El ciclismo surge a partir de 1890.

Entre 1890 y 1900 nacieron grandes pruebas, que con el paso de los años se han convertido en clásicas, algunas hoy todavía existentes como la Lieja-Bastogne-Lieja.

En 1893 se efectuó el primer Campeonato Mundial, contando con pruebas de velocidad y medio fondo, exclusivo para corredores aficionados del mundo.

En España las primeras pruebas estatales surgirían de un colectivo de fabricantes de bicicletas de Eibar durante la República. Desde 1932 a 1935 se celebró la Eibar - Madrid - Eibar en 4 etapas, antesala de la Vuelta ciclista a España