Marte, Musk

Responder
  1. #1
    Alt+C4 Avatar de 9up!
    Registración
    Jun 2014
    Mensajes
    7,762
    Ubicación
    Buenos Aires

    Marte, Musk

    Elon Musk finalmente lo hizo. Catorce años después de fundar SpaceX y nueve meses después de prometer revelar los detalles sobre sus planes de colonizar Marte, el millonario cumplió su promesa en Guadalajara, México. En un discurso de 90 minutos, Musk compartió su sueño más ambicioso con el mundo—cómo colonizar Marte y hacer de la humanidad una especie multiplanetaria.

    Y qué grandes ambiciones son. El Sistema de Transporte Interplanetario (Interplanetary Transport System: ITS) que mostró podrá llevar 100 personas a la vez a Marte. Contrastando eso al programa Apollo, que sólo transportó dos astronautas a la vez a la superficie de la cercana Luna y solamente por cortas estancias. Además, el cohete de Musk que pondrá a toda esa gente y a ese combustible en órbita será casi cuatro veces más poderoso que el potente motor Saturn V. Musk imagina una colonia auto sustentable con al menos un millón de residentes para el fin del siglo.

    Más allá de esto, lo que realmente resaltó sobre el discurso de Musk fue la mera desnudez de su alma. Considerando sus gestos, su pasión y la profunda seriedad de sus convicciones, pareció que su vida entera lo había llevado a esa etapa en especial. Requirió coraje hacer el discurso, el proponer la más grande aventura espacial de todos los tiempos. Sus ideas, su arquitectura para llevarlo a cabo—están todas ahí fuera para ser criticadas, analizadas y puestas en duda.

    No ocurre todos lo días que un personaje notable, alguien que verdaderamente marca la diferencia, evita todas las precauciones y revela sus ambiciones más profundas como lo hizo Musk con el ITS. Entonces analicemos esas ambiciones—el estuvo solo, el hardware espacial que sueña con construir— y después consideremos la factibilidad de todo esto. Porque lo que realmente importa es si todas estas cosas fantásticas pueden en verdad suceder.

    El hardware

    Durante su discurso Musk mostró un nuevo cohete extremadamente largo, con una estructura primaria hecha de compuestos de fibra de carbono que son más ligeros que el aluminio y otros metales usados en los cohetes tradicionales. Unos asombrosos 42 motores Raptor, quemando oxígeno líquido y metano líquido densificado, impulsarían el Interplanetary Transport System (ITS) en órbita. "Son un montón de motores," decía Musk. Presumiblemente el software para integrar todo ese poder recorrió un largo camino desde que los Soviéticos probaran su cohete N1 de 30 motores a los finales de los 60 y principios de los 70. Todos cuatro intentos del N1 fueroan fallidos.

    La variante descartable del ITS tendrá un impulso sin precedentes de 550 toneladas métricas a órbita baja de la Tierra (low Earth orbit: LEO), lo que es equivalente a 50 autobuses escolares amarillos. El cohete más poderoso que hoy vuela, el Delta IV, tiene una capacidad a LEO de 28 toneladas métricas; el cohete más poderoso que haya podido volar, el Saturn V, podía empujar 140 toneladas métricas a LEO. El plan de Musk reside en usar una variante reusable del cohete ITS (300 toneladas a LEO), mandándolo arriba y devolviéndolo a la plataforma de aterrizaje. Después de acelerarlo a unos 8650km/h, el impulsor usará el 7 por ciento de su combustible para el viaje de regreso.

    La nave espacial ITS será de 50 metros de altura (la cápsula del Apolo era de solamente 3 metros de alto) sobre su cohete, con un diámetro máximo de 17 metros. En vez de partir de la Tierra a 4.5km/s, sus seis motores Raptor optimizados para el viaje espacial en el vacío, lo acelerarán a 6km/s, cortando el tiempo de viaje a Marte de seis meses a cerca de tres. Después de lanzarlo y ser reabastecido en órbita, el ITS podrá entregar 450 toneladas en Marte. La entrega más grande de la NASA—de cualquiera—que haya llegado a Marte es el Cutiosity, que pesa menos de una tonelada.

    Hay más detalles de la presentación (PDF) que SpaceX publicó en su página. No hace falta decir que la compañía propuso construir máquinas órdenes de magnitud más grandes que aquellas de la NASA o que cualquiera haya construido. Estas son en verdad audaces buques espaciales diseñados para ir a donde nadie llegó jamás. Son casi increíbles.

    ¿En serio Elon?

    Comprensiblemente, uno podría minimizar a Musk como un maniático, un alguna vez prometedor visionario lentamente degenerándose hacia una locura como aquella de Howard Hughes. ¿Un millón de personas en el frío y muerto Marte? Los humanos ni siquiera han estado en la Luna, que está al lado nuestro, en medio siglo.

    Sin embargo, SpaceX logró algún progreso técnico demostrable. Los motores representan los cimientos de cualquier cohete y SpaceX ya construyó una versión de su motor Raptor, que será probado este mes en Texas. El Raptor es aproximadamente del mismo tamaño que el motor Merlin 1D, pero con tres veces su impulso, debido a su capacidad de soportar tres veces más presión. Adicionalmente, en uno de los momentos "wow" de la charla, Elon mostró varias fotos del tanque de oxígeno líquido del ITS, hecho de fibra de carbono. Esto es hardware real, equivalente en escala al tanque que la NASA está construyendo para el cohete SLS, y ofrece un vistazo a los planes de la compañía.



    Está claro que SpaceX construirá todo el hardware que pueda costear, en esperanza de que la comunidad aeroespacial y las agencias espaciales alrededor del mundo lo tomen en serio sobre su aventura, y tiene los medios técnicos para lograrlo. "Mientras mostramos que esto es posible, que el sueño es real, creo que el soporte crecerá como una bola de nieve cuesta abajo," dijo Musk durante su presentación.

    Costos y línea de tiempo

    Musk también pasó algo de tiempo discutiendo costos. Eventualmente, dijo, a SpaceX le gustaría bajar el costo por persona a Marte a 200 mil dólares, casi el mismo precio que una casa de clase media en Norte América. A este precio, el cree, suficiente gente será capaz de costear un viaje a Marte para encontrar nuevos hogares permanentes allá. El viaje, dijo, será lo suficientemente disfrutable. Los pasajeros tendrán acceso a un restaurante, juegos en gravedad cero, películas y más. "Será realmente divertido ir," bromeó. "La pasarán muy bien."

    Pero Musk no puede simplemente traer ese sistema de transporte al mundo. Estimó que le costaría alrededor de 10 mil millones de dólares el desarrollo del primer cohete, nave espacial y otros componentes del ITS necesarios para llevar de forma segura a los primeros astronautas a Marte. (Esto parece alarmantemente bajo, basados en varias entrevistas con oficiales de la industria, los costos reales son probablemente al menos dos o tres veces más grandes).

    Por ahora, SpaceX está invirtiendo solamente "algunas decenas de millones de dólares" anualmente en el ITS, dijo Musk, o cerca del cinco por ciento de la capacidad de la compañía. Después de que SpaceX termine el cohete Falcon 9 y la nave espacial Dragon 2 en los próximos años, Musk dijo que lo compañía dedicará más recursos al ITS. Dijo que para finales de la década SpaceX será capaz de gastar cerca de 300 millones de dólares anualmente en el cohete y la nave espacial marciana.



    Técnicamente, Musk cree, es factible lanzar la primer misión del ITS a Marte en 2024, dentro de sólo ocho años, y llegar a su superficie para 2025. "Eso es optimista," admitió durante una teleconferencia con la prensa después del discurso. "Describiría eso como una aspiración. Pero si llegase más tarde, no creo que sea mucho más tarde." Eso va a necesitar de mucho capital.
    • Me gusta
    Me gusta
    Última edición por 9up! : 09-10-16 el 05:26 PM
    —How can entropy be reversed?
    —INSUFFICIENT DATA FOR A MEANINGFUL ANSWER.

  2. Compartí este Tema:
    • Vistas: 318
    • Mensajes: 3
    Seguí este Tema: Suscribite
  3. #2
    Alt+C4 Avatar de 9up!
    Registración
    Jun 2014
    Mensajes
    7,762
    Ubicación
    Buenos Aires

    Re: Marte, Musk

    Presupuesto ajustado

    Elon Musk no puede costear su plan el sólo. Durante su presentación mostró una imagen que cómicamente sugería algunas estrategias que la compañía tiene para recaudar fondos para el ITS incluyendo "robar ropa interior" y "Kickstarter." El asunto es que SpaceX necesitará juntar miles de millones, y probablemente decenas de miles de millones de dólares para lograr su cometido. Las ganancias de la compañía, actuales o en el futuro cercano, ni se acercan a ser capaces de aguantar una colonización de Marte.

    De echo, Musk sugirió que el plan necesitará probablemente de una alianza público-privada, que esencialmente significa que él concebirá los planes y su compañía construirá el hardware, pero un gobierno pagará. Esto se debe a que no hay un beneficio a corto plazo en la colonización de Marte. Solo se puede llevar a cabo mediante financiamiento público o, menos probablemente, con fines filantrópicos.

    El que financiase no necesariamente será los Estados Unidos. Podría ser un país europeo. O una nación asiática. O quizá un país del medio Oriente rico en dinero del petróleo y dispuesto a esparcir su cultura en un nuevo planeta. Musk dijo que deliberadamente eligió el Congreso Internacional de Astronáutico (IAC) como su foro porque era un organismo mundial. "Quería llegar y mostrarle esto al mundo," dijo Musk. "Para impulsar a las compañías y organizaciones alrededor del mundo a hacer algo como esto quizás. Eso es por lo que quería hacerlo en el IAC. Para tener a la comunidad en general pensando en ir a Marte."

    Pero primero, indiscutiblemente, Musk deberá ver a la NASA como un compañero. Durante la última década la NASA fue su apoyo económico, proveyendo la mayor parte de las ganancias de la compañía. Es gracias a los contratos multi millonarios de la agencia espacial para llevar cargas (eventualmente astronautas) a la Estación Espacial Internacional que Musk fue capaz de gastar en el motor Raptor, e invertir en tecnología relacionada a Marte como la retro propulsión supersónica. "En el futuro quizás haya un contrato con la NASA," dijo del ITS. "Quizás no. Si lo hay sería muy bueno. De lo contrario no lo sería."

    ¿La NASA?

    Seamos dolorosamente honestos: el anuncio de Musk es una potencial vergüenza para la agencia espacial. Para cuando la NASA haya lanzado sus primeros astronautas para el 2020 en su propio vehículo, la agencia espacial habrá gastado 30 mil millones de dólares en el Space Launch System (SLS) y la cápsula Orion. ¿Para qué? Un viaje a la Luna ida y vuelta. De acuerdo con la línea temporal de Musk y su supuesto presupuesto, por cerca de 10 mil millones de dólares, el podría llevar humanos hasta Marte en el mismo tiempo. ¿Entonces por qué la NASA gasta tanto dinero y horas de trabajo cuando podría tenerlo por un tercio del precio?

    Musk caminó sobre un campo minado y lo sabe. La NASA fue su sostén con los contratos de lanzamiento y lo seguirá siendo por un tiempo. Pero ahora habiendo expresado ambiciones más allá de la órbita baja, SpaceX está compitiendo contra la NASA, contra el hardware de la agencia y su muy promocionado "Viaje a Marte." Estos planes gubernamentales están obstruyendo el camino del gasto de millones de dólares federales en el ITS.

    Así que mientras el fundador de SpaceX agradecía a la NASA por su soporte hacia la compañía, Musk también sutilmente socavaba el SLS de la agencia. La NASA dijo que su cohete SLS se desviará varios años de su curso para dirigirse hacia Europa y otras lunas de interés en el sistema solar. Mostrando una imagen del ITS en Europa, Musk dijo, "será realmente grandioso hacer una misión a Europa, particularmente."

    Y al preguntarle dónde construirá su enorme cohete y nave espacial, Musk dijo que se veía construyéndolo y probándolo en Louisiana y Mississippi, los mismos lugares en los que la NASA está actualmente trabajando en el SLS. Las mudas implicaciones de Musk a la NASA estaban claras: ¿por qué molestarse en gastar sus miles de millones para construir el costoso SLS, cuando yo puedo construir un cohete varias veces más potente, por menos dinero, y mantener gente empleada en sus instalaciones?

    Hasta ahora, el líder actual de la NASA no está interesado. Este mes, en una clara referencia a SpaceX, el administrador de NASA Charles Bolden dijo que no era "un gran fanático" de compañías privadas construyendo pesados vehículos que puedan llevar humanos al espacio. Para eso está la NASA.

    El Congreso incondicionalmente apoya a la NASA en este aspecto. Miembros clave de la Casa Blanca y el Senado se han mencionado la importancia de los vehículos SLS y Orion, agregando presupuesto año tras año y demostrando que ahí es donde quieren que el dinero espacial del gobierno vaya. A Washington D.C. parece no agradarle desviar dinero del sagrado plan y su lucrativo costo sumado a los contratos para los tradicionales contratistas como Boeing y Lockheed Martin. El Congreso también tiene sus dudas con respecto al plan de Musk. ¿Y por qué no? Tienen a esos grandes contratistas, y su lobby, constantemente susurrándole en la oreja que Musk va a fallar.
    • Me gusta
    Me gusta
    —How can entropy be reversed?
    —INSUFFICIENT DATA FOR A MEANINGFUL ANSWER.

  4. #3
    Alt+C4 Avatar de 9up!
    Registración
    Jun 2014
    Mensajes
    7,762
    Ubicación
    Buenos Aires

    Re: Marte, Musk

    Credibilidad

    Durante su discurso Musk no mencionó ni una sola vez la reciente pérdida del Falcon 9, que es todo a lo que apunta SpaceX ahora mismo. Este vehículo lleva satélites comerciales y cargas a órbita. Llevará astronautas en algunos años. La base es que se compruebe que los sistemas de lanzamiento como este son reusables. Entonces si no hay Falcon 9 no hay negocio. Y han habido dos fallas del Falcon 9 en 15 meses, incluyendo la catastrófica prueba en tierra a principios de septiembre que derivó en la pérdida total del cohete y su carga, un satélite israelí.

    Se le preguntó a Musk sobre la investigación de este segundo accidente. La respuesta fue que la causa principal de la falla fue una "cosa muy irritante y compleja," dijo. "Hemos eliminado todas las posibilidades obvias de lo que pudo haber ocurrido. Lo que nos queda son las posibilidades menos probables."

    Pero a pesar de la incertidumbre sobre la pérdida del cohete Falcon 9 durante la carga de combustible, Musk dijo que representaba "poca cosa" a final de cuentas. Es más, culpó a la prensa de darle tanta importancia. "Si algo le pasa a SpaceX se le da 100 veces más prensa que si otro cohete hubiera fallado," dijo. "Quizás hasta 1000 veces más."

    Es probablemente más acertado decir que SpaceX recibe más atención porque hace lo fantástico y sin precedentes—como volar grandes cohetes al espacio, y que luego hagan espectaculares, ardientes aterrizajes en pequeñas plataformas en el océano. Tiene un extravagante jefe ejecutivo que se atreve a lo impensable. Cuando la compañía falla en lo que parece una tarea simple, como entregar una carga en órbita, la falla hace surgir preguntas sobre la credibilidad de llevar cargas humanas a la superficie de Marte.

    Esto no es simple especulación de un reportero de Ars Techinca. Es un mensaje que llega desde discusiones con ingenieros de la NASA, astronautas y oficiales de la industria que siguen de cerca los acontecimientos en SpaceX y vieron cómo la compañía exitosamente agita el negocio global de los lanzamientos.

    Pero Elon Musk es un líder carismático que, para bien o para mal, se mueve por su propia visión. El no puede resistirse a mostramos lo más inimaginable desde su punto de vista. Ese impulso de una persona para seguir innovando, para seguir empujando los límites, puede ser lo que finalmente destruya su compañía. O, algún día, llevarlo a fundar la Ciudad Musk en Marte.

    La visión

    Quizás la mayor contribución del discurso de Musk viene del llamado a la humanidad a convertirse en una especie multiplanetaria. En un momento particularmente poético Musk expresó la necesidad de "asegurarnos que la lámpara de la consciencia no se extinga." ¿Qué pasaría si fallamos en concretar su visión, o algo así, que el humano conquiste otros planetas? "Estamos condenados a un planeta hasta la extinción," dijo.

    Aquí, Musk difiere marcadamente de la NASA y el gobierno estadounidense. Para la agencia, el vuelo espacial se puede dividir en objetivos discretos. En los 60 eso significó una secuencia de construcción de vuelos uno basado en el anterior, desde Mercury que probó que los humanos podemos sobrevivir en el espacio, hasta Gemini con los viajes espaciales largos, culminando con media docena de misiones Apollo a la superficie de la Luna. Ahora a la NASA le gustaría empezar con algunos valientes astronautas en la superficie de Marte al final del 2030. Se trata de ir, hacer, probar, luego regresar. Para Musk, en cambio, se trata de llevar a las masas al espacio y dejarlos crear nueva vida allí.

    Este es el carácter distintivo expuesto por Musk y el movimiento del "nuevo espacio." Ellos buscan no explorar el espacio para poner banderas, sino para expandir las fronteras y darle a la humanidad un plan B. "Esto es diferente a Apollo. Esto es realmente sobre minimizar el riesgo existencial y tener un gran sentido de la aventura," dijo Musk.

    Aunque Musk es con certeza el postulante más visible de la conquista del espacio, otros lo siguen, como el físico Gerard O'Neill en 1970. Otro científico, el astrobiólogo Christopher Chyba, más recientemente dijo, "la humanidad debería convertirse en una civilización espacial, y si ese no es el objetivo del vuelo espacial, ¿qué demonios estamos haciendo?"

    Aún así Musk llevó la conversación de la conquista espacial fuera de los pasillos de las conferencias especiales a la consciencia del público. Sus planes para Marte son noticia internacional. La pregunta que ahora se hace importante es si el público rechaza la idea o si su mensaje gana tracción en los meses siguientes. ¿Fue un momento o un movimiento?



    El discurso solo marcó la apertura de la evangelización de Musk sobre la colonización de Marte. Su búsqueda de financiamiento comenzó. Para el, personalmente, y su compañía esta representa una gran apuesta. Al poner su visión a la vista del mundo Musk ha fortalecido a sus detractores. Los oponentes usarán los detalles para socavarlo. Ciertamente, se reirán de su impulsor de 42 motores. Y Musk seguramente esté bien con eso. SpaceX siempre fue un proyecto a largo plazo, Musk confió, compartiendo una foto de 2002, cuando la compañía empezó. Le dio a SpaceX un 10 por ciento de chances de "hacer algo." Hoy pusieron el negocio del vuelo espacial patas para arriba.

    El atributo más grande de Musk en una era de timidez espacial y una industria espacial estancada es probablemente: el nunca tuvo miedo de fallar. En el que fue quizá el comentario mas revelador del discurso, dijo, "yo solamente siento como que si no hubiera algún nuevo nombre en la arena espacial con una fuerte motivación ideológica entonces me parece que nunca seríamos una nación espacialmente vanguardista, ni estaríamos allí afuera entre las estrellas."

    Musk decidió hace catorce años a ver si podía hacer algo acerca de ello. Ese día, el finalmente dijo todo. Este audaz plan puede ser locura o brillantez—o ambas.

    ---

    Artículo original en inglés: Musk’s Mars moment: Audacity, madness, brilliance—or maybe all three.
    • Me gusta
    Me gusta
    Última edición por 9up! : 09-10-16 el 05:21 PM
    —How can entropy be reversed?
    —INSUFFICIENT DATA FOR A MEANINGFUL ANSWER.

  5. #4
    Avatar de yojereyo
    Registración
    Jun 2005
    Mensajes
    461

    Re: Marte, Musk

    Dejo este video que explica bastante sobre Marte:

    Your kids might live on Mars. Here's how they'll survive
    https://www.ted.com/talks/stephen_pe...hey_ll_survive

    Aclaro que hice video se hizo antes del anuncio


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
    • Me gusta
    Me gusta

Responder