Si tenés posibilidad de instalar un termotanque porque te da el espacio físico tanto para termo como la salida de gases quemados, hacelo y te olvidás del problema del agua que no se puede regular. Tuve experiencias similares con un calefón que duraba tres meses entre limpieza y limpieza de sarro. Al reducirse el ancho de la serpentina de cobre por formación de sarro, el caudal de agua no es suficiente para que el diafragma de paso suficiente al gas necesario y ni hablar cuando mezclas con agua fría, se reduce aún más y directamente se apaga, así que estás entre agua hirviendo y helada, sin términos medios.