal y enviar inspectores a ese territorio. "La AFIP va en busca de las cuentas perdidas en el extranjero", se animó Echegaray, quien de inmediato aclaró que los datos solicitados "se manejarán en forma confidencial", para no generar mayores nervios.

En esa misma senda, indicó que ayer la administración de las islas Caimán "manifestó su disposición para firmar un convenio de intercambio informativo en términos fiscales, al igual que Andorra". Luego llegaría el turno de Italia, San Marino, Gibraltar, Liechtenstein, Costa Rica, Antillas Holandesas y Jersey, adelantó el funcionario.

"Los próximos convenios que se firmarán significan un salto de calidad en materia de cruzamiento de información, dado que se trata de países con baja o nula tributación", indicó el funcionario.

La pregunta obvia es por qué estos territorios -algunos de nula o baja tributación y escogidos para tratar de eludir el pago de impuestos- comienzan a aceptar estos controles. La respuesta es la presión que comenzó con Estados Unidos y se extendió al resto de los países del Grupo de los 20.

De hecho, en las últimas reuniones, el G-20, que también integra la Argentina, reiteró su pedido para que se incremente la transparencia y el intercambio de información entre los países, con la intención de combatir la evasión, el lavado de dinero y prevenir las crisis financieras.

Esto incluye también la evaluación de las cuentas públicas por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), que el Gobierno no realiza desde 2006, para no tener que enfrentar críticas por la manipulación de las estadísticas oficiales.

Echegaray dijo que, en la medida en que la AFIP pueda detectar quiénes operan con paraísos fiscales y quiénes no, podrá regularizar en forma más veloz la devolución de reintegros a las exportaciones, reclamados por empresas que "en su mayoría canalizan operaciones a través de Uruguay". Justamente, el país vecino se niega a firmar un convenio de información fiscal con la Argentina.

Suiza sí, EE.UU. no
Los tributaristas Flavia Melzi y César Litvin expresaron a LA NACION su apoyo a la estrategia de la AFIP, como una vía para fomentar la "equidad impositiva".

Y si bien no quisieron hacer menciones específicas, se sabe que hay dos casos particularmente importantes: Suiza -que ya accedió, según Echegaray, a reformular el convenio de doble imposición que incluya un inciso para intercambiar datos fiscales- y Estados Unidos, destino de la mayoría de los depósitos informales de los argentinos. Curiosamente, la Argentina y EE.UU. firmaron en 1981 un tratado que permitiría lograr esta cooperación, pero "nunca fue ratificado por los países, por lo que no está vigente", explicó Litvin.

Claves

Adiós al secreto. Mónaco y la Argentina firmaron un convenio que permitirá el levantamiento del secreto para datos fiscales y bancarios en forma recíproca.
Se utilizará para los casos que estén bajo fiscalización.

Objetivos. La AFIP intenta ampliar la base de información de Ganancias, Bienes Personales, IVA y Ganancia Mínima Presunta, a través de operaciones realizadas por personas físicas y sociedades.

Próximos acuerdos. Luego de esta firma, se planea rubricar antes de fin de año intercambios informativos con islas Caimán, Andorra, Liechtenstein, Italia y Gilbraltar. En cambio, se resisten Suiza y Estados Unidos.

Motivos. Estos territorios, la mayoría de baja o nula tributación, acceden a dar esta información por la presión internacional generada primero por EE.UU. y luego por el resto de los países del G-20, que integra la Argentina.

fuente: Martín Kanenguiser
LA NACION