Toda modificación de la dieta del perro debe hacerse de manera progresiva, a lo largo de una semana, para permitirle adaptarse desde el punto de vista gustativo, digestivo, y metabólico, y para dar tiempo a su microflora intestinal (mucho más íntimamente relacionada con lo que come que la del hombre) de reconstituirse específicamente en función del nuevo alimento.

Recuerden que toda la información en materia de salud, psicología y comportamiento animal la encuentran en nuestra comunidad en donde debatimos a diario e intercambiamos concepto entre los usuarios. ¡Sólo tienen que hacerse fans!

http://www.facebook.com/pages/Cuido-...26779157373223