Pequeños relatos fantásticos

Discusión cerrada
  1. #1
    Avatar de leos
    Registración
    Nov 2005
    Mensajes
    1,085

    Pequeños relatos fantásticos

    SOLA Y SU ALMA

    Una mujer está sentada sola en una casa. Sabe que no hay nadie más en el mundo: todos los otros seres han muerto. Golpean a la puerta.
    Thomas Bailey Aldrich: Works, vol. 9, pág. 341 (1912)



    LOS GOCES DE ESTE MUNDO

    Aterradora idea de Juana, acerca del texto Per Speculum in Aenigmate. Los goces de este mundo serían los tormentos del infierno, vistos al revés, en un espejo.
    Léon Bloy: Le Vieux de la Montagne (1909)



    LA OBRA Y EL POETA

    El poeta hindú Tulsi Das, compuso la gesta de Hanuman y de su ejército de monos. Años después, un rey lo encarceló en una torre de piedra. En la celda se puso a meditar y de la meditación surgió Hanuman con su ejército de monos y conquistaron la ciudad e irrumpieron en la torre y lo libertaron.
    R. F. Burton.



    EL SUEÑO DEL REY

    Ahora está soñando. ¿Con quién sueña? ¿Lo sabes?
    —Nadie lo sabe.
    —Sueña contigo. Y si dejara de soñar, ¿qué sería de ti?
    —No lo sé.
    —Desaparecerías. Eres una figura de su sueño. Si se despertara ese Rey te apagarías como una vela.
    De Through the Looking-Glass (1871), de Lewis Carroll.



    SUEÑO DE LA MARIPOSA
    Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y estaba soñando que era Tzu.
    Del libro de Chuang Tzu (300 A.C.)



    UN CREYENTE

    Al caer de la tarde, dos desconocidos se encuentran en los oscuros corredores de una galería de cuadros. Con un ligero escalofrío, uno de ellos dijo:
    —Este lugar es siniestro. ¿Usted cree en fantasmas?
    —Yo no —respondió el otro— ¿Y usted?
    —Yo sí —dijo el primero y desapareció.
    George Loring Frost. Memorabilia (1923).



    EL NEGADOR DE MILAGROS

    Chu Fu Tze, negador de milagros, había muerto; lo velaba su yerno. Al amanecer, el ataúd se elevó y quedó suspendido en el aire, a dos cuartas del suelo. El piadoso yerno se horrorizó. "Oh venerado suegro", suplicó "no destruyas mi fe de que son imposibles los milagros". El ataúd, entonces, descendió lentamente, y el yerno recuperó la fe.
    Citado por Giles en Confucianism and its Rivals, Lecture VIII, 1915.



    PEOR QUE EL INFIERNO

    ¡Oh, la crueldad incomprensible, inadmisible! Le sentenció Dios a muchos miles de siglos de purgatorio porque si los hombres al que no matan, al que absuelven de la última pena lo sentencian casi a lo mismo con sus treinta años, Dios, al que perdona del Infierno, le condena, a veces, a toda la eternidad menos un día, y aunque ese día mata por completo toda la eternidad, ¡cuán vieja y cuan postrada no estará el alma el día en que cumpla la condena! Estará idiota como el alma de la ramera Elisa, de Goncourt, cuando sale del presidio silencioso.
    "¡Cuántas hojas de almanaque, cuántos lunes, cuántos domingos, cuántos primeros de año esperando un primero de año separado por tantísimos años!, pensaba el sentenciado, y no pudiendo resistir aquello, le pidió al Dios tan abusivamente cruel, que le desterrase al infierno definitivamente, porque allí no hay ninguna impaciencia.
    "¡Matadme la esperanza! ¡Matad a esa esperanza que piensa en la fecha final, en la fecha inmensamente lejana!", gritaba aquel hombre que por fin fue enviado al Infierno, donde se le alivió la desesperación.
    Ramón Gómez de la Serna: Muestrario (1918).



    FINAL PARA UN CUENTO FANTÁSTICO

    —¡Qué extraño! —dijo la muchacha, avanzando cautelosamente—. ¡Qué puerta más pesada! —La tocó, al hablar, y se cerró de pronto, con un golpe.
    —¡Dios mío! —dijo el hombre—. Me parece que no tiene picaporte del lado de adentro. ¡Cómo, nos ha encerrado a los dos!
    —A los dos no. A uno solo —dijo la muchacha.
    Pasó a través de la puerta y desapareció.
    Ireland: Visitations (1919)



    HISTORIAS UNIVERSALES

    En un cosmos inconcebiblemente complejo, cada vez que una criatura se enfrentaba con diversas alternativas, no elegía una sino todas, creando de este modo muchas historias universales del cosmos. Ya que en ese mundo había muchas criaturas y que cada una de ellas estaba continuamente ante muchas alternativas, las combinaciones de esos procesos eran innumerables y a cada instante ese universo se ramificaba infinitamente en otros universos, y estos, en otros a su vez.
    De Star Maker (1937), de Olaf Stapledon.


    Cuentos seleccionados de la Antología de la literatura fantástica, el que conozca algún relato corto similar a éstos y quiera postearlo, adelante nomás.
    Saludos.
    • Me gusta
    Me gusta
     

  2. Compartí este Tema:
    • Vistas: 3745
    • Mensajes: 5
    Seguí este Tema: Suscribite
  3. #2
    Avatar de leos
    Registración
    Nov 2005
    Mensajes
    1,085
    I

    "Vi, desde la ventanilla de una pequeña habitación que surgía en medio del bote, una mano que surgía para saludarme y el fuerte rostro de una mujer, enmarcado por un pañuelo de puntilla negro, que se asomaba para mirar. "¿Mamá?", y sonreí. "Si quieres dijo ella. "Tú eres mucho más joven que papá", observé. "Sí", dijo ella, "mucho más joven: él podría ser mi abuelo y tú mi marido." "Sabes", dije, "es impresionante navegar de noche, sólos en un bote, y descubrir de repente que hay una mujer a bordo."
    Franz Kafka (Reflexiones sobre el pecado, el dolor, la esperanza y el verdadero camino 1919)


    II

    "Dos personas esperan en la calle un acontecimiento y la apariciòn de los principales actores. El acontecimiento ya está ocurriendo y ellos son los actores."
    Nathaniel Hawthorne (Notebooks 1868)



    Diálogo sobre un diálogo

    A- Distraídos en razonar la inmortalidad, habíamos dejado que anocheciera sin encender la lámpara. No nos veíamos las caras. Con una indiferencia y una dulzura más convincentes que el fervor, la voz de Macedonio Fernández repetía que el alma es inmortal. Me aseguraba que la muerte del cuerpo es del todo insignificante y que morirse tiene que ser el hecho más nulo que puede sucederle a un hombre. Yo jugaba con la navaja de Macedonio; la abría y la cerraba. Un acordeón vecino despachaba infinitamente la Cumparsita, esa pamplina consternada que les gusta a muchas personas, porque les mintieron que es vieja... Yo le propuse a Macedonio que nos suicidáramos, para discutir sin estorbo.
    Z (burlón)- Pero sospecho que al final no se resolvieron
    A (ya en plena mística)- Francamente no recuerdo si esa noche nos suicidamos.
    Jorge Luis Borges, El hacedor.



    Espiral

    Regresé a casa en la madrugada, cayéndome de sueño. Al entrar, todo obscuro. Para no despertar a nadie avancé de puntillas y llegué a la escalera de caracol que conducía a mi cuarto. Apenas puse el pie en el primer escalón dudé de si ésa era mi casa o una casa idéntica a la mía. Y mientras subía temí que otro muchacho, igual a mí, estuviera durmiendo en mi cuarto y acaso soñándome en el acto mismo de subir por la escalera de caracol. Di la última vuelta, abrí la puerta y allí estaba él, o yo, todo iluminado de Luna, sentado en la cama, con los ojos bien abiertos. Nos quedamos un instante mirándonos
    de hito en hito. Nos sonreímos. Sentí que la sonrisa de él era la que también me pesaba en la boca: como en un espejo, uno de los dos era falaz. «¿Quién sueña con quién?», exclamó uno de nosotros, o quizá ambos simultáneamente. En ese momento oímos ruidos de pasos en la escalera de caracol: de un salto nos metimos uno en otro y así fundidos nos pusimos a soñar al que venía subiendo, que era yo otra vez.
    Enrique Anderson Imbert, El gato de Cheshire.
    • Me gusta
    Me gusta
     

  4. #3
    Carpe diem Avatar de Autodidacta
    Registración
    May 2005
    Mensajes
    2,664
    Ubicación
    Cosquín, Córdoba, Argentina
    Muy buen aporte, me gustaron los relatos.
    • Me gusta
    Me gusta
    Oscura vida la de la rosa
    negra y profunda, sin vanidad,
    oscura rosa, abismo sangrante
    te pido al menos tenme piedad.
    No me despiertes que tengo sueño
    y en mis latidos he de marcar
    paso tras paso rumbo a la muerte
    vida de rosa y oscuridad.
    Dida


     

  5. #4
    Avatar de Blazko
    Registración
    Nov 2002
    Mensajes
    6,273
    muy buenos,

    gracias.
    • Me gusta
    Me gusta
    You will never know the feeling of a driver when winning a race. The helmet hides feelings that cannot be understood.
    Ayrton Senna
     

  6. #5
    Tk (L) Avatar de KimiL
    Registración
    Oct 2004
    Mensajes
    3,014
    Ubicación
    Lima, Peru
    buenisimos kpo

    Salutes
    • Me gusta
    Me gusta
    En esta vida las personas aprendemos muchas cosas, sin embargo olvidamos algo muy importante, aprender a vivir, a Vivir y no a Sobrevivir
     

  7. #6
    Avatar de CalamarCAP
    Registración
    Apr 2003
    Mensajes
    2,302
    Ubicación
    Floresta, Argentina
    Citar Mensaje original enviado por leos
    FINAL PARA UN CUENTO FANTÁSTICO

    —¡Qué extraño! —dijo la muchacha, avanzando cautelosamente—. ¡Qué puerta más pesada! —La tocó, al hablar, y se cerró de pronto, con un golpe.
    —¡Dios mío! —dijo el hombre—. Me parece que no tiene picaporte del lado de adentro. ¡Cómo, nos ha encerrado a los dos!
    —A los dos no. A uno solo —dijo la muchacha.
    Pasó a través de la puerta y desapareció.
    Ireland: Visitations (1919)
    Je, que mamarracho. Esto lo leí hace años en la Viva, en una nota sobre Cuentos Urbanos de Buenos Aires; sucedía en una iglesia.
    • Me gusta
    Me gusta
     

  8. Compartí este Tema:
    • Vistas: 3745
    • Mensajes: 5
    Seguí este Tema: Suscribite
Discusión cerrada

Temas Similares

  1. Imperios Fántasticos On line
    By EyC in forum Massive Multiplayer Online
    Mensajes: 2
    Último Mensaje: 28-03-08, 08:01 PM