Ohh que mal, ahora Lavolpe es enemigo nuestro..

Argentinos teníamos que ser.