Queridos, acá va una receta facilísima pero que lleva su tiempo, aunque se hace sola. Al final os pongo las recetas de dos complementos con que se suele acompañar este plato. Todo es cocina elemental.

RECETA DE CORDERO CON CIRUELAS Y MIEL:

Ingredientes: un kilo de pierna o paletilla de cordero (la pata de delante o de atrás), cortada en trozos de unos 10 cm (unos tres dedos); 2 cebollas grandes; tres palitos de canela en rama; canela en polvo; pimienta negra; miel; ciruelas pasas o secas; aceite, sal.

Primer paso: se echa un chorro de aceite en la olla de barro o cacerola antiadherente (cantidad a tu criterio; que no sea una pampa de aceite).

Segundo paso: se pica la cebolla muy fina (se dice "en chalota") y se fríe a fuego medio hasta que esté transparente; llevará un rato

Tercer paso: cuando está hecha la cebolla, se agrega el cordero previamente salado, se cubre con agua, se echan tres palitos de canela en rama, se tapa la olla y se pone a cocer a fuego lento una hora. Comprueba a la media hora que no le falte agua.

A la hora se comprueba si está tierna la carne. (Si te parece que no está, puedes dejarla cocer hasta que esté a tu gusto. )

Cuarto paso: cuando la carne esté en su punto o le falte muy poco, le das la vuelta y corriges la sal del caldo. Luego de corregir la sal, agregas tres o cuatro cucharadas colmadas de miel, una docena de ciruelas pasas o secas, espolvoreas con canela en polvo, le pones un pellizco de pimienta negra molida y dejas cocer, esta vez con la olla destapada, media hora más.

Y ya está.

En el cuarto paso puedes echar un condimento difícil de encontrar, pero que cambia extraordinariamente el sabor: el baharat, una especie de curry árabe compuesto de cilantro, pimentón o paprika, comino, chile, pimienta, nuez moscada, clavo, cardamomo y canela. Si tuvieras la suerte de disponer de él, prescinde de la pimienta.

Se suele acompañar de sémola de trigo, de la empleada en el cus-cus, y un plato de cebolla frita con pasas sultanas (o cualquier otro tipo de uvas pasas).

RECETA DE CEBOLLA CON UVAS PASAS:

corta una cebolla por cada comensal a tiras delgadas y largas; fríe la cebolla a fuego lento con un poco de sal hasta que esté transparente. Este proceso dura bastante. Si lo fríes a fuego más bien vivo, parte de la cebolla quedará cruda y parte quemada.

Cuando esté transparente la cebolla, agrega un par de puñados de pasas sultanas (son las pequeñitas sin semillas; puedes usar otras uvas pasas si no hubiera sultanas), canela en polvo (bastantita) y pimienta negra y lo cubres todo con caldo de guisar el cordero. Lo dejas cocer a fuego medio hasta que veas que desaparece el líquido casi en su totalidad. Se puede servir frío o caliente.

RECETA DE SÉMOLA (cus-cus): supongo que esta no hace falta, pero por si alguien aún no lo conoce.

Se ha de echar la misma cantidad de agua que de sémola.

Primero se echa el agua en una olla o sartén, se sala un poco y se pone a hervir.

Cuando el agua está hirviendo, se apaga el fuego y se echa la sémola y no se toca. A los cinco minutos se remueve la sémola durante otro minuto con un tenedor de madera para deshacer grumos y que quede suelta. Se le puede añadir mantequilla o algo de aceite para facilitar la operación