Llevo un buen tiempo escribiendo cosas al azar que rápidamente se me vienen al cerebro, las dejo estacionar y las plasmo en la computadora o en un papel, últimamente utilizando mas el ultimo recurso.
No puedo encontrarme, lógicamente, dentro de un ámbito "literario" para redactar, simplemente me gusta dejarme llevar. Creo que la ciencia en todo esto es simplemente escribir y escribir, con el paso de las letras uno va perfeccionando sus sentidos, como también el modo de expresarse. Soy un desastre expresándome, nunca pase del 6 en lengua castellana. Pero creo que sin duda alguna las imágenes se plasman perfectamente en la mente del lector, aparte de ser rápidos. Sin mas, algunos de ellos y espero que al menos a uno de ustedes le guste, seria un honor.
NOTA: Cada uno comienza con la primera letra en negrita, luego de dejar un renglón significa el comienzo de otro de otro texto, completamente distinto.



Dejo de jugar con el vaso. Agarro una pequeña serpiente, alguien le dijo que tenga cuidado pero no lo escucho. Se le escapo y empezó a caminar por su espalda, haciéndole un cosquilleo hormigueante. La agarro por el cuello (si es que tienen) y ella empezó a moverse frenéticamente, metanfetamina de por medio, hasta que logro escaparse y meterse entre las piernas de Albert.
Despertó bruscamente, buscando entre las sabanas una serpiente. Pensó encontrar una araña pero solo era un poco de papel higiénico de la noche anterior, con Sara.-

Alcé la vista y vi el espacio, observándome, con ojos del tamaño de un planeta. Las estrellas se movían, y jugaban con mis pensamientos. ¡Que hermosas son! Por algo las celebridades son denominadas estrellas, sin un punto fehaciente de comparación sobre la naturaleza de la belleza humana con la naturaleza de la belleza provocada por una explosión intergaláctica. Haha, las estrellas cantan para nosotros en televisión, también nos muestran sus piernas y sus tetas. Me pregunto cuando nos darán una explosión. -

Yentre medio de sus pensamientos coloque una canción, deseoso de verla reír. Lloro. Seque sus lágrimas que formaban el Nilo con un pañuelo que tenia en mi bolsillo, viendo el color carmesí de sus cachetes como un paisaje del Sahara. Ojos quebradizos me mostraban su verdad, su mentira. Escondida detrás de su larga cabellera lisa como la arena, quiso hablar, pero callo rápidamente como un lagarto nadando en el oasis. Tocamos nuestras manos sencillamente, dejando la respiración adueñarse del silencio.
Su mano se alejo mientras mi piel se enfriaba, pasos alejados como tics de una bomba, y un sonido de explosión al cerrar la puerta. Mi mano aun la esperaba, solitaria en medio de la mesa.
El silencio, otra vez, era el dueño de mi alma.-

El hielo hace clan clan, inminente escapatoria a la heladera para volver a llenar el vaso.
-Mismo trago por favor-se dice a si mismo-, y se sirve tres medidas de whiskey con energizante.
Las sillas rechinan por el alto volumen de la musica, el ambiente ya no es el mismo que antes. Las luces se mantienen encendidas, es en la oscuridad donde yace el miedo.
En la otra habitación una vieja duerme. O esta muerta.
Mas abajo una chica desnuda baila, mueve su cuerpo al compás de Vivaldi. Belleza americana.
El vaso hace crash. Décimo quinto sueño en acción, mañana deberá limpiar.-

Su pelo, sus ojos, su cara, su cuerpo. Aroma a Babilonia, sentidos duplicados, corbata de Green Day. Palabras de ángel, conectado, big bang. Paso a paso deseo, cama satín, pies de oro. Besa como diosa, sesión de sexo en el cielo, piernas largas de mis hombros.
Eso es amor.-

Y ahí estaba, frente a toda esa gente, saltando y rimando, acogiéndose de los sonidos pre seleccionados por su narrador. Los mire con fuerza mientras los destellos de luces constantemente mostraban cuerpos de diferentes composiciones físicas atraídas por un mismo sentimiento de conformidad exuberante y deleitosa. Quien mas para sonreír que su narrador, quien con un cuchillo en mano seria la cara para una película de terror clase b.
Sus mentes parecían unidas a un globo de luz inmenso, que condensaba electricidad y se partía por el medio de mi pecho. Sensación más reconfortante que la felicidad misma, si es que la felicidad en su máxima concentración se hallaba en mi piel, venas y células.
Sus almas comunican como emisores de sondas, y mi receptor cautiva toda su energía logrando un aura inimaginable, católicamente hablando, de un exorcismo ideal, para el comienzo del día, para cambiar sus vidas, mi vida, 3000 destinos, caminos infinitos, eternidad a la vuelta de una mirada. Música, por favor.-

Guarda con el bandoneón, que se anda haciendo rogar por unas lagrimas de mujer feliz, sin pasado ni futuro. Espera en las esquinas por quien primero lo mire, lo toque. El silencioso amante de las noches, con tacos altos y pelo castaño. Mas si quien podría detenerlo, en su valor por llegar mas lejos que un titanic de verdugos.
Guarda he dicho y guarda diré, pues me encontré con el, y he aquí mi explicación sobre el:
-Dejado por un famoso tanguero de los años ‘20, a quien su amante asesinó y con un sombrero de terciopelo dijo “Adiós fanfarrón, que hoy aquí te demostré mi ausencia. Canta para los pájaros de San Pedro, y come en honor de quien será tu eterna molestia.”
Vago por las calles de Venecia y encontró refugio cerca de Marruecos. Conoció las islas canarias y adoro el frío en Canadá.
Hoy posa sobre una silla entre Sarmiento y Primer Triunvirato, en la acera del almacén chino. No intenten tocar su color rojizo, pues pertenece a la sangre de su dueño, quien algunas malas lenguas dicen, posee al bandoneón.-

Demasiada vida atrapada para un cuerpo, pensamientos neuronales encarcelados, amor desnutrido con aroma a piel vieja. Se queman papeles en pos de calor, rodeados en petroleo fósil, respirando oxigeno de plantas sin nombre que mozos franceses riegan a diario. Fondiue.
Se vuelan los lentes mientras patean mis talones, Depeche Mode con pera en polvo. Mate sinagogo en pava de kipa azul, quema quema.
Escucho la factura desintegrarse con un estetoscopio, Boby observa en la penumbra del calor, con luz que no permite respirar, se esconde. Le robo agua al francés, hablamos de la estatua de la libertad. Viva la revolución.-

El alcohol es la herramienta de introducción social por excelencia. Inhibidora y revolucionaria. Sin el, muchos de nosotros no existiríamos hoy en día. Aunque por el muchos han dejado de existir. Que seria de mí sin el vino, de Luca sin la ginebra, aparatos sistemáticos odiosos. Vamos, diviértanse, son los únicos capaces de ver la verdad a través de un líquido. Ya no más brujas, ya no más espiritistas ni cuentos chinos. Alcohol.-

Una mesa de travestis; un cantante punk con un sticker de los Rolling Stones; una camioneta se sube a la vereda a tirar backflips; la cerveza no baja y en el pool gano, el frío abrasador me cuenta, comenta, que la risa es hermosa. Rio como maniático haciendo malabares invisibles. Ninguna policía para detenerme, solo mi bolsillo, que ya quedo vacío.-

Solo 2 disparos se escucharon. Timmy sabía la verdad. Era adoptado, y no pudo soportar con esa carga. Creyó que ser huérfano era mejor. Hoy Timmy tiene 28 años, vende drogas a niños, los coje por unos pases o unos armados pequeños, luego los invita a una nueva cita en un nuevo lugar. Cuando coja 200, Timmy se suicidara cortándose el pene frente a la nueva sede del PAMI. No quiere llegar a viejo.-

Nada vale una mierda. Mi cabeza explota, y por valor la puedo curar. Mi cigarrillo empeora el dolor en la muela, e infunde el alquitrán sobre mis neuronas. Sentado frente al monitor, con mis anteojos de sol y con el brillo en 0, solo veo mi encendedor y el cenicero. Que me importa el mundo cuando el mundo esta frente a mi. Chopin, Piano Trio In Gm finales, me tambalea la cabeza de un lado al otro, como las odiosas hamacas que solo me producen mareos. Coca cola pide mi garganta, azúcar en mis venas, maldita insulina. Que me importan tus problemas cuando yo tengo las soluciones.
El viento no parece desvanecerse, el tiempo ya no camina, corre. Adoro correr brevemente.
El baño con un almuerzo desnudo me llama, mañana es un nuevo día, hoy ya lo es, el asesino esta suelto y no quiere regresar, ni sus campanas suenan. Si así el destino lo tiene planeado, saldré a buscar mi asesino, buscarlo entre plumas y seda, tocarlo entre espermatozoides, esperarlo en un banco de plaza lleno de desconocidos, sin titubear.-



No deseo hablar de amor, pero debo dar. No quiero corbatas atadas, si revoleadas. Juntando tu corpiño con mi pie, besando tu ombligo, escuchando tus gemidos. No deseo hablar de amar, pero tus uñas no me dejan respirar, ni tus besos pensar. No deseo dormir, por miedo a despertar y no volver a desear.



PD: Y asi varios mas. Si alguno le interesa, la mayoria los coloco en Facebook (Juan Sanchis/Laltwo), hasta que tenga una conexion como la gente que funcione a mas de 5kb para poder hacerme un blog.
Jebus y gracias.