Me imagino que tener un arma debe generar una fuerte adicción, ni hablar si la obtienen con facilidad y está bien visto, y si la sociedad toda está dopada, ¿qué pueden hacer para revertirlo?