A mi esa me la hicieron también. Pero me mudé y nunca más.
Estoy más que seguro que era algún ex-compañero de secundaria resentido y con ganas de romper las pelotas.