Falleció el ajedrecista Bobby Fischer

Discusión cerrada
Ir a PrimeroPrimero 123
  1. #31
    Avatar de anfon
    Registración
    Aug 2005
    Mensajes
    1,016
    el mas brillante ajedresista sin lugar a dudas fue un tal tahl, valga la casi redundancia, un genio sin lugar a dudas
    • Me gusta
    Me gusta
     

  2. #32
    Avatar de Quator
    Registración
    May 2005
    Mensajes
    583
    Citar Mensaje original enviado por mitrion Ver Mensaje
    Me pregunto si los profesionales le pueden ganar al programa kasparov chessmate en máxima dificultad, porque siempre te caga al final.
    Pues tengo entendido que si, por eso recurren a los monstruos de computadoras específicamente configuradas para esos partidos de ajedrez.

    Y aunque los partidos tienden a ser mas parejos de lo que esperaba, no veo como el ser humano realmente puede tener alguna ventaja contra una maquina en un juego asi.

    Saludos
    • Me gusta
    Me gusta
    "Iuris, praecepta sunt hace: honeste vivere, alterum non laedere, suum quique tribuere". Ulpiano
    = Los preceptos del derecho son estos: vivir honestamente, no dañar a otros, dar a cada uno lo suyo. Ulpiano.
     

  3. #33
    Avatar de E=mc2
    Registración
    Aug 2004
    Mensajes
    402
    Citar Mensaje original enviado por Quator Ver Mensaje
    Y aunque los partidos tienden a ser mas parejos de lo que esperaba, no veo como el ser humano realmente puede tener alguna ventaja contra una maquina en un juego asi.

    Saludos
    Eso es porque en algunos casos (Kasparov vs Deep Blue) la estrategia "humana" supera la monstruosa "tactica" artificial.
    • Me gusta
    Me gusta
    Citar Mensaje original enviado por Khan
    Alfred:
    Solo vine para decirte que el onanismo NO es ni un culto secreto ni una salida laboral.
    Me da cosita pensar en Alfred con cara de sexy enfundado en su remera "I love Herr Goebbels", con las medias puestas y las rodillitas temblando...
    Listo, voy a vomitar.
     

  4. #34
    Advocatus Diaboli Avatar de Dr.D
    Registración
    Feb 1984
    Mensajes
    27,372
    Ubicación
    Argentina
    Citar Mensaje original enviado por Quator Ver Mensaje
    Y aunque los partidos tienden a ser mas parejos de lo que esperaba, no veo como el ser humano realmente puede tener alguna ventaja contra una maquina en un juego asi.
    Porque el ajedrez es un juego extremadamente complejo, el árbol de jugadas es demasiado grande como para que una maquina lo calcule y lo use, así que se orienta la búsqueda con una cierta heurística. Los grandes ajedrecistas tienen una chance frente a los monstruos de silicio porque tienen mejores heurísticas que las maquinas.
    • Me gusta
    Me gusta
    Dura lex, sed lex.
    Mi laboratorio secreto
     

  5. #35
    Avatar de anfon
    Registración
    Aug 2005
    Mensajes
    1,016
    aunque no lo crean el ajedrez tiene imponderables q x el momento las maquinas no llegan a comprender perfectamente, como los sacrificios x ejemplo, nunca vas a ver una maquina entregando su reina o varias piezas mas para ganr una partida eso es arte
    • Me gusta
    Me gusta
     

  6. #36
    Advocatus Diaboli Avatar de Dr.D
    Registración
    Feb 1984
    Mensajes
    27,372
    Ubicación
    Argentina
    El ajedrez no tiene imponderables, es un juego totalmente determinístico. En cuanto a los sacrificios, tenes una visión muy equivocada de como una maquina juega al ajedrez.
    • Me gusta
    Me gusta
    Dura lex, sed lex.
    Mi laboratorio secreto
     

  7. #37
    Avatar de Tulioz
    Registración
    Mar 2007
    Mensajes
    925
    Que es una hueristica?
    • Me gusta
    Me gusta
     

  8. #38
    Avatar de lobo_estepario
    Registración
    Aug 2005
    Mensajes
    9,167
    Citar Mensaje original enviado por Tulioz Ver Mensaje
    Que es una hueristica?


    es heurística


    si te sirve :

    http://es.wikipedia.org/wiki/Heur%C3%ADstica
    • Me gusta
    Me gusta
    Intel Core I7 2600K (4.3 ghz) - Corsair Hydro H60 - ASUS P8Z68-V - EVGA Geforce 970 GTX SC 4gb - G.Skill 2 x 4gb Ripjaws (1600) CL9 - Crucial M4 512gb SSD - WD WD10EADS 1tb x 2 Creative Sound Blaster Z - Sony Muteki STR-KM5 - Alienware Optx AW2310- Cougar 700k - Logitech G700s
     

  9. #39
    Avatar de Tulioz
    Registración
    Mar 2007
    Mensajes
    925
    • Me gusta
    Me gusta
     

  10. #40
    Avatar de Shuank
    Registración
    Aug 2005
    Mensajes
    5,814
    Ubicación
    Stockholm, Sweden
    Citar Mensaje original enviado por Dark Ver Mensaje
    .y el ajedrecista mas genial de todos los tiempos fue Raul Capablanca.

    R.I.P
    Fundamentos?

    De hecho el libro que escribio Jose Raul, "Fundamentos del Ajedrez", usa tecnicas por demas anticuadas, y no tendria oportunidad contra Kasparov en un match.
    • Me gusta
    Me gusta
     

  11. #41
    Do the evolution Avatar de Survivorman.
    Registración
    Jan 2005
    Mensajes
    3,996
    Ubicación
    Puede ser Uruguay, puede ser Chivilcoy
    Adiós a Bobby Fischer
    Vivir con un IQ de 184
    Tenía un coeficiente de inteligencia superior a Einstein y una paranoia galopante. Secretos de uno de los mayores misterios del siglo XX.

    A los 13 fue campeón de EE.UU. En 1972 fue campeón mundial al vencer a Spasski. En 1992 le volvió a ganar.
    PlayStopAnteriorSiguiente

    Hay una pregunta que todo periodista se hace en algún momento: ¿cuál es el personaje que muero por entrevistar? Aquí en NOTICIAS, por ejemplo, Franco Lindner sueña con un mano a mano no violento con Bin Laden, Alejandra Dahia con descubrir al verdadero Sai Baba, y Darío Gallo con un diálogo a quemarropa con Fidel Castro. Yo habría cambiado todos esos reportajes por uno solo: a Bobby Fischer. Nunca lo conseguí y ahora, claro, va a ser más difícil.

    ¿Por qué podría resultar más interesante reportear a un loco de atar que a un líder espiritual o político? Para mí, es cierto, la locura le agrega una dosis de fascinación a un personaje, pero el objeto de deseo en este caso es otro: la inteligencia en estado puro. No inteligencia práctica para solucionar problemas cotidianos ni inteligencia emotiva para comprender mejor a los demás. Fischer siempre fue muy torpe en esos aspectos. Lo suyo era inteligencia absoluta para resolver conflictos teóricos probabilísticos. Su cerebro era el centro de cómputos de millones de opciones del juego más complejo que ha descubierto el hombre hasta ahora: el ajedrez. Se sabe que coeficiente intelectual no es necesariamente sinónimo de inteligencia, pero igual es inevitable el asombro: Fischer poseía un IQ de 184 puntos, superior al de Einstein (la norma es 100, sólo un 2% de la población alcanza los 130). Entrevistar a Fischer no hubiera sido sólo entrevistar a Fischer. Habría sido una entrevista al genio, a la guerra fría, a la paranoia galopante, a la incorrección política y, por supuesto, al ajedrez.

    El genio. A los 6 años le regalaron un ajedrez y lo aprendió a jugar leyendo las instrucciones (aclaración: nadie aprende ajedrez sin la orientación de alguien que lo haya aprendido antes). A las semanas ganaba sus primeras partidas. Al mes, su madre publicaba un aviso pidiendo chicos que supieran jugar bien para que su hijo no se aburriera. A los 7 años, ella se empezaba a preocupar porque lo único que le interesaba al pequeño Bobby era mover trebejos. A los 10, jugó su primer torneo de adultos y salió quinto. A los 12, ganaba todos los campeonatos que jugaba en el Manhattan Chess Club. A los 13, se convirtió en campeón juvenil de los Estados Unidos, el ganador más joven de la historia. Y a esa edad jugó y ganó contra el gran maestro Donald Byrne, la que los expertos denominan la partida más bella del siglo XX por la maestría y la audacia que mostró el adolescente. A los 14, abandonó la escuela porque le parecía que las maestras enseñaban en cámara lenta. A los 15, obtuvo su título de Gran Maestro y, para hacerla breve, nunca dejó de ganar hasta que en 1972 le tocó disputar el título mundial con Boris Spasski, el entonces campeón. No sólo le ganó. Lo derrotó por cinco puntos, una diferencia casi humillante entre grandes maestros.

    Una vez, cuando tenía 16 años, fue a cenar con el gran maestro argentino Oscar Panno, que le intentaba hacer ver que la vida no era sólo peones y torres, que tenía que hacer otras cosas y estudiar temas de la historia universal. Por ejemplo, saber quién fue Napoleón. Después de unos segundos de silencio, Fischer respondió: “Napoléon, Napoléon..., ¿qué torneo ganó?”. Es que fuera de ajedrez, sus lecturas eran poco más que historietas, en especial Tarzán y Superman.

    Era capaz de escuchar una conversación en un idioma que desconocía y repetirla textualmente. Pero no sabía qué era la ironía. Cuenta el periodista Dimitri Bjelica que un día de 1959 iba en auto con Fischer y otros ajedrecistas, y que el chofer conducía muy rápido: “Fischer dijo: ‘Cuidado, podríamos tener un accidente’. Y yo dije en broma que si moríamos ahora, los titulares mundiales de mañana dirían: ‘Dimitri Bjelica muere en accidente de auto junto a otros pasajeros’. Los demás rieron, pero Fischer dijo: ‘No, Dimitri, yo soy más famoso que tú en los Estados Unidos’”.

    Y algo más: no entendía cómo gente inteligente podía perder el tiempo con las mujeres. Jamás tuvo novia. Decía que sólo le gustaban “las chicas vivaces de tetas grandes”. Sí, también leía Playboy.

    La guerra fría. En 1972, en Islandia, en plena guerra del hielo, Fischer compitió contra Spasski. Desde 1948, todos los campeones del mundo habían sido soviéticos. Eran los tiempos en que el universo estaba divido en dos, Estados Unidos y la Unión Soviética. No había guerra bélica, pero cualquier excusa servía para dirimir quién era superior: la carrera espacial, los avances médicos y el deporte. Los soviéticos decían que eran los mejores en ajedrez porque el comunismo no sólo volvía a las personas más solidarias, sino que las hacía más inteligentes. Ganarle al joven retador era también ganarle a Kissinger, el pedante consejero de Seguridad norteamericano; al presidente Richard Nixon y, por sobre todo, al decadente sistema capitalista. No fue un campeonato de ajedrez. Fue el choque de dos planetas, dos sistemas económicos, dos formas opuestas de ver la vida. El resto del mundo siguió las partidas por TV con la misma pasión con la que hoy se sigue un campeonato de fútbol. No eran dos ajedrecistas los que competían, eran dos imperios.

    Los servicios secretos estaban de fiesta. En ningún otro tiempo como entonces justificaban tanto su razón de ser.

    Pero la CIA estaba tan preocupada con los soviéticos como con el mismo Fischer. Era imprevisible para los políticos: Alberto Fernández diría que con él no se podía negociar porque “no tenía códigos”. Lo único que le interesaba a Fischer de su gobierno era que le pagara lo necesario para vivir bien jugando ajedrez. Algunos informes del FBI desclasificados recientemente revelan que lo espiaron durante treinta años, y llegaron a pensar que al menos su madre era agente soviética.

    Los analistas de la KGB creían que, si no hacían algo al respecto, el imperialista yanqui superaría al soldado rojo.

    Aún hoy, algunos estudiosos de aquel match aceptan la existencia de algún dispositivo en el sillón de Fischer para interferir con su concentración. Para un paranoico hacía falta mucho menos que eso para sospechar: Bobby hizo cambiar la silla, echó a los camarógrafos y fotógrafos, alejó varios metros a los espectadores, cambió el tablero y las piezas, y se quejó durante todo el encuentro de que la Inteligencia soviética quería atacar su mente.

    Cuando Fischer perdió las dos primeras partidas, el propio Kissinger lo instó a que luchara seriamente por su país. Cuando el que empezó a perder fue Spasski, el Kremlin le hizo saber que si caía derrotado se olvidara de sus privilegios en la URSS.

    Es cierto que Fischer estaba loco. Pero el mundo no estaba más cuerdo que él.

    ----------------------------------------------------------------------------------------------
    Muy buena nota de la revista Noticias
    • Me gusta
    Me gusta
     

  12. Compartí este Tema:
    • Vistas: 2615
    • Mensajes: 40
    Seguí este Tema: Suscribite
Discusión cerrada
Ir a PrimeroPrimero 123

Temas que te pueden interesar