Compartir

Texto expositivo y argumentativo

Discusión cerrada
  1. #1
    Avatar de Akumita
    Registración
    Nov 2004
    Mensajes
    671

    Texto expositivo y argumentativo

    Gente necesito un texto expositivo y un argumentativo que hablen de la misma cosa, por ejemplo un texto expo y argu de la "familia" o el "agua"

    Cosas asi

    Ayuda please

    Si puede ser acerca de la television mejor
    Última edición por Akumita : 16-12-08 el 07:28 PM

  2. #2
    Willensfreiheit Avatar de Morgaine
    Registración
    Sep 2005
    Mensajes
    1,440
    Ubicación
    Argentina

    Re: Texto expositivo y argumentativo

    Mirá... esto es un extracto de un manual de texto de 3ro. polimodal para la parte de argumentación. Lo escaneé porque las ejercitaciones del manual apestaban... No es sobre la tele, pero habla de una dicotomía propia de los argentinos, quizá te sirva.

    Un modelo argentino
    Lo vernáculo y lo europeo

    La primera dicotomía histórica por resolver es la del enfrentamiento entre lo vernáculo y lo europeo. Con estos términos, se designan dos modalidades bastante arraigadas en el argentino. Una tiende a la valorización de lo propio, lo comarcano, lo inmediato, lo que se tiene. La otra valoriza lo distinto, lo europeo, lo que viene de los centros prestigiosos. En el primer caso, se piensa que la vitalidad natural es una savia que asciende desde una raíz hundida en la tierra, en el pasado del indigenismo, del hispanismo o del criollismo. En el segundo caso, la opción europeizante y cosmopolita asume la tarea cultural como un trabajo asimilatorio o imitativo de pautas importadas. Aquí se entiende la cultura como “trasplante”, como “prendiendo de gajo”, según el agudo análisis de Bernardo Canal Feijóo. Una perspectiva mira hacia adentro, la otra hacia fuera, una es tradicionalista, la otra es moderna, una es cerrada y desconfiada, la otra es abierta y fuertemente repetitiva.
    Estas dos actitudes marcaron al hombre argentino y sellaron su historia. Una propuesta nacional debe resolver esta dicotomía que tuvo expresiones políticas, ideológicas, económicas y literarias desgarrantes. Resolverlas implica comprender que estos dos movimientos deben mantenerse como alternancia complementaria de una misma realización. Toda gran obra es un acto de fidelidad a la raíz, pero también una incorporación de lo ajeno, es un adentrarse en el pasado para rescatar y continuar sus contenidos valiosos, pero también una fecundación propia mediante el comercio con lo extraño y lo distante. Esta dialéctica es la clave de toda gran cultura y debe quedar, por lo tanto, definitivamente incorporada a la dinámica creadora del modelo argentino. [. . .]
    Pero no basta con complementar estas tendencias. [. .. }
    Se trata de limpiar la actitud vernácula de su desconfianza por lo europeo […], y la actitud europeísta de su afán por desvalorizar lo propio y comarcano. Detrás del énfasis autóctono, se esconde, con frecuencia, el simple temor a lo nuevo, detrás de la opción europeísta, un afán repetitivo. ¿Cómo eliminar estos contenidos falseados?
    Es preciso un humilde acto de conciencia. La actitud vernácula es insuficiente cuando se hace de lo indígena, de lo hispánico o lo criollo, modelos que emplea para encubrir su temor a lo nuevo y lo desconocido. […]
    También, es preciso desprendernos de un europeísmo imitativo. Europa ha dejado, sencillamente, de ser el eje de la historia universal, ya no es sinónimo de universalismo. Menos se justifica, entonces, la admiración bobalicona y obsecuente. Liberado del temor a lo nuevo y de la imitación servil, […] el argentino puede percibir el sello de la universalidad tanto en una copla, un rito religioso arcaico, una legislación colonial, una rebeldía caudillesca o el Facundo de Sarmiento, como en los mosaicos de Ravenna, la mezquita de Córdoba, el Fausto de Goethe o la acción de Mahatma Gandhi. Atás tienen que quedar las cegueras del pasado: no todo lo vernáculo es “barbarie” ni lo europeo, “civilización”. Una voluntad argentina puede superar estas dicotomías torpes, porque su óptica es la universalidad. Desde esta perspectiva, se diluye la distinción entre lo vernáculo y lo europeo, porque carece de sentido. Tal perspectiva es la que, felizmente, ya practicaron en nuestro país aquellos que saben unir los vientos del mundo y los del propio suelo en un solo impulso de realización.

    Por: Massuh, Victor. La Argentina como sentimiento. Buenos Aires, Sudamericana, 1982.
    Odi et amo. Quare id faciam, fortasse requiris,

    nescio, sed fieri sentio et excrucior.

  3. #3
    Advocatus Diaboli Avatar de Dr.D
    Registración
    Feb 1984
    Mensajes
    27,311
    Ubicación
    Argentina

    Re: Texto expositivo y argumentativo

    La tarea esta para que aprendas, no para que alguien venga y te la dé servida.
    Dura lex, sed lex.
    Mi laboratorio secreto

Discusión cerrada