Como todos dicen el tema es que las distancias son enormes, nada que ver comparado con Europa. Es imposible que un equipo viaje desde Buenos Aires a Los Ángeles a jugar un partido, se vuelva y a los dos o tres dias juegue por el torneo local, una locura.