Lo había visto en su face. Un garronazo.