...como ahora


El cambio climático está avanzando rápidamente. No es la primera vez que en nuestro planeta las temperaturas estuvieron subiendo, pero lo está haciendo mucho más rápido que nunca. ¿Lo está? Investigadores en Friedrich-Alexander-Universität Erlangen-Nürnberg mostraron en la última edición del journal Nature Communications que los cambios de temperatura que suceden hace millones de años probablemente no sucedieron más lento a lo que lo hacen hoy.

Con el fin de predecir cómo el ecosistema actual reaccionará a la temperatura en aumento debido al calentamiento global, paleobiologos estudian cómo sucedía este cambio en la tierra y qué consecuencias tenía. Con el fin de comparar los eventos del pasado con los cambios actuales los investigadores necesitan datos sobre el alcance de los cambios. ¿Cuál fue la velocidad con la cual la temperatura subió o bajó? ¿Cuál fue la magnitud de los cambios en temperatura? Hasta ahora, el concenso general ha sido que el cambio climático actual está sucediendo más rápidamente que cualquier otra fluctuacion de temperatura anterior.

El cambio climático en el pasado de la tierra sucedía más rápido de lo que se pensaba hasta ahora

Junto con colegas británicos, los paleobiologos Prof. Dr. Wolfgang Kießling y el estudiante de geociencias Kilian Eichenseer, ambos de FAU, publicaron un estudio pionero en Nature Communications explicando que la idea de que el cambio medioambiental en el pasado de la tierra sucedía despacio en comparación al actual está mal. La razón para esta suposición incorrecta son los diferentes períodos de tiempo que son examinados en la investigación. "Hoy podemos medir las más pequeñas fluctuaciones en el clima cuando sea que sucedan" explica Kilian Eichenseer. "Aunque si observamos la historia geológica tendremos suerte si podemos determinar cambios climáticos sobre un período de diez mil años."

Por consiguiente, si comparamos el calentamiento global sobre décadas recientes con la ocurrida hace 250 millones de años en el período Pérmico-Triásico, el actual parece increíblemente rápido. Entre 1960 y 2010, la temperatura de los océanos aumentó a una tasa de 0,007 grados por año. "Eso no parece mucho." El Prof. Kießling dice, "pero es 42 veces más rápido que el aumento de temperatura que somos capaces de medir en el período Pérmico-Triásico. A ese momento la temperatura de los océanos aumentaba a que na tasa de 10 grados, pero como sólo somos capaces de limitar el período a 60.000 años, se traduce en una aparentemente baja tasa de 0.00017 grados por año."

Los cambios rápidos son invisibles, no inexistentes

En su estudio los investigadores observaron a alrededor de doscientos análisis de cambios climáticos de varios períodos en la historia geológica. Se hizo evidente que la aparente velocidad del cambio climático parece mas lento cuanto más largos los períodos de tiempo que la temperatura sube o baja. La razón para esto es que sobre grandes períodos cambios rápidos no suceden constantemente en una sola dirección. Siempre hay fases en la que la temperatura permanece constante o incluso desciende —un fenómeno que ha sido observado en el período actual de calentamiento global. "De todas formas somos incapaces de demostrar esas fluctuaciones rápidas en períodos pasados con los métodos disponibles de análisis.

Como consecuencia, la información nos hace creer que el cambio climático ha sido siempre mucho más lento en la historia geológica que a lo que lo es hoy, incluso cuando las más grandes catástrofes ocurren. De todas maneras, ese no es el punto." dice el Prof. Kießling. Si ponemos estos efectos a escala, el aumento de la temperatura en el período Pérmico-Triásico no fue distinto en términos de velocidad al actual. El aumento en la temperatura durante este período esta asociado con una extinción masiva que aniquiló al 90% de los animaleses marinos. Fuente

-------